Home » Crónica de evento, Estatales, Noticias / Novedades, Reportajes

This Town Was Too Hot. Crónica Prince Buster Memorial, 23/12 Sala Upload, Barcelona

Enviado por el 28 diciembre, 2016 – 16:00One Comment

Lo más granado de la escena jamaicana catalana, de ayer, de hoy y de siempre, se dio cita en las horas previas al inicio de las fiestas navideñas para rendir tributo al uno de los gigantes del ska: Cecil Bustamante Campbell, más conocido como Prince Buster.

Renombrado, tras su conversión al islam, como Yussif Muhammad Alí, Prince Buster fue lo más parecido a un camaleón de la música jamaicana. En sus inicios, y debido a su pasado como boxeador aficionado (de ahí le vino el apodo ‘Prince’), trabajó para salvaguardar las espaldas de Clement ‘Coxsone’ Dodd . Finalmente acabó regentando su propia soundsystem callejera ‘The Voice Of The People’ –que también fue un sello-y compitiendo por la hegemonía musical de finales de los 50 en las calles de Kingston con figuras de renombre como Duke Reid o el mismo Coxsone.  Compositor, productor (imprescindible destacar Oh Carolina, 1961) y cantante, Muhammad pasó definitivamente a ocupar –el pasado 8 de septiembre y de pleno derecho- un lugar en el panteón de honor donde descansan las grandes figuras de la cultura musical jamaicana. El autor de temas tan legendarios como Enjoy Yourself, One Step Beyond o Madness falleció, en Miami (Florida, USA), a consecuencia de una enfermedad vascular.

El warm up (igual que el intermedio y el epílogo) corrió a cargo de la sound y los veteranos Dance Crasher Sound. Uno de sus miembros, Manel Tarascó, volvió a ejercer de speaker y dio paso a los músicos.

La veterana banda originaria de Mataró, The Cabrians -quince años en activo-, ofició la ceremonia en la que, además de interpretar sus propias covers de Buster, acompañaron instrumentalmente (aunque no únicamente) a los solistas invitados que fueron subiendo uno tras otro hasta superar la docena. Nombres que no pueden faltar en un recopilatorio que pretenda representar la historia de la música jamaicana en Catalunya. Todos iguales, ante el mismo par de micros. Aunque, cosas de la demografía, unos ya puedan ser considerados leyendas vivientes como La Thorpe Brass (Pele), Dr. Calypso (Luismi y Sheriff) y Skatalà (Pitu y Quique) que –en este preciso orden- cerraron el concierto. Sin embargo, no deben ser subestimadas las aportaciones líricas de los miembros de The Sybarites, The Penguins, ; así como los cameos en solitario de dos Cabrians como Jaume Cuadrada (Mr Freak Ska) o el teclista  Xevi ‘Gos The Boss’ que interpretaron Hard Man Fe Dead y Balhead Pum Pum respetivamente. En total, 34 cortes. El show fue tan largo que incluso hubo un interludio, como en las sesiones de cine antiguas. Dance Cleopatra sonó antes del descanso y el público se deshizo coreando el conocido estribillo instrumental. Hasta la rumba de Los Manolos se coló de mano de los Cabrians para ofrecer al respetable All My Loving en clave rocksteady.

La velada no escatimó en versiones del gran artista jamaicano –todos los invitados interpretaron dos como mínimo, la invitada solo una- y, a medida que avanzaba la noche, fueron cayendo temas tan conocidos como Texas Hold Up (The Cabrians), Wine & Grine (The Sybarites), Rough Rider (Iván Díaz, The Thorpedians) o 30 Pieces Of Silver (The Penguins). Obviamente, no faltó Enjoy Yourself (versionada por los vocalistas de Skatalà) que también sirvió de bis final esta vez con todos los artistas encima del escenario. La sala Upload (Poble Espanyol) registró un lleno absoluto, tanto que hubo quien no pudo conseguir su entrada. Por suerte para