Home » Proyectos ACR, Top 5

Top 5 de Fyahsoul Selecta (Natural Progression Crew)

Enviado por el 19 enero, 2012 – 17:10 Comments

Raphaël “Fyahsoul Selecta” Visse. Libourne. 1975

Hola a todos y todas, me llamo Raphaël (si como el cantante escandaloso…), nací en Francia un 15 de Octubre en 1975 y, por razones familiares, me moví bastante por toda la geografía gala hasta instalarme en la periferia de París en 1990.

En mi casa siempre ha sonado música de todo tipo ya que mis padres eran muy aficionados a escucharla. Por otro lado mis primos, que me llevaban unos pocos años, tocaban todos guitarra, bajo o percusión latina, algo que me acostumbró pronto a escuchar ensayos caseros de horas y a oír discos en bucle, la mayoría de música negra y de rock’n’roll. Por otra parte mi padre fue durante mucho tiempo gerente de discotecas en los 80, en la costa atlántica, y pasé muchas vacaciones de verano en este ambiente,  ahí contacté con el poder del dj y los detalles de su trabajo, su cabina era mi refugio ya que era jovencito y toda esa gente de fiesta me parecía cuando menos acojonante.

En 1995 me ofrecieron un puesto de responsabilidad en el trabajo que desempeñaba con la condición de que me fuera a trabajar a España un tiempo y alcanzara un nivel de castellano aceptable. Con este proyecto entre las manos me vi llegar a la Costa Brava (Tossa de Mar) el día 1 de Mayo de ese mismo año.

 Allí me dí cuenta de que disponía de un acceso diferente (por no decir deficiente) a la música negra comparado con el que tenía en mi país. Pronto me encontré echando de menos lugares donde escuchar buen funk, jazz y, por supuesto, sonidos africanos y caribeños como el zouk, la biguine, la salsa y, por supuesto, el reggae y el raggamuffin. Todo menos el hip hop que estaba en un cierto auge y me hizo disfrutar mucho ( 7 notas, CPV…).

Fiel a mi principio del “hazlo tu mismo” y con el apoyo de amigos y de unos bares legendarios del pueblo, como El Pots o el Sivas, me decido a organizar unas pequeñas sesiones de música negra variada, ya que era bastante inviable en esos tiempos ofrecer sesiones exclusivas de reggae o dancehall. Así, poco a poco, empecé a pillarme los dedos con esta cultura y a ansiar más cantidad y calidad.

Visitaba habitualmente la tienda de discos Rimshot y comenzaron los encuentros con la escena Barcelonesa algunos de sus selectores como Raül (Dance Crasher) o Supah Lion (Luv Messenger). En 2001, Manel, uno de los organizadores del festival reggae de Torellò me propuso una sesión que por molestias físicas no pude atender pero aún así estuve detrás de los platos con gente experimentada. Eso me acabó de inocular el virus del formato sound system y su poder para difundir buenas vibraciones.

 Desde entonces, y a lo largo de mis andaduras por Girona, Barcelona y después Granada, me crucé con mucha gente y algunas personas (que en los dos casos se reconocerán), y que por bien o por mal me enseñaron mucho.

Decidí darle forma a mi proyecto y me autodenominé Fyahsoul Selecta (chulo el tio…jeje). Mi primer proyecto de sound/colectivo se llamo Buckshott Sound, donde se incorporó, naturalmente, Poppa Gud Vybz al poco tiempo (y lo mantiene vivo con el apoyo de Nytto Dread y con muchísimo arte). Mi paso por Girona y Barcelona fue discreto seguramente debido a mi gusto por promocionar la música antes que mi persona, añadiéndole a eso ciertas dosis de timidez enfermiza.

 En 2005 llego a Granada y hago circular unas mixtapes básicas que me abren las puertas de más o menos todas las salas y bares consumidores de reggae de la ciudad como el Upsetter, Pata Palo, Harlem o La Telonera. También conocí a los protagonistas de la escena reggae granadina los cuales me recibieron de forma estupenda y también se reconocerán. Quiero destacar los encuentros con Nasharï Sound, Fuman, Pablo (Rebelmadiaq Sound) y, más tarde, Deïvi (Zion I-Drens) ya que fueron los más productivos y mis aliados en los mejores proyectos, en los que más disfruté, especialmente con Fuman, con quien fundamos la crew Natural Progression y organizamos los eventos Beatz and Vibez en la sala Boogaclub, un proyecto sin pretensiones cuya rentabilidad económica fue nula pero la humana un rotundo éxito. Allí comprobamos, a lo largo de siete ediciones, el poder de la gente que mueve sus discos y sus vibraciones incluso por cero dinero.

Se acabó esta brasa de datos y agradecimientos. Allí va mi top 5 de los lps. Como me fue casi imposible establecer un ranking de los que mas me gustan, me tuve que regir por otro parámetro.

Estos son los 5 lp’s que despertaron mi pasión por el reggae a finales de los 80, y aún así no fue tarea fácil dejar de lado a Gladiators, Shabba Ranks y tantos más.

Gracias de parte de un discreto selector que solo quiso aportar su grano de arena al movimiento reggae estatal, y disculpas por los los olvidos de personas y salas que al final fueron muchas, demasiadas para mi memoria cannabica.

 Big up Reggae.es. 
1Love.

………………………………………………………………………………………………………………………………

1. Bob Marley – African Herbsman

Primer encuentro con un disco que escucharía en bucle hasta el día de hoy ya que no me canso de hacerlo. Representa mi despertar musical absoluto en una edad en la que ni entendía inglés pero, de forma instintiva, me llenó siempre y cuando al tiempo entendí las letras se confirmó lo anterior.

………………………………………………………………………………………………………………………………

2. Serge Gainsbourg – Aux Armes etcetera

Porque es uno de los típicos discos que siempre has visto en casa y un día lo oyes y no te lo crees, este poeta francés con una obra muy amplia y ecléctica ha tocado muchos palos musicales y, en su aventura jamaicana, se rodeó de Sly and Robbie y de las I-Three para grabar, entre otras cosas, una versión del himno nacional francés con una ironía genial y producir dos Lps y un directo que no tienen desperdicio ninguno.

………………………………………………………………………………………………………………………………

3. Peter Tosh – The Toughest

Es la banda sonora de muchos momentazos de mi adolescencia en París y lo hace inolvidable, aparte de que me parece una obra maestra.

………………………………………………………………………………………………………………………………

4. L.K.J. – Forces Of Victory

Sigo buscando algo superior a este disco, fue un shock musical para mi, por su originalidad, la profundidad de su poesía y la impecabilidad de su producción

………………………………………………………………………………………………………………………………

5. Yellowman – Nobody Move

Este día me topé con el poder del digital y del flow del King of Dancehall. Mi tía lo trajo de Londres hacia 1993 y lo desgasté literalmente, el tocadiscos no volvió a funcionar igual de bien cuando acabé de oírlo mil veces por lo menos. Sin hablar de los walkmans que reventaron con esta cinta dentro.

………………………………………………………………………………………………………………………………

Tags: , , , , , , , ,