Home » Proyectos ACR, Reportajes

Murder inna Dancehall: Las raices de la homofobia

Enviado por el 15 mayo, 2012 – 11:13 Comments

Hay homofobia en todo el mundo. En adición a eso, los países en vías de desarrollo parecen tener más problemas a la hora de tratar la homosexualidad. Hay varias razones: las leyes que persiguen a gays y lesbianas, un trasfondo religioso fuertemente entronizado que predica la intolerancia y la falta de educación sobre el tema.

Esta sección reúne extractos de autores que intentan explicar por qué los jamaicanos sufren un problema mayor de homofobia en comparación con otras islas del Caribe. En www.soulrebels.org, encontraréis, en inglés, todos los extractos de la Biblia que tratan la homosexualidad.

La Ley: La antigua ley británica, que data del siglo XIX (1864): el Artículo 76 del Acto de las Ofensas Jamaicanas Contra la Persona castiga el “abominable crimen de la sodomía” con hasta diez años de cárcel con trabajos forzados. El Artículo 79 del mismo acto castiga cualquier acto de intimidad física entre hombres, en público o en privado, con un término de hasta 2 años de cárcel con posibilidad de trabajos forzados. Esta ley sigue en vigor en Jamaica.

Revisando las leyes coloniales, Jeremy Seabrook escribió: ‘las letras musicales que incitan ataques a hombres gays ponen de manifiesto, una vez más, la enredada relación entre la homofobia y el legado del colonialismo. En Jamaica, la sodomía y la indecencia se enmarcaron en el Acto de Ofensas contra la Persona de 1864, derivado del Acto Inglés de 1861. Su redacción es escalofriante: “Quienquiera que sea condenado por el abominable crimen de la sodomía, cometido con personas o animales, puede ser encarcelado y reducido a trabajos forzados hasta un máximo de 10 años”. Cuando se preparó la constitución de los recientemente independizados territorios de Jamaica, Trinidad y Tobago y Barbados en 1962, sus artífices honraron a sus antiguos mandatarios preservando los valores coloniales que, en la propia Gran Bretaña, fueron abolidos en un término de apenas 5 años. Estas leyes tenían sus raíces en la moralidad victoriana, pero fueron aceptados con entusiasmo por la clase media nacionalista negra; y, como muchas actitudes no liberales en el mundo, se filtraron en la sociedad y se tradujeron en un fanatismo virulento entre los pobres; consecuencia, quizá, de haber dejado a la gente sin nada más (incluyendo la promesa de una vida mejor) tras la independencia. Es a partir de esta cultura, fortificada por la cristiandad evangélica contemporánea, que la cultura de la homofobia en la música ha crecido.’ (The Guardian)

Larry Chang (activista gay chino jamaicano): “Se nos conoce, por mérito propio o no, como la sociedad más homófoba de la Tierra. Eso es probablemente una exageración. En cualquier caso, se nos conoce por la homofobia pero la gente nunca para y se pregunta “¿por qué será que el jamaicano reacciona de forma tan inmediata y personal al fenómeno de la homosexualidad?”.  Yo tengo mi propia teoría: creo que es un compendio de cosas. Pero una de las principales es el rol del hombre negro en esta sociedad en general, relacionado con nuestra herencia de la esclavitud y directamente conectado con los hombres jamaicanos en particular. Su autoimagen, su conciencia de sí mismos como hombres. Y desde mi punto de vista, lo que probablemente consideran su función primordial como hombre es la procreación. Y esto es herencia de los días de esclavitud, de hecho es exactamente lo que se esperaba que hiciera el hombre esclavo. Si esto se reconoce como uno de los indicadores de hombría en la psique jamaicana, si no el mayor, podríamos empezar a entender por qué si hay un hombre jamaicano que no encaja en esta categoría, que no escoge ni siquiera pretender que pertenece a esta categoría, se convierte inmediatamente en una amenaza a la seguridad psicológica de la identidad del hombre jamaicano tipo. Porque, en ese momento, se cuestiona la misma base de su existencia. Todo aquello en lo que él ha basado su identidad tiene que ver con la procreación y aquí viene alguien que dice “bueno no, eso no es de lo que voy, voy de algo completamente diferente” (extracto de una entrevista grabada en 2002, disponible en el documental Songs of Freedom).

Kevin O’Brien Chang y Wayne Chen (escritores): La actitud jamaicana de militante anti-homosexual, por parte de hombres y mujeres por igual, es chocante -pocos otros temas inspiran aquí emociones tan fuertes y hay estudios que muestran que una sólida mayoría está a favor de encarcelar a los homosexuales, llegando a una situación en la que “no pasa ni un espectáculo sin al menos una condena sonada que, inevitablemente, arrastra un enorme coro de aprobación por parte de las masas” (Chang & Chen, 204) Barrow & Dalton intentan explicar, aunque no justificar, esta intolerancia. “Algunos psicólogos, con o sin fiabilidad, atribuyen esto a una falta de autoestima real del hombre, en una sociedad en la que el 85% de niños nacen fuera del matrimonio, y la inmensa mayoría de niños no tienen un rol masculino permanente mientras crecen.” Los dichos vienen del libro Reggae routes: the story of Jamaican music, escrito por Kevin O’Brien Chang y Wayne Chen. Temple University Press: Philadelphia, 1998. (inicialmente hallados en el texto The Changes of messages in dancehall de Ben Thielen).

David Auerbach Chiffrin (secretario general de An Nou Alle!, organización LGBT para Martinique, Guadalupe y Guyana Francesa): La gente LGBT de los territorios franceses de este lado del océano o de la parte del África Subsahariana están particularmente expuestos a la homofobia (y al odio asociado al transexualismo o el Sida), así como a enfermedades de transmisión sexual y el riesgo de suicidio por las siguientes razones: 1) La corriente actual de machismo y sexismo en la sociedad 2) La presión de las extensas familias 3) Los comentarios religiosos derivados de una lectura literal de la Biblia o el Corán 4) Los comentarios políticos que claman que las orientaciones de sexo -o género- minoritarias son perversiones iniciadas por los colonialistas o amos de esclavos 5) Los tabús que rodean la simple mención de sexo y sexualidad 6) La necesidad de chivos expiatorios 7) El racismo, que afecta a todos los LGBT de color. (El siguiente texto, del mismo autor, es un análisis más profundo de la homofobia en el Caribe).

Las causas de esta situación de la homofobia antillana son de orden geográfico, histórico e institucional: los factores geográficos son la insularidad y el contexto latinoamericano. Las islas de las pequeñas Antillas en especial, por islas y por pequeñas, son sociedades cerradas donde todo el mundo conoce a todo el mundo, y hay una la mirada colectiva singularmente opresora de las personas LGBT. Estas islas fueron parte integrante de un contexto latinoamericano con su comitiva de violencia verbal o física, violencia que va de la “murder music” interpretada por Krys o Admiral T, calcada de las llamadas a la muerte de ciertos cantante jamaicanos, hasta muertes homófobas cometidas cada año por decenas de personas en México, Brasil, Jamaica y otros lugares.

Los factores históricos se recuperan del pasado colonial y esclavista. El pasado colonial, que ha dejado muchas leyes homófobas en las Antillas anglófonas, participa todavía hoy en día de un contexto social estereotipado, reacio a los avances de los derechos de las minorías sexuales, percibidas como un “regalo envenenado” del antiguo colonialismo destinado a impedir a los descendientes de los esclavos redescubrir sus supuestos valores originales y, de la misma manera, su libertad. El pasado esclavista en particular, siempre presente en las mentalidades, vio el cuerpo de los esclavos reducido a rango de objeto de disfrute de los amos, e induce a algunos de sus descendientes a ver en la homosexualidad una voluntad de los Blancos de retomar posesión del cuerpo del Negro.

Los factores institucionales son la religión y, en las Antillas francesas, la ley francesa. La Iglesia Católica y otras varias instituciones protestantes y sectas particularmente perennes en las Indias Occidentales, equiparan abiertamente la homosexualidad a la pedofilia y la recuerdan constantemente a sus fieles a través de muchos de los pasajes literales homófobos de la Biblia (Levítico, XVIII, 22 y XX, 13 en particular). El derecho francés, los actos de represión y los comentarios homófobos finalmente situaron a las Antillas francesas en una contradicción permanente: atrapadas entre una norma social y una norma legal cada vez más divergentes, la población de Martinique y Guadalupe varió su homofobia, adoptando una cierta discreción a cambio de la contención de la vida homosexual.

La cultura de la familia antillana se forma en el centro de estos factores: la insularidad, el contexto latinoamericano, el pasado colonial y esclavista, la religión, la influencia metropolitana… El concepto de familia extendida es primordial en Martinique y Guadalupe (que representan, respectivamente, poco menos de 400.000 y algo más de 450.000 habitantes): donde quiera que esté, todo el mundo está siempre bajo la mirada de un primo, tío o alguien que lo conoce. Por lo tanto, la familia, ansiosos por proteger su reputación, ejercerá una mayor presión sobre los miembros que son homosexuales. Con más facilidad que en otros lugares, esta presión pasará de la humillación permanente a la violencia física a través del secuestro. Y si la familia decide no ejercer esta presión, es ella la que se estigmatiza: sólo hay que ver los ataques sufridos en Martinique por la familia de Cirile, candidato gay para el programa “Star Academy” emitido por TF1. El exilio aparece así como la solución más viable: la madre puede optar por no pedir nietos a su hijo con la condición de que éste se encuentre lejos, a costa de una desintegración familiar que pone a los más jóvenes en una precaria situación  social y económica con consecuencias, en una edad en la que se juegan su futuro profesional. (Renan Benyamina – Heteroclite – Diciembre 2006)

Donna P. Hope (docente e investigadora del dancehall jamaicano): Discutiendo la homofobia en la música dancehall. “Este tema es sobre los imperativos históricos dados por los colonialistas británicos, que condicionaron a la gente de color del Caribe a verse a sí mismos como seres sexuales: es sobre tenientes patriarcales que apoyan la denominación de hombre heterosexual; es sobre el fundamentalismo cristiano y rastafari que guía a la gran mayoría de nuestros círculos religiosos; y es sobre el rito de paso que los artistas de dancehall deben adoptar para poder reclamar sus posición autorizada como artífices de la palabra jamaicanos… es, por tanto, de una importancia crítica para nosotros cuestionar la naturaleza explícita y vociferante del diálogo anti-homosexual en la sociedad desde finales de los 90. Mi investigación muestra que este aumento de letras dancehall anti-homosexuales es un resultado directo de un  progresivo desenmascaramiento de la homosexualidad (masculina) desde finales de los años 90. Esto se refleja en el incremento del número de emisiones de programas abiertamente homosexuales en horas de máxima audiencia en la televisión por cable a la que tienen acceso los jamaicanos. Estos incluyen Will y Grace, Queer as Folk y Queer Eye for the Straight Guy. Muchas sitcoms populares también emiten episodios que presentan a actores como mujeres y hombres homosexuales. -la formación de J-Flag en 1998 actuó como otro catalizador cuando aumentó la visibilidad de mujeres y hombres gays, jamaicanos y orgullosos. La homosexualidad en Jamaica ha sido tolerada durante muchas décadas, bajo un silencio hipócrita de alguna manera respetable, siempre que los gays hicieran de las suyas en privado y la respuesta al panorama de homosexualidad abierto desde los 90 ha estado generalmente bajo este mismo tipo de silencio respetable. Por otro lado, la respuesta extrema del dancehall ha sido el público incremento de letras anti-homosexuales. En los primeros años, las letras del dancehall mencionaban hombres o mujeres gay en una o dos líneas en una canción. Ahora, canciones completas se dedican a condenar la homosexualidad masculina como una abominación que amenaza con corromper y cambiar la sociedad jamaicana, como el ejemplo bíblico de Sodoma y Gomorra. (Extracto de un artículo de dos partes titulado  ‘Clash: Gays Vs. Dancehall’, publicado en el Jamaica Gleaner, Octubre de 2004).

Decca Aitkenhead (periodista y presentador) Reverendo John Hardy (ministro del New Testament Church of God en Kingston) La homofobia exagerada jamaicana toma sus raices de la exclavitud. En su artículo Their homophobia is our fault, Decca Aitkenhead culpa a la esclavitud de la exagerada homofobia jamaicana: “El vilipendio de la homofobia en Jamaica implica más que un fallo a la hora de aceptar la política postcolonial. Es la incapacidad de reconocer 400 años de historia jamaicana, empezando por la sodomía de hombres esclavos por sus amos blancos como una forma de humillación. La esclavitud sentó las bases de la homofobia y su legado todavía es inequívoco en la exagerada masculinidad de muchos hombres en Jamaica… Cada ingrediente de la homofobia jamaicana implica a Gran Bretaña, cuyo papel ha mantenido las condiciones que han conducido a la homofobia, desde la esclavitud hasta la deuda que hace inaccesible la educación. Que nosotros vilipendiemos a los jamaicanos por una actitud que nosotros mismos hemos diseñado es vergonzoso”. El reverendo jamaicano John Hardy adoptó su ángulo y escribió una columna en Jamaica Observer dos años después citando a Aitkenhead, añadiendo: “Los esclavos negros y muchos de sus descendientes desarrollaron este odio por las actividades homosexuales por las experiencias dolorosas que sus antecedentes sufrieron durante a esclavitud. Se sostiene que, si y cuando, un amo blanco de esclavos sospechaba que los esclavos negros hombres mostraban cualquier signo de resistencia a su esclavización, el tratamiento más brutal y cruel se les aplicaba. Uno de ellos seria la sodomía. La sodomía podía tener lugar de tres maneras: el amo blanco podía sodomizar a los hombres negros en privado o en público; los esclavos negros podían ser obligados a sodomizarse entre ellos enfrente de sus amos y otros miembros de la plantación; objetos de madera como baquetas podían ser utilizados para sodomizar a los hombres esclavos negros hasta que a veces sangre y excrementos salieran de sus cuerpos como borbotones de agua salen de una fuente rota. Es esta experiencia dolorosa y humillante de 400 años de esclavitud la que ha dado vida a la actitud homófoba de los jamaicanos”.  El artículo de Decca Aitkenhead fue criticado severamente por Mark Steyn en el periódico británico The Telegraph: “La noción de que incluso el más calenturiento de los amos de plantaciones pudiera sodomizar a tantos esclavos para inculcar una arraigada homofobia que dure años es exagerada, incluso para occidentales avanzados en el acto de detestarse a sí mismos” (Extracto de The Guardian y The Telegraph, Enero 2005 y Jamaica Observer, Junio 2007)

Un representante de J-Flag y Erin Greene (The Rainbow Alliance of Bahamas) …Pocos se ponen de acuerdo sobre la fuente de esa homofobia. Pero la mayoría coinciden en que la iglesia juega un papel crucial. “La cristiandad evangélica es muy fuerte, y hay un pudor y una hipocresía que vienen con ello” dijo un representante de J-Flag. “Ignoran la parte que dice que no se ha de practicar sexo fuera del matrimonio y se centran en los gays”. Otros claman que el simple tamaño de las islas caribeñas las hace más conservadoras. “Mientras estés atrapado cerca de tu familia, nunca tienes realmente el espacio necesario para tomar la clase de decisiones sobre tu vida que retarían a los valores y prácticas con los que has crecido” dijo Erin Greene, miembro de la Rainbow Alliance de las cercanas Bahamas. La particularmente violenta expresión que la homofobia en Jamaica, muchos coinciden, es el reflejo de una sociedad violenta. En 2002, 1405 personas fueron asesinadas, y según Amnistía Internacional, Jamaica tiene el mayor número de asesinatos policiales per cápita en el mundo. En el periódico nacional, The Daily Gleaner, el recuento de muertes se pone al día de forma diaria, entre las previsiones del tiempo y los números ganadores de lotería. “lo peor es ver a niños de 3 y 4 años cantando canciones sobre Chi Chi Man” dijo un representante de J-Flag. “Aprenden desde una edad temprana que la violencia contra las personas gays es aceptable”  (Extracto de The Guardian, Junio 2004).

Delroy Constantine-Simms (Editor del libro: The Greatest Taboo: Homosexuality In Black Communities): ¿Por qué es la homosexualidad el mayor tabú en la cultura negra? Delroy Constantine-Simms: “Se debe aclarar desde el principio que la cultura negra es tan diversa como cualquier otra cultura, pero respecto a la homosexualidad la percepción general en la cultura negra es que, al igual que la cristiandad, es una imposición cultural hecha por los europeos a los africanos. Debe quedar claro que la religión, más específicamente la religión cristiana, juega un papel muy importante a la hora de reforzar este tabú. Sin embargo, uno tiene que recordar también que las percepciones míticas de sexualidad y destreza negra se centran en la heterosexualidad, no en la homosexualidad. Dado esto, cualquier desviación de la norma se ve inaceptable en muchos sectores de la comunidad negra excepto en las artes, hasta cierto punto. En realidad, la comunidad negra sabe que la homosexualidad existe; la regla silenciosa es que podemos saberlo, pero no mostrarlo. “La expresión abierta de la homosexualidad puede dañar tu salud seriamente” si no se expresa en el contexto adecuado y entre las personas adecuadas. ¡En muchos casos estas personas suelen ser de raza blanca! Más importante, los estereotipos universales sobre la sexualidad negra son tan fuertes, que los negros de todo el mundo han de reforzar el despliegue sobre su propia sexualidad, hasta el límite de que cualquier cosa fuera de la heterosexualidad es descartada y no se permite que se muestre abiertamente en la cultura negra (con muy pocas excepciones). Uno solo tiene que echar un vistazo a la música, cine y literatura negra contemporánea para entender que las expresiones sobre la diversidad sexual no se toleran. Si se expresa, es más probable que lo haga en términos de lesbianismo. Supón que DMX declarase su amor a LL Cool J, imagina qué pasaría. ¡Alguien moriría en cuestión de una semana!” (Extracto de Greatest Taboo: Homosexuality In Black Community Experiences, Abril 2001).

Ilan Greenberg (Periodista con base en Nueva York): “…Hasta hace aproximadamente 20 años, los jamaicanos con los que he hablado recordaban que los hombres no se preocupaban por haberse rozado accidentalmente con otro hombre en un autobús de línea. La homosexualidad se escondía pero no era radiactiva. Eso cambió a principios de los 90, precisamente el tiempo en el que emergía el dancehall, con sus artistas exhortando al los fans a salir a la calle y atacar a la gente gay. La culpabilidad del dancehall es clara – es realmente la gran diferencia entre otros países caribeños y Jamaica. Otros países tienen el culto de la masculinidad e iglesias poderosas, pero lo que no tienen es dancehall” dijo Baz Dreisinger, profesor en John Jay College en Nueva York y un prominente crítico de música popular que ha publicado extensamente sobre música jamaicana. La dicotomía entre la democracia de Jamaica y la forma de la que trata a las minorías sexuales es “particularmente chocante” dijo Rebecca Schlieffer, investigadora en el Observatorio de Derechos Humanos: “Choca que un país con una democracia tan llena de vida y una historia pionera de protecciones de los derechos humanos de grupos vulnerables ignore completamente la ley internacional y no proteja a las personas” (Extracto de Murder Music, Diciembre 2010).

Comentarios de la Jamaica rural:

En el West End Road de Negril, que tiene cicatrices frescas del paso del huracán Iván el pasado otoño, un hombre desempleado llamado Robert dice que el sentimiento anti-homosexual que prevalece en Jamaica se basa en la creencia de que la homosexualidad extiende enfermedades y obstaculiza la reproducción. El primer ministro del país, P. J. Patterson, de momento no ha contestado a las peticiones de cambiar las leyes antigay de Jamaica ni de hacer más para proteger a los gays jamaicanos de los ataques por parte de individuales y de la policía (Extracto de The Boston Globe, Abril 2005)

…Montego Bay es una comunidad pequeña. Yo tenía problemas en casa con mi familia, en el colegio y en la iglesia, donde me había implicado mucho. Una de las razones por las que Jamaica es tan homófoba es que la religión es todo fuego y azufre sobre un tema que es contrario a Dios. La gente me hacía sentirme mal en la iglesia. Una vez estaba sentado en una congregación mientras el predicador lanzaba llamas sobre las maldades de la homosexualidad. Dijo que los gays deberían ser apedreados. Como todos los demás, yo grite “amén.”… La homofobia rastafari es una experiencia que a Robert le resulta familiar: “El problema está arraigado en la sociedad en Jamaica. Es un lugar muy macho. Hay djs y músicos que usan letras que hablan de atacar a la gente gay. La gente joven lo repite y lo lleva a la práctica – siguen el liderazgo de estos roles modelo”  (Extracto de One Love, July 2004)

Comentarios interesantes encontrados en artículos:

Phillip Pike (autor del documental the Songs Of Freedom): …“La experiencia de Jamaica relacionada con la esclavitud fue más dura, más sucia y más fea que muchas de las otras islas del Caribe y es por eso que la homofobia en Jamaica es cualitativamente de otro tipo comparada con estas islas. Tengo una prima que estudió derecho en Barbados. Ahora, la University of the West Indies es una universidad regional así que en Barbados tienen a estudiantes de todo el Caribe y ella dice que, invariablemente, cuando llegaba el momento de hablar de las leyes sobre sodomía en los seminarios, siempre eran los hombres jamaicanos los que presentaban la reacción más virulenta a la conversación. Claro que los hombres de Grenada y los de Trinidad reaccionaban, pero de alguna manera los jamaicanos se pasaban mucho más de la raya. No sé, quizá la tensión jamaicana es más violenta, pero sigo creyendo que eso puede cambiar. (Randy Shulman – MetroWeekly – Abril 2003)

Sidney McGill (psicóloga jamaicana): McGill dijo que claramente hay una comunidad gay creciente en la isla. Es más, él dice que es solo cuestión de tiempo antes de que los jamaicanos no tengan otra opción que aceptar el estilo de vida. “Creo que la comunidad heterosexual en la sociedad, en su miedo de la homosexualidad, no quieren mirar más allá de sus propias narices. Si lo hicieran, verían una creciente comunidad homosexual alternativa viviendo en el subterráneo” dijo McGill al Sunday Observer. “Esta comunidad tiene a profesionales inteligentes en casi cualquier campo , incluyendo el académico, y tiene mucho poder aunque ese poder es invisible. Con el tiempo se convertirá en visible, que es lo que estamos viendo más y más ahora – la audacia y el coraje, las muestras de coraje. Ellos quedan por la noche, entre ellos y tienen sus fiestas etc. ahora ya están quedando durante el día y en público”.  La aceptación, por parte de la isla, de la cultura norteamericana, dijo él, es tanta que conllevará la aceptación de la homosexualidad con el tiempo. “La escena norteamericana nos influye mucho, es solo cuestión de tiempo hasta que la mayoría de los jamaicanos tenga que aceptar la homosexualidad como una alternativa de modo de vida viable” dijo McGill. Entretanto, como su colega, él dijo que los homosexuales estaban en una misión de aceptación. “Es indicativo que el homosexual en la comunidad se vuelva más audaz, en una misión de salida del armario en sentido colectivo. Y luego están las comunidades homosexuales relacionadas con bandas, que consiguen un nivel de protección que les permite salir del armario sin demasiado miedo,” dijo McGill, que visita a homosexuales en el centro de familia y asesoramiento del que es responsable (Extracto de Jamaica Observer, Julio 2007).

Análisis de gaychurch.org: Jesús nunca dijo nada a favor ni en contra de la homosexualidad. Esto plantea la cuestión: Si la homosexualidad realmente es el pecado que merece la condena eterna, como algunos creen que es, ¿por qué Jesús nunca habló de ello? Habló extensamente de todo lo relacionado con cada uno de los pecados listados en 1 Corintios  6:9-11 y Timoteo 1:9-10. ¿Por qué se dejó este?

Fuente original: www.soulrebels.org
Traducción: Reborn4theVibe

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios

  1. no_flags dice:

    buena iniciativa…puntos de vista y realidades diferentes

  2. […] Murder inna Dancehall: Las raices de la homofobia Posted in Costa Occidental De Isla Mujeres on Sep 5th, 2010 | 0 comments Murder inna Dancehall: Las raices de la homofobia Kevin O'Brien Chang y Wayne Chen (escritores): La actitud jamaicana de militante anti-homosexual, por parte de hombres y mujeres por igual, es chocante -pocos otros temas inspiran aquí emociones tan fuertes y hay estudios que muestran que una sólida … Read more on Reggae.es […]