Home » Proyectos ACR, Reportajes

ACR Meetings: El Reggae en Euskadi

Enviado por el 17 agosto, 2012 – 14:31 Comments

Arranca la 19ª edición de Rototom y con ella la nueva entrega de ACR meetings, centrada hoy en el reggae en territorio español. Dos pesos pesados del género, las bandas Potato y Kannabis, son representadas, por Pedro “Aianai” Espinosa y Elena López los primeros y por Julián Díaz los segundos.

Aianai, “el primer poeta del dub” en palabras del coordinador de ACR meetings, abre la caja de la historia de Potato: él mismo y Juancho, un amigo que con el tiempo dio tirón adicional a la banda por su color y orígenes, dieron vida a un proyecto musical autogestionado a principios de los 80. El desencanto político que azotaba la sociedad en la era post-Franco contribuyó a la proliferación del rock radical como movimiento. El rock radical, abanderado por grupos como La Polla Rekords, Barricada o Eskorbuto aunaba el consumo de alcohol y drogas, el descontrol y la creciente violencia en entornos musicales. Potato nació como una cooperativa musical de línea punk en contraposición a esa tendencia, dentro del movimiento “La Euskadi tropical”, que llamaba a la calma social y a desterrar las manifestaciones violentas de la música.

Potato debuta en la nochevieja de 1984 con tintes punk y evoluciona hacia el reggae con un discurso libertario de función social y reivindicativa. Tras más de dos décadas sobre el escenario, dentro y fuera de España y con distintos integrantes según épocas, el 5 de enero de 2008 Potato se despide para siempre con un último concierto oficial, “Gracias y agur”. Actualmente hay en proceso una disputa legal con uno de los ex-componentes, que decidió retomar la actividad del grupo sin el consentimiento (ni conocimiento) del resto de sus miembros. Pedro y Elena declinan hacer juicios al respecto y aconsejan que preguntemos al otro implicado (ausente).

Kannabis, por su parte, nació siguiendo el flujo jamaicano de la mano de cuatro amigos que, tras varios años de dedicación a la música (algunos, ¡desde los 10 años!), convirtieron su pasión por el reggae en una profesión. Kannabis querían hacer reggae, no por la estética rastafari que estaba en boga y con la cual no se identificaban, sino por el contenido musical y la fuerza de sus letras. Entre las referencias que contribuyeron a su nacimiento, citan a los abanderados del género de los 70 y 80… el roots más puro influyó en la creación del reggae en Euskadi.

Kannabis, establecida en el panorama como una banda de reggae y Potato, autodefinido como banda punky-reggae-party, provienen de la zona de Vitoria, una ciudad a priori entendida como tranquila, sin agitación cultural. Nada más lejos de la realidad: a lo largo de los años Vitoria ha dado a luz numerosas iniciativas sociales, muchas de ellas a través de partituras. Los invitados coinciden en que esta parte de España presenta una particular sintonía con las vibraciones jamaicanas y está muy, muy viva.

La sala del Reggae University Camp, que ha comenzado con un tímido índice de asistencia debido al reciente arranque del festival y al calor sofocante de agosto a mediodía, despide a los componentes de Potato y al fundador de Kannabis cerca de las seis de la tarde con casi todas las sillas ocupadas. A lo lejos ya se oye el primer beat de la tarde. Rototom despierta.

Texto: 4theVibe
Fotos: Carlo Crippa