Home » Proyectos ACR, Reportajes

Foro Social: Internet reestructura la dimensión global de la ciudadanía

Enviado por el 17 agosto, 2012 – 18:44 Comments

¿Se puede considerar a Facebook como la tercera nación del mundo, si tenemos en cuenta que en ese espacio virtual convergen más de 900 millones de personas que se conectan desde cualquier punto del planeta? ¿Tienen derechos los ciudadanos virtuales que caminan por esta u otras redes sociales que se han convertido en enormes exposiciones virtuales de experiencias vitales? ¿Están los usuarios interesados en sus derechos o es sólo la necesidad de comunicar lo que importa?

Estas son algunas cuestiones que han surgido durante el primer debate del Foro Social, titulado  Internet Democracy: oportunidades y riesgos de la conexión global,  y en el que hemos tenido el privilegio de charlar por videoconferencia con Rick Falkvinge, fundador del Partido Pirata sueco, para quien Internet se perfila como “el gran elemento igualador de los ciudadanos, independientemente de su clase social, su lugar de origen o sus condiciones sociales. Celebremos que todos podemos tener voz en internet, publicar informaciones, opinar. Es por esto que Internet es tan importante para la democracia. Es la voz de la gente contra la voz de la industria y las grandes corporaciones”.  Actualmente, existen más de cincuenta organizaciones políticas en todo el mundo que han seguido el ejemplo de Falkvinge y los suyos, y se han convertido en partidos pirata. “No nos escuchaban como activistas. Sí como políticos. La única diferencia entre nosotros y otros activistas es que puedes votar por nosotros”, afirma.

Sobre los derechos de los internautas y la protección de datos privados, el jurista, catedrático de la Sapienza y periodista Stefabo Rodotá, ha destacado que “en la defensa de los derechos fundamentales en Internet, la privacidad es una precondición del derecho a manifestar libremente el pensamiento. Debemos tomar conciencia, además, de que la red permite movilizaciones sociales sin precedentes. Hoy en día, dos o tres personas pueden organizar manifestaciones de millones de personas. Si la democracia participativa quiere sobrevivir, necesita garantías, protocolos para poder interpretar esta nueva democracia ciudadana”.

Por su parte, el periodista y escritor Juan Gómez Jurado, autor de cuatro novelas y del artículo “La Piratería no existe” contra la polémica Ley Sinde, (“una de las mayores estupideces que se han hecho en este país”, según el autor),  ha recordado la importancia de cada individuo como agente participativo del cambio social: “No haremos nada si nos damos cuenta de que somos nosotros quienes manejamos las herramientas necesarias para el cambio”.  Gómez Jurado colgó su primera novela en una web para que pudiera ser descargada a cambio de donar euro a una asociación benéfica: “En dos horas, conseguimos salvar siete mil vidas, a razón de diez euros que cuesta una vacuna polivalente que ponen a los niños y les previene de enfermedades que en otro caso serían mortales. Uno puso la idea, otro el diseño del logo, aquel ofreció el hosting…” En total, más de 70.000 euros donados a Save The Children y varias novelas a disposición de los lectores son el verdadero ejemplo del poder de esta nueva revolución social.

El debate ha finalizado con la celebración de la noticia de que el gobierno ecuatoriano ha concedido asilo político a Julianne Assange, fundador de Wikileaks. “No hay fronteras estatales para los secretos soberanos, y para que los ciudadanos puedan conocer cómo se dirime su futuro. Hay que piratear el periodismo para así, quizá, poder revolucionar la democracia”, concluía  Victor Sampedro, Catedrático de Comunicación Política y Opinión Pública de la Universidad Rey Juan Carlos.

Esta primera jornada del Foro Social ha acogido también la presentación del documental “Armenio”, producido por la ONG Acción contra el Hambre y protagonizado por el músico libanés de ascendencia armenia Ara Malikian, que ofrece una mirada a la riqueza de la cultura y las gentes del país a través del lenguaje de la música, y reflexiona sobre el hambre silenciosa que impera en muchos países de la Gran Europa.  Además, el futbolista del Villareal C.F. y campeón de Europa con la selección española Marcos Senna, ha compartido con el público del Foro Social su experiencia transformadora de la realidad gracias a la Fundación que lleva su nombre, en la charla titulada  “El deporte como motor de inserción social”,  que ha compartido con el periodista deportivo Edu Chova.

Texto: Pilar Robledo
Fotos: Carlo Crippa