Home » Proyectos ACR, Reportajes

Crónica Reggae Sun Ska Festival

Enviado por el 28 agosto, 2012 – 23:40 Comments

principal reggae sun skaDia1: Los abonos para asistir al festival se habían agotado con una semana de antelación, las entradas para el sábado también. El jueves por la noche, un día antes de que empezase el festival, el camping colgaba el cartel de “completo”, así que todo el público que llegó el viernes se las tuvo que apañar para acampar donde pudiese y parte decidió tirar hacia los viñedos que rodean al pueblo. El festival tiene lugar en Pauillac (Medoc), cerca de Burdeos, la región donde se encuentran los mejores vinos del mundo, al menos los más caros. Era curioso ver a muchos grupos acampados y haciendo barbacoas entre cepas millonarias. El pueblo es muy acojedor, pero es posible que no esté preparado para recibir semejante afluencia de público. Los organizadores confirman que se vendieron 80.000 entradas entre los 3 días.

El recinto, al aire libre y muy amplio, se dividía en tres zonas: una zona con puestos de comida, ropa y artesanía; otra zona con dos escenarios gigantes pegados, por donde pasarían los artistas más importantes, alternándose(una gran opción para evitar largas esperas entre grupo y grupo); y una tercera zona, el escenario “Rebel music” algo más pequeño. El recinto era perfecto, salvo por que solo tenía una entrada, que también se hacía la función de salida, así que a lo largo del fin de semana se colapsó varias veces.

Los encargados de abrir el festival eran tres jóvenes promesas del Reggae francés, que apuntan muy alto. Los horarios del escenario secundario eran confusos, indicaban que los artistas saldrían juntos a hacer un directo de 3 horas pero al final salieron en el orden inverso al que indicaba, haciendo shows individuales de menos de una hora. El primero en salir fue Naaman, un chaval que con su primera maqueta está reventando la escena francesa underground, gracias a un estilo fresco en el que podemos apreciar influencias desde el roots clásico hasta el rap francés más hardcore. Un directo muy potente en el que demostraba toda su versatilidad y carisma, y que ponía el listón muy alto. Aunque la maqueta tiene pocos meses, el público coreaba casi todas las canciones, y se volvió loco cuando cerró con la canción “Skanking Shoes”…habrá que estar atento a la carrera de este chico.

Por la zona principal comenzaban a desfilar algunas leyendas del reggae, el primero en hacerlo era Dennis Alcapone acompañado por Winston Reedy. Dennis lleva mucho tiempo sin publicar nada nuevo, lo que hace que no goce de mucha fama entre las nuevas generaciones, y pocos se acercaron a verle. Un directo elegante y personal, como su estilo, pero que quedó algo deslucido por el escaso público que había para un escenario tan grande.

Sin cambiar de escenario, con la misma ranking band, The Mighty Diamonds tomaban el relevo de Dennis y Winston. Estos tres genios que fueron unos de los impulsores del reggae consciente y espiritual ofrecieron un directo sublime. Se les vió disfrutar de lo lindo, el sonido era perfecto, los espacios entre el público se iban llenando y nos deleitaron con sus armónicos y su perfecta compenetración. Pablo Moses vendría después con su poesía de los oprimidos, con un sonido roots con destellos de dub, que sumados a su característica voz consiguieron un concierto especial, muy apreciado por los asistentes de mayor edad.

pablo moses reggae sun skaA la vez que Moses, Bazil era el siguiente en saltar al escenario “Rebel Music” y aunque cada vez había más público en torno al escenario, daba la sensación que no llegaba a conectar tanto como Naaman. La verdad es que ofreció un directo lleno de energía, tanto que poco a poco consiguió ganarse a todos los asistentes hasta ponerlos a bailar y saltar como posesos. Cerraba la terna de promesas Dar-K, quizá algo más conocido dentro de nuestras fronteras, pues hace poco vino al Nowa-Reggae. Dar-K demostró que encima de un escenario tiene muchas tablas, es de esos artistas carismáticos que se mete al público en el bolsillo desde el primer tema ya que en directo aumenta su vigor pero sin perder su tendencia hacia las lineas melódicas que le caracterizan.

No había terminado aun Dar-K pero en la zona principal comenzaba una de las perlas del festival. Tarrus Riley hacia su aparición en el escenario “One Love”, ataviado como un soldado de Jah, con ropa militar y una bandera etíope. El espectacular directo del jamaicano consistió, basicamente, en un repaso a los temas más conocidos del disco “Contagious”, y la presentación de su nuevo disco “Mecoustic”, muy bien recibido por parte del público francés. Los mejores momentos de la actuación llegaron con “She Is Royal” y especialmente con “Good Girl Gone Bad”. Tremenda actuación la del señor Riley, que conseguía que todos nos olvidasemos de lo complicado que había sido llegar y entrar en el festival. A uno le puede gustar más o menos la música de este neoyorquino, pero nadie puede negar su profesionalidad, ni su calidad artística, ni su implicación con la cultura jamaicana.

Casi en paralelo, un huracán sacudía al escenario pequeño. Desde Londres llegaba General Levy para mostrar lo polifacético que puede llegar a ser, dominando muchos estilos, desde el roots hasta el jungle pasando por momentos de auténtico british rap. Un directo lleno de fuerza realizado con el apoyo del sound Irie Ites que hizo las delicias de todo aquel que no estaba viendo a Tarrus. ¡Booyaka!

Llegaba el turno de Ayo, una diva del neo-soul que desde Alemania nos acercaba su música. Aunque no llegue a ser Reggae se perciben influencias de la música jamaicana en casi todo su repertorio. Una delicia de directo, de lo mejor del festival.

Quedaban dos de los grupos más importantes del panorama francés, Le Peuple de L’Herve y Danakil. Los primeros son un grupo de difícil clasificación, hacen música electrónica con gran influencia dub, con destellos de rap y música africana, todo un sinónimo de fiesta. El show comenzaba un poco antes de la media noche, y los asistentes estaban eufóricos, bailando y saltando como posesos hasta que el sonido del escenario se estropeó. De repente perdía potencia y pese a los intentos de la organización por arreglar el sistema de sonido, el concierto se tuvo que cancelar cuando no llevaba ni media hora, con el consiguiente cabreo de la banda y de todos los asistentes.

Por suerte, en el escenario contiguo todo estaba listo para que Danakil empezase a sonar. Puede que en nuestro país no sea un grupo muy conocido, pero es uno de los puntales de la escena francesa y la verdad es que el concierto fue espectacular. La comunión con el público era evidente desde los primeros acordes, coreaba todos los estribillos, estaba sumiso a las ordenes de Balik, cantante del grupo, un tipo alegre, divertido y de gran carisma que sabe perfectamente como conducir un concierto después de muchos años en los circuitos underground. El grupo apuesta por el roots más clásico, casi ortodoxo, con alguna influencia de reggae africano. El concierto llegaba a su fín con el himno de la banda, “Marley”, y muchos de los asistentes enfilaron hacia el camping o hacia el escenario pequeño, pensando que la actuación de Mr.Vegas se iba a suspender por los problemas con el sonido.

La organización no informaba sobre la actuación de Mr Vegas, pero una hora después de que terminase Danakil, apareció el jamaicano con su energía característica, aunque algo cambiado. No diremos que el artista haya sufrido una revolución interna al estilo Buju, pero si que cada vez se acerca más al new roots. Incluso su aspecto está cada vez más lejos de la estética rudebwoy para adoptar una actitud más humilde y pacifista, que no menos entusiasta. El directo no defraudó ni un poco, y se estiró mucho más allá de la hora en la que supuestamente se acababan los conciertos, algo que agradeció el público después de un día duro. Repaso todos y cada uno de los hits de su carrera como “Heads High” o “I am blessed” y cantó solo algunos de los temas de su disco nuevo, dándole al público lo que habia venido a buscar. El concierto acabó tan tarde que ya estaba terminando la sesión del mítico sound system Stone Love, pero no era grave pues era el encargado de cerrar el festival los tres días.

Dia 2: El sábado se presentaba como una jornada grande, no quedaban entradas desde hacía una semana, el día había amanecido con un sol radiante y la organización iba solucionando casi todos los problemas del día anterior, casi todos menos el tema de los baños en el camping. No puede ser que un festival con artistas de la talla de Damian Marley o Jimmy Cliff no disponga de unos baños preparados para una afluencia masiva de gente. Las duchas (más bien mangueras) eran insuficientes y los retretes también. Eso dentro del camping, toda la gente que se quedó fuera tuvo que tirar de ingénio para poder asearse.

La música comenzaba a sonar a las 5 de la tarde en el escenario rebel music, Chezidek era el encargado de calentar a los primeros asistentes. El cantante es bastante conocido por un tema, “Call pon dem”, que estaba incluido dentro de la banda sonora del videojuego GTA IV. Ofreció un recital interesante entre roots y new roots, con conciencia espiritual y una calidad artística más que aceptable.

Todavía en el escenario secundario, tomaban el relevo Balik et Brahim, un nuevo proyecto del cantante de Danakil donde tiene una mayor libertad artística. Acompañado por un clásico de la escena francesa, sigue sonando reggae, pero por momentos los ritmos son más variados, new roots, dancehall o incluso hip-hop. Un directo potente y energético que servía para calentar al público de cara a las 3 siguientes actuaciones, auténticos mitos andantes.

La zona principal abría con The Congos. Ni rastro de los problemas de sonido de la noche anterior. La impresión al verles subir al escenario era que están mayores para dar conciertos, parecen 3 entrañables abuelitos. Pero cuando empezó a sonar la música dejaron claro que no están de gira solo por hacer caja. Durante media hora demostraron que se siguen divirtiendo, que tienen ganas y fuerzas suficientes para conseguir un directo sobresaliente.

Llegaba la hora de Max Romeo. No sabemos si es que estaba enfermo, pero al bueno de Max le vimos en baja forma. En un concierto de 40 minutos se le notó falto de energía y pudimos apreciar como en los últimos temas se quedaba sin voz, motivo por el cual salieron algunos músicos a acompañarle, entre ellos un niño de menos de 10 años, que realizó una interesante versión de “Chase the devil” que no era lo que esperábamos escuchar, pero al menos sorprendió.

lee perry ska sunEra el turno de uno de los músicos más trascendentales de la historia de la música jamaicana. Con Lee “Scatch” Perry uno no sabe donde acaba la genialidad y donde empieza la locura. El concierto comenzó con una espectacular versión de “Jah Live”. Con más de 75 años, la voz de Perry ya no es lo que era, pero su sola presencia, su misticismo, sus disfraces, su pelo teñido y su obsesión con el fuego, hacen que merezca la pena acercarse a verle. En un momento se acercó a los focos y agarró una bombilla, que podía llevar dos horas encendida, sin inmutarse. Un directo lleno de clásicos que no defraudó a nadie.

Después de un pequeño descanso, llegaba la hora de uno de los grupos más importantes de Norteamérica. Groundation se subía al escenario One Love con “The Professor” a la cabeza para dar una clase maestra de roots con toques de jazz. Lástima que hubiese demasiada gente en la zona principal, lo que provocó que el sonido, que hasta este concierto había sonado perfectamente, se quedase un poco corto de potencia. La parte delantera estaba saturada de gente, pero en la parte de atrás no se escuchaba del todo bien. El nuevo disco, “Building An Ark”, suena aún mejor en directo que en la grabación original. El grupo se encuentra en un punto de madurez artística que hizo que la hora y media que duró su actuación se quedase corta.

Supuestamente debía comenzar el concierto de Damian Marley, pero la organización informó que se retrasaría, al menos una hora, y de que adelantaría el concierto de Natty Jean para amenizar la espera. Natty Jean es la nueva estrella del reggae africano que viene de la mano del sello Baco, creado por el grupo Danakil. Entre los franceses tuvo una buena acogida, especialmente el single “I believe”.

Mucha gente abandonó los escenarios principales para acercarse al Rebel Music, donde se estaban produciendo dos de las actuaciones más destacables del festival. Era el turno de artistas jóvenes que venían a enseñarnos los sonidos más modernos derivados de la música jamaicana. El colectivo francés Iphaze lo reventó con dub que tiende al drum and bass y dejó a la gente saciada de ritmos rápidos. Tras ellos llegaba desde escocia uno de los sound systems más innovadores de toda la escena, Mungo’s Hifi, acompañados por Soom T. Siendo fieles a los sonidos y tradiciones jamaicanas, son capaces de ofrecer una sesión muy moderna, elegante y bailable. Sin duda, unos de los triunfadores del festival.

damian reggae sun skaLlegaba el gran momento del día, la única actuación que iba a ofrecer Damian Marley en todo 2012 en territorio europeo. Estaba claro que era el hombre más esperado por el público, posiblemente es el artista de reggae con más conexiones con el Mainstream, lo que le ha proporcionado mucha fama. Durante la espera varias chicas tuvieron que ser evacuadas por la aglomeración de gente. El concierto no empezó muy bien, cuando la banda empezó a tocar salío al escenario una joven cantante jamaicana, mientras que todos esperaban al hijo menor de los Marley. Cantó dos temas melódicos y facilones, casi R’n’B y dejó paso a otro cantante, Cristopher Ellis, hijo del mito del rocksteady, Alton. No es que lo hiciese mal, para nada, pero los asistentes llevaban esperando a Damian desde hacía horas y veían que se estaba haciendo tarde y se temían lo peor.

 

Finalmente, apareció en el escenario al son de “Make it Bun Dem”, el hit producido por Skrillex. Todos los temas eran coreados por el público, entregado como con ningún otro artista. El repertorio consistió en un popurrí de sus temas más famosos, desde sus discos en solitario hasta algún tema del del proyecto Distant Relatives. La verdad es que muchos temas pierden fuerza e intensidad en directo. No es que Jr Gong le ponga poco empeño, de hecho, cuando llevaba algo menos de una hora de concierto su voz comenzó a fallar, pero no creo que entre en el saco de artistas que mejoran en directo. El concierto terminaba dejando cierta sensación de desilusión entre el público. Al menos hoy si que tendríamos tiempo de acercarnos a escuchar al histórico sound system Stone Love. La oportunidad de ver pinchar al más antiguo de todos los sounds de la isla es irrechazable para cualquier amante del reggae.

Día 3: Después de dos días donde la climatología nos había respetado, el domingo por la mañana se puso a llover. Por un momento todo apuntaba a que el último día de festival iba a convertirse en una guerra de barro, pero por suerte salió el sol a medio día con mucha fuerza y secó casi todos los charcos.

El tercer día, domingo, los conciertos empezaban antes y también terminaban antes, el telón del escenario Rebel Music abría a las 3, y a partir de las cuatro y media comenzaba una pequeña joya para los nostálgicos. El Studio One Review es un proyecto donde varios de los músicos que pertenecían al estudio de Coxone Dodd se han vuelto a juntar bajo la batuta del selector Soul Stereo para rendir homenaje al lugar donde se forjó la música jamaicana. Una actuación especial, donde hombres de la talla de Alpheus, Lone Ranger, Carlton Livingston y Jim Brown repasaban temas míticos del estudio aunque muchos no fuesen ni escritos ni interpretados originalmente por ellos.

La británica Hollie Cook abría la zona principal, presentando su disco nuevo “Hollie Cook in Dub”. El primer disco de la hija del batería de los sex pistols tenía ciertas influencias de la música jamaicana, pero no se podía considerar estrictamente reggae. En su último disco, al lado de Prince Fatty consigue un sonido moderno, claramente Reggae, aunque no olvida su pasión por la fusión. Una hora de concierto, muy variado y animado.

Llegaba el turno de dos viejas glorias del reggae que compartían banda. Horace Andy y, especialmente, Johnny Clarke pusieron a todo el público a bailar con sus melodías y lineas de bajo clásicas. Un directo quizá algo monótono, pero apreciado por los más puristas.

Antes de pasar a los platos fuertes del día llegaba el momento de Sebastian Sturm. De origen indonesio, es una de las grandes promesas del reggae alemán con su apuesta por el reggae clásico. No era fácil llegar a la altura de sus dos predecesores, pero Sturm no se quedó corto y realizó un concierto muy entretenido dejando claro que es una apuesta segura de cara al futuro, un pedazo de artista.

Anthony B da la sensación que mejora cada año que pasa, al menos sus actuaciones en directo. Presentando su último disco “Freedom Fighter” y repasando temas clásicos como “Police” o “System”, , supo conducir al público tan bien que la hora y pico que pasó sobre el escenario se hizo corta y dejó el escenario Rebel Music casi vacío, pese a la dupla que actuaba.

En el escenario pequeño Jah Mason y Fantan Mojah se encontraron con que Anthony B les había robado casi todo el protagonismo y muy poca gente estaba por ahí cuando comenzaron su show. Pero en vez de desmotivarles hizo que entendiesen que los que si estaban viéndoles eran auténticos fans capaces de renunciar a una estrella con tal de verles en directo. Dos genios del new roots que dejaron muy pequeño el escenario, poco a poco fueron aumentando la audiencia y consiguieron que todos los que renunciaron al concierto de Anthony B se sintiesen más que satisfechos. Algunos temas como “My Princess Gone” o“Rasta Got Soul” podrían ser considerados ya clásicos y en directo suenan especialmente bien. Al terminar el concierto, el público había llenado todo el espacio y les despidió con una gran ovación.

Normalmente, cualquier concierto de Jimmy Cliff es una auténtica fiesta, pero encima ahora está viviendo una segunda (o tercera) juventud, tras la publicación de su álbum “Rebirth”. El disco es una vuelta a sus raíces, y suena casi mejor que nunca. El concierto era la presentación del disco en Francia, por lo que interpretó casi todos los temas con una gran respuesta por parte del público. Intercalaba, entre las nuevas canciones, casi todas las que le han convertido en el mayor icono vivo del reggae, desde “the Harder they come” hasta “I Can See Clearly”. Un directo lleno de energía, con Jimmy comiéndose el escenario y el público cantando casi todas las canciones de principio a fin. Fin, que como es habitual en él llegó con la canción “One more”.

Muy difícil lo tenía Alborosie para igualar el recital que se había marcado el señor Cliff, pero lo consiguió. El italiano suena muy bien en grabación, pero en directo es cuando alcanza su máximo esplendor. Acompañado por Etana, que con su bonita y dulce voz complementa perfectamente al siciliano, hizo que los asistentes sacasen fuerzas de flaquezas (tres días en esas condiciones agotan a cualquiera) y se pegasen los últimos bailes. A las 12 de la noche, la inconfundible voz del italiano anunciaba que estábamos de aniversario, se cumplían 50 años exactos de la independencia de Jamaica y quería celebrarlo con todas sus fuerzas. Sonaron todos sus éxitos, desde “Herbalizer” hasta “Natural Mystic”, pero también nos dejó regalos como su canción en castellano “La Revolución”. Por un momento demostró su virtuosismo animándose a cantar opera, sin nada que envidiar a cualquier tenor profesional. Así es como se cierra un festival, dejando al público maravillado con la actuación.

Unos fuegos artificiales servían para celebrar la independencia, el 15 aniversario del festival y la clausura del festival. Grandes conciertos y mala organización podrían resumir brevemente el festival. Es de suponer que la organización habrá tomado nota de todos los problemas de este año y el año que viene los solucionará, ha llegado la hora de que el Sun Ska se confirme como uno de los grandes festivales de Europa.

publico 2

Una vez terminado el festival, la organización confirmó un trágico rumor que había circulado desde el domingo por la mañana. Un joven francés falleció durante la segunda noche de festival, supuestamente por un exceso de drogas. Desde Reggae.es queremos enviar nuestras condolencias a la familia del joven, y pedir a nuestros lectores que si consumen estupefacientes, lo hagan con mesura y responsabilidad.

Texto: Lucas Vidal Ribas
Fotos: Valentin Campagnie