Home » Proyectos ACR, Reportajes

Dr Ring Ding en Badalona

Enviado por el 3 diciembre, 2012 – 12:07 Comments

El primer concierto de la gira de presentación de “Piping Hot”, nuevo disco de Dr. Ring Ding y su banda Ska-Vaganza, tuvo que cambiar de escenario debido al cese temporal de las actuaciones en la Sala Apolo.

Un contratiempo que debilitó la asistencia de público quitando lustre al esperado estreno.

Desde este pequeño espacio queremos dar nuestro más ferviente apoyo a todo el personal del club barcelonés, esperando que la actividad se restablezca en el menor tiempo posible.

El fortachón alemán, deambulaba por un Estraperlo vacío una hora antes del comienzo del show. Contemplaba el escenario, se dirigía a la zona de merchandising para observar su flamante nuevo trabajo, volvía al escenario y así sucesivamente. Se le notaba algo nervioso y preocupado, nunca antes había tocado en directo los nuevos temas y el temor a no responder a las expectativas, estaba latente. El entrañable doctor ha librado ya mil batallas pero eso no impide que cada vez que sube a un tablado, note los cosquilleos habituales de un principiante. Es un profesional enamorado de lo que hace y se nota.

Uno, dos, tres, hasta siete músicos aparecen en escena, son Ska-Vaganza, la banda que acompañará al teutón en esta nueva y desafiante aventura.

Miembros de la Freedoom Street Band, de los Gramophone All Stars y la colaboración especial de sus colegas Mathias Demmer al saxo y Markus Dassman a la guitarra forman un nutrido y esmerado combo que cuando adquiera un poco de rodaje, puede constituirse en una de las sensaciones del próximo año.

“Dandimite”, tema añejo de cuando le acompañaba The Senior All Stars (banda añorada por algún impaciente que no cree en las futuras prestaciones de Ska-Vaganza), abrió el fuego Skatalítico.

El Dr. Ring Ding, mira al futuro desempolvando el pasado, ni una concesión al Reggae ni al Dancehall, da la impresión que al menos por el momento, sus ideas musicales pasan por reformular el estilo con el que empezó a despuntar a finales de los 80. Creemos que acierta, el Ska bien elaborado, es una música radiante, limpia, ideal para conseguir arrancarnos una sonrisa. Música confortable para tiempos excesivamente nublados.

Imposible no mover las caderas con la calypsera “The Needle”, saltar sin pausa con sus clásicos, “Bad Company” o “Big Man” y volverse a regocijar con la imperecedera “Latin Goes Ska”.

¿Y sus nuevas composiciones? A pesar de algún desajuste en canciones como “Mother Of For” y, la algo pobre aunque efectiva, “El Cant Dels Ocells”, por lo general sonaron frescas y dio la impresión que pueden tener recorrido, especialmente “Piping Hot”, un tema instrumental primo hermano del sonido de The Skatalites y “Dancing With The Fat Man’s Lady”, un Boggie Woogie a lo Louis Jordan, muy celebrado.

El sin par doctor salió satisfecho de la actuación, quitándose todos los méritos y ofreciéndoselos a sus músicos, ya que: “es muy fácil trabajar con ellos porque son muy buenos”, según sus propias palabras.

El respetable, más numeroso de lo esperado, salió más que satisfecho de un show enérgico y sumamente divertido que contó con un sonido aceptable aunque los vientos, donde destacó al saxo el excelente Genís Bou, taparan más de una vez al bajo e incluso al baterista.

El proyecto Dr. Ring Ding & Ska-Vaganza, aún está verde pero poco a poco irá madurando y triunfará. Son buenos chicos, se lo merecen.

Texto: Barracuda
Fotos: Laia Buira