Home » Noticias, Reportajes, Reseñas discográficas

Reseña del último trabajo de Beres Hammond: One Love, One Life

Enviado por el 7 febrero, 2013 – 13:57No Comment

beres_hammond_one_love_one_lifeDos raciones tranquilas y meditadas de Hammond, cara a cara.

, líder del reggae para adultos e insignia del ‘lovers rock’ durante mucho tiempo, también se adentra en otros campos; su vigésimo álbum se divide en dos discos cuidadosamente seleccionados, orientados a la vida y al amor.

Desde que creció para pasar de líder de  en los 70 a megaestrella de la edad tecnológica, Beres puede trabajar al ritmo que quiera – de ahí el parón de cuatro años entre “A Moment In Time” de 2008 y su nuevo trabajo. La mayor parte de las pistas aquí son de producción propia, de la mano de un equipo de grandes ingenieros y músicos, muchos de ellos productores por mérito pro, pio.

Sus ritmos son un balance perfecto de sonido en directo y de estudio, a medio camino entre los beats esquemáticos de sus inicios y el sonido cada vez más rico de álbumes más recientes. Los temas en ocasiones cruzan la línea alegre y bromista y se hacen más refinados; aun así, la textura de la voz de Beres y su habilidad de fabricar mensajes poderosos partiendo de los ritmos más básicos o refinados no puede menos que impresionar.

Hammond es hábil describiendo situaciones festivas – “Lonely Fellow”, en la que se conciencia y hace bromas sobre sí mismo– o el baile del sound-system con el enérgico ‘rub-a-dub’ de “Prime Time”. También es inteligente la línea del segundo disco, con castigos paternales a los pesimistas (la empapada de soul “Still Searching”) y a los de moral floja (“Family”, diseñada por de con en la batería y el bajo).

Incluso dirigiéndose a falsos y criticones en “Love Me Forever” – con la correspondiente sugerencia preocupante en “I’m leaving” – su mensaje es de amor magnánimo. En otras partes del disco, la social “Don’t You Feel Like Dancing” y la picaresca “Can’t Waste No Time” son buenos ejemplos de las incursiones de “Jamaica 50” en el ska. Las afirmaciones más contundentes de Beres se han hecho en territorio familiar – “In My Arms” (coproducido por ) y la guiada por cuerdas “No Candle Light” (con , que produjo el hit de 1990 “Tempted to Touch”).

Probablemente hay demasiado Beres Hammond para una sentada si es la primera vez que se conoce al artista. Sin embargo, los fans que llevan cuatro años esperando se deleitarán con estas dos raciones presentadas mano a mano, tranquilas y meditadas.

| Traducción: 4theVibe

via: www.bbc.co.uk/music/reviews/5qpn

Tags: , , , , , , ,

Comentarios de Facebook:

¡Deja un comentario!

Debes estar registrado para poder hacer un comentario.