Home » Crónica de evento, Proyectos ACR

“Camino por recorrer” crónica de Jesse Royal en Barcelona

Enviado por el 17 abril, 2015 – 12:19 Comments

Jesse-Barna2Miércoles ocho de abril, once menos cuarto de la noche y un servidor subiendo Montjuïc –una de las montañas que rodean Barcelona– cuesta arriba. Seria un plan algo inusual para un día cualquiera si no fuera porque nuestra ciudad tenia el placer de recibir a uno de los nombres que ha cogido más fuerza estos últimos meses dentro del panorama reggae mundial: .

El concierto en cuestión era en la conocida Sala Upload, situada dentro del recinto del Poble Espanyol. Para que os hagáis una idea, este curioso espacio es como un pueblo fantasma, llamémosle museo arquitectónico, y está formado por ni más ni menos que 117 reproducciones exactas de edificios de toda la península, actualmente usado entre otras cosas para grandes eventos o festivales –como el ya desaparecido Trash An’ Ready– y como sede del club donde nos dirigíamos.

Hoy en día ser promotor es muy arriesgado, y más aún con géneros o artistas que no son fenómenos de masas. Hasta aquí ninguna novedad. Programar un concierto un miércoles a las once de la noche en una de las salas más aisladas de Barcelona y en una semana abarrotada de eventos dirigidos al mismo target (O.B.F. en la Dub Academy, 10º aniversario del Nowa Reggae y concierto de Groundation) es un claro ejemplo de ello, pues a la hora que teóricamente tenia que empezar el concierto apenas había cinco personas en la pista de baile.

Por suerte para los artistas y promotores y por desgracia para la gente que trabajaba o estudiaba la mañana siguiente, los primeros decidieron retrasar el concierto una hora hasta que la afluencia de público fuera más aceptable.

Jesse-Barna3

Especial mención al equipo de sonido, ni más ni menos que un Funktion One, una de las marcas de altavoces con más reconocimiento a nivel mundial y que se deja ver muy poco por este tipo de eventos. Gran acierto en este aspecto, es muy necesaria una educación auditiva entre los asistentes y que estos empiecen a valorar la calidad del sonido como algo primordial en cualquier concierto o sesión. Seríamos pocos pero al menos lo oiríamos estupendamente.

Y así fue. A las doce de la noche salieron en escena The Kingsunsand, una backing band de formación muy básica (un bajista, un guitarrista, un batería y un teclista) que sin pena ni gloria acompañó al joven jamaicano de escasos veintiséis años. A pesar de su temprana edad, Jesse mostró en todo momento una actitud muy energética, dominando el escenario de principio a fin de su escasa hora de concierto.

Al jamaicano capacidad no le falta, si bien había momentos que el show iba decayendo y llegaba a hacerse un poco empalagoso, también tenia el poder de levantar grandes ovaciones entre el público al tocar sus grandes hits como Wadada (palabra muy de moda últimamente en la península, por cierto), Butterflies o Praying on the week. Levantó también numerosos aplausos al sorprender a todos los asistentes con un tema en clave blues y funk, donde tanto él como la banda se lucieron incluso más que en muchas canciones reggae. Al fin y al cabo todo es música negra y todo viene del mismo sitio.

Ya en la recta final del concierto sonó lo que realmente lo ha hecho famoso como cantante: Modern day Judas, tema que usa el famoso Rootsman Riddim. No faltó un pequeño homenaje a algunos de los artistas que usan dicho riddim, pues Jesse se permitió el lujo de cantar fragmentos tanto de Here Comes Trouble de Chronixx como de  Great is H.I.M. de Iba Mahr, e incluso del archiconocido World a Reggae con la misma base.

Y una vez finalizado el concierto los sounds locales Urtica Sound, Rebelmandiaq, Wiggle Yard y King Horror dieron paso a la fiesta que siguió hasta bien entrada la madrugada.

jesse-barna

Tengo que confesar que uno se fue para casa con una sensación interior un tanto extraña. No me convencía lo que acababa de ver. La gente quiere respuestas, quiere resultados. Se habla mucho del Reggae Revival y en la mayoría de conciertos de los artistas que lo conforman se concluye con frases como “todavía tiene que madurar” o “le queda mucho camino por recorrer”. O espabilan y se ponen las pilas, adoptan y mantienen cada uno su propia backing band con un sonido característico como ha hecho Protoje y trabajan a fondo sus voces y directos, o la tan famosa marca se va a quedar en pura cortina de humo, y nunca mejor dicho.

Texto: Jon Greenwood Albareda

Fotos: Xavi Guillamon aka Papa Dick

 

Tags: