Home » Proyectos ACR, Reportajes

Lee Perry & The Upsetters. Barcelona

Enviado por el 4 noviembre, 2010 – 11:17 Comments

Lo confieso, hace tiempo que no me interesan ni los discos ni los directos de .

Soy de los que piensa que el día que prendió fuego a su Black Ark Studio, el que había sido uno de los productores más geniales del sonido jamaicano – y hasta de la música en mayúsculas – inició un lento declive del que ya no se ha recuperado. Pero sus dos último trabajos con el sello de me devolvieron de golpe la ilusión por verle de nuevo sobre un escenario; será por que la pléyade de fantásticos músicos con los que ha trabajado en ellos – , , o el mismo entre muchos otros – han efectuado una tremenda labor con los ritmos y las salmodias monótonas del .

Sí, “Dub Setter” y “The Mighty Upsetter” son dos joyas que nos devuelven las esencias del mejor dub y reggae.

Creyendo que esos dos discos constituirían la base para sus nuevos conciertos en nuestros escenarios, me dispuse a saborear una gran noche. Pero resultó que Adrian Sherwood solo ha acompañado a Perry en su concierto del festival Periferias de Huesca y no en su velada barcelonesa. Así que me encontré con más de lo mismo, lo que ya había presenciado en otras aburridas ocasiones: Perry se dedicó a lo que peor sabe hacer, cantar, además de lucir excentricidades varias.

Nada que objetar a una banda poderosa bautizada nuevamente (como no!) como The Upsetters, en escueta formación – batería, bajo, guitarra y teclados – y que contaba con nombres de larga trayectoria como el guitarrista o el teclista ““. Pero hasta a los ritmos clásicos de Lee Perry se les podría sacar más punta con un un buen vocalista o un frontman con ganas. Grandes cortes como “To Be A Lover” (original de ) o “Curly Locks” (original de Junior Byles) fueron desfigurados por un Perry insulso y hasta desafinante, que mejor haría en dedicarse a los controles o la producción, lo que mejor ha hecho toda la vida. Despachada una hora de actuación, Perry y los suyos miraron el reloj, y ¡ala!, nos vamos.

El público, que llenaba la sala (!?) pidió más y ellos cumplieron con el esperado bis. Pero no, ya no hay nada de excitante en lo que podamos esperar de él. Y que conste, mi máximo respeto para uno de mis productores de referencia; seguiré escuchando y recordando al gran mago del dub que fue, al sumo sacerdote de un reggae estratosférico que trascendió su época e influyó a múltiples generaciones, ese que todavía es capaz de hacer que me suba la temperatura.

Texto: Dr. Decker (Sound System FM)
Fotos: Laia Buira

Tags: , , , , , , , , , , , , ,