Home » Proyectos ACR, Reportajes

Rototom Sunsplash. 20 de Agosto

Enviado por el 21 agosto, 2012 – 17:43 Comments

Lo bueno casi siempre dura poco y con el conato de frescor de ayer no podía ser diferente. Hoy el día se ha levantado como acostumbra, soleado, pesado y con ese calor que derrite hasta las piedras.

Llevamos cinco jornadas de festival y cada vez todo cuesta más. El teclado del ordenador cada vez está más duro y los palitos en los ojos son imprescindibles para que no se cierren. No es que les quiera dar pena pero en estos momentos el agotamiento ya ha vencido a un servidor.

Me van a permitir que haga una pausa para comerme un pasta al estilo pelota de squash y enseguida estoy con ustedes para explicar lo que sucedió el día de ayer en el Main Stage. Conseguido. Sigamos.

The Charmax Band se sitúa en el escenario y asoman la cabeza las primeras notas de la tarde. Poco público para recibir a The Congos, máximos representantes del denominado Deep Roots y que continúan en plena pelea.

Cedric Myton y sus amigos no paran de trabajar y de componer canciones, son de los pocos grupos jamaicanos que no se conforman con recordar sólo sus viejos temas, su vena compositora es constante y eso se nota en sus conciertos.

Set corto, donde no faltaron clásicos como “Fisherman” o “Congoman” y en el que se puso de manifiesto una vez más el gran estado de forma vocal y físico de Myton.

The Congos rara vez fallan y ésta no iba a ser una excepción.

Max Romeo es otro valor seguro. Su estilo es sobrio y sus actuaciones no son un dechado de espectacularidad pero siempre cumple su cometido con brillantez.

Pocos cancioneros tienen tanta calidad como el de Romeo y esto le permite estar sentado en un colchón cómodo y de plenas garantías sin importarle excesivamente el tener una mala noche. No fue el caso, “Melt Away”, “War Inna Babylon” o “Milk & Honey”, sonaron perfectas, como si acabaran de salir del horno. Esas cosas sólo pasan si impera la calidad compositiva. Canciones inmortales.

El futuro está asegurado, los hijos de Max Romeo subieron a escena para interpretar “Chase The Devil” y dejar bien claro que la llama seguirá estando encendida por los siglos de los siglos. Que dure.

Me habían hablado muy bien de Cultura Prófetica, una banda de Puerto Rico muy conocida en su país pero inédita por estos pagos. Suenan muy bien, no te los puedes perder, decían mis compañeros. Y no me los perdí.

Combo poderoso musicalmente y bien engrasado que transita por el Roots Reggae más clásico, aquel que acompañó a Bob Marley durante gran parte de su carrera musical pero con los toques rockeros habituales de los grupos de América Latina.

En el haber, unas líricas nada convencionales que los sitúan años luz de otros grupos de estilo similar.

En el debe, la excesiva linealidad de los temas que invitan a más de un bostezo.

Bennie Man es probablemente el mejor entertainer que hay en Jamaica, viste bien, se mueve con soltura y mantiene una conexión perfecta con el público, sin embargo su actuación en el escenario principal no fue de las que pasarán a la historia.

Cantó alguno de sus mejores bombazos como “King Of The Dancehall” o “Girls Dem Sugar” pero abusó del histrionismo y se dedicó más a hacer posturitas que a cantar.

Otra vez será, el Hombre Bennie aún tiene cuerda para rato y si tiene la noche la puede armar gorda.

Black Chiney en el Dancehall, Iration Steppas, que tuvieron un inicio de show tremendísimo, en la Dub Station y Earl Gateshead & Natty Bo, menos brillantes que de costumbre, en el Ska Club, completaron la jornada.

Mañana más y ¿mejor? Seguro, el extraordinario Johnny Osbourne pisará el escenario del Backstage. En el Garance dio una exhibición, nadie duda que en el Rototom repetirá excelencias.

Texto: Barracuda
Fotos: Ranieri Furlan, Ominonero y Luca Valenta