Home » Proyectos ACR, Reportajes

Foro social: Todo lo que ya está hecho se puede deshacer

Enviado por el 22 agosto, 2012 – 14:42 Comments

Es un privilegio escuchar de sus propias voces los conocimientos de los sociólogos Zigmund Bauman e Ignacio Ramonet. Juntarlos en el debate “Crisis y democracia: cómo la crisis impuso su agenda”, es un regalo para el conocimiento, y también para la esperanza, del Rototom Sunsplash para el público que este martes ha llenado, como cada jornada, el Foro Social.

La crisis de la política y la necesidad del nacimiento de una nueva y verdadera democracia, una que represente a las personas, y no a los intereses del dinero y el máximo beneficio, ha sido el eje de este debate que ha conducido el director de Mediterráneo, José Luis Valencia, y en el que también ha participado la socióloga Aleksandra Kania.

¿Queremos volver al supuesto esplendor de los años noventa, ese periodo aparente riqueza cuando los bancos daban créditos que nos permitían convertirnos en mejores consumidores? ¿Queremos que esto continúe? ¿Debemos seguir creyendo que el problema es parte de la solución o debemos construir un nuevo sistema que permita construir un nuevo modelo de vida, una nueva y verdadera democracia del pueblo, y no sucumbir al totalitarismo de los mercados?

El Profesor Zigmund Bauman, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2010, piensa que se ha producido un divorcio, una ruptura evidente entre la democracia como gobierno legítimo elegido por un pueblo, y las políticas internacionales que se les impone a estas democracias. “La política se encuentra sometida a dos presiones fundamentales: la presión de los ciudadanos, que han visto cómo el sistema no funciona, y la imparable y voraz presión de los mercados, que quieren dividir a la población en pequeñas comunidades de consumidores y controlar sus roles de vida, sus roles de consumo, en definitiva, sus vidas. Las instituciones políticas tradicionales son cada vez menos creíbles porque no ayudan a solucionar los problemas en los que los ciudadanos se han visto envueltos de repente. Se ha producido un colapso entre las democracias nacionales (lo que la gente ha votado), y los dictados impuestos por los mercados, que engullen los derechos sociales de las personas, sus derechos fundamentales”, argumenta el sociólogo polaco.

En este sentido coincide el director de Le Monde Diplomatic: “La agenda ya estaba escrita. Probablemente la crisis actúa como el shock, como define la socióloga Naomi Klein en su teoría de la Doctrina del Shock: se utiliza el argumento de la crisis para permitir que la agenda del capitalismo se realice. Es el caso de Europa, que se constituyó en base a unos principios de libertades fundamentales recogidos en tratados internacionales como el de Roma, o Maastritch…. Estos tratados preveían en su origen otro tipo de libertades que no son las ciudadanas, sino de los mercados: libre circulación de las mercancías, de las inversiones, del libre cambio. Se han creado mecanismos para tener vigiladas y bajo control a las democracias nacionales, para poder aplicar, (como está pasando en España ahora mismo y ha pasado antes en Irlanda, Portugal, o Grecia), programas de ajuste internacionales por parte de una nueva entidad que dicta la lógica para salir de la crisis: la Troika que forman el Fondo Monetario Internacional, la Unión Europea y el Banco Central Europeo; unas instituciones que no son democráticas, sus miembros no son elegidos por el pueblo, son instituciones que no representan a la gente. Y estos, con el apoyo de unos medios de comunicación de masas que funcionan como aparato ideológico de los mercados y que son manejados por los intereses de grupos económicos, financieros y políticos de presión, son los encargados de crear los sistemas y las herramientas de control que rebajan la democracia real, que es la que surge de la verdadera política, la que parece que ya no funciona, y por eso los movimientos sociales están ocupando su lugar. ¿Los ciudadanos tenemos la posibilidad de reconstruir la política, de regenerar la democracia? Yo, desde luego, creo que sí”, concluye Ramonet.

En la charla “Comunicación Libre: medios independientes frente a la crisis del periodismo” también se ha reclamado la necesidad para una verdadera democracia de tener una sociedad bien informada. Se ha debatido, entre otras cuestiones, sobre la precarización paulativa de la profesión y la desaparición del periodismo tradicional gracias o a causa de la irrupción en el sector de la comunicación de las nuevas tecnologías, con sus ventajas y desventajas; También se ha hablado mucho sobre el poder de la información y la necesidad de informar sobre quién está detrás de la misma información que recibimos. Moderados por Ignacio Ramonet, han participado Susana Hidalgo, de Más Público, (el nuevo medio creado por los trabajadores tras el cierre del diario Público), Gonzalo Gárate, de Diagonal y Jorge Romero Abuin, de Radio Malva.

También se ha analizado la gestión de los incendios forestales en el País Valenciano en una charla a cargo de Amics de Palanque y Ecologistas en Acción; y se ha abordado la actual situación legal de los usuarios del cannabis y su futuro legal en un interesante encuentro con el abogado Héctor Brotons, que trabaja para defender los derechos civiles de los usuarios del cannabis para en un futuro poder pasar a una situación de ataque jurídico a quienes los vulneren.

Texto: Pilar Robledo
Fotos: Carlo Crippa