Home » Proyectos ACR

Johnny Osbourne, Rototom Summer Club, Sala Razzmatazz

Enviado por el 1 agosto, 2013 – 20:13 Comments

principal“I don’t wantno ice cream love, that’s too cold for me, little girl. I don’t want no ice cream love, girl can’t you see?……… I say, my love, is warmer than a chocolate fudge”.

Estos versos pertenecen a Ice Cream Love, no tan solo una de las mejores canciones de , sino probablemente una de las más sobresalientes en la historia de la música jamaicana.

Durante un largo tiempo los seguidores de la estrella no tuvimos muchas noticias de sus devenires artísticos pero el pasado año y necesitados de un fuerte pellizco, lo vimos anunciado en los carteles del Garance y Rototom. Más de uno frunció el ceño. ¿Será realmente cierto?, ¿Cómo estará de voz?, ¿Tanto tiempo parado le habrá oxidado más de la cuenta?. Los optimistas se secaban la baba y contaban los días para verlo en acción. Sea como fuere, Johnny había vuelto.

Su retorno no fue esplendoroso, pero si nos aclaró algunas dudas: No vino a lucir leyenda y su estilo inimitable no estaba marchitado.

En los conciertos de retorno, el jamaicano se giraba continuamente hacia su banda y gritaba: “Pull Up Selector”!!!. Allí no había nadie que le cambiara los ritmos desde los platos, parecía cómo desubicado. – Es un artista de Sound, reclamaban los entendidos. Su actuación en Razzmatazz, que fue la primera de su nueva gira, les dio la razón.

Siempre me ha parecido un milagro que las cervicales de Lampa Dread, no estén hechas “fosfatina”, quizás sí lo están y aguanta estoicamente. La realidad es que ahí sigue él, impertérrito y todo orgulloso de sus “dreads” enrollados e incitando a la parroquia para el baile. Un pequeño “set” de calentamiento y… Rock It Tonight, el primer tema de la noche.

lampa

Su gorra habitual, gafas de sol y una camisa de paramecios que si se la endosa un servidor le mandan a galeras, a él, por supuesto, le quedaba muy elegante.

Las primeras notas suenan algo frías, algo faltas de entonación, el recelo dura el tiempo de una canción, Johhny Osbourne exhibe una voz inmaculada, prepárense para disfrutar.

vertical

Nada de los sesenta, poco de Studio One (Truth & Rights y la inconmensurable Jah Promise) y mucho, mucho Rub-A-Dub. En este estilo casi olvidado, centra un show sin tiempos muertos, enérgico, nada sentimental y repleto de ritmos demoledores del primer Dancehall, una forma de ver el Reggae que sigue sonando alegre, rotunda, moderna.

Echamos en falta No Lollipop No Sweet So, pero ahí están In Your Eyes, Fally Ranking, Give A Little Love, Rock And Come In, en una versión electrizante o el epílogo con Buddy Bye, Bye, tema de construcción básica aunque de compás agitado que acostumbra a enloquecer a la parroquia.

Acaba de empezar la gira y se le nota entregado y enamorado de sus canciones. No paró de clamar: “Do You Want More??” y el público le respondió animada y afirmativamente. No podía ser de otra manera.

Osbourne está preparando un par de discos nuevos, su regreso está confirmado. Un regalo sin par para nuestros oídos excesivamente maltratados.

La tercera entrega del Rototom Summer Club se completó con Chantelle Ernández, una armoniosa cantante perteneciente a la factoría Reggaeland que dirije Marcus Jr.

No tuvo mucho tiempo para demostrar su talento, pero el solo hecho de dedicarse a un estilo tan bonito y vilipendiado como el “lovers”, merece todo el respeto del mundo.urtica

El Rototom Sunsplash está a la vuelta de la esquina y hay nervios, las sesiones del Razzmatazz los han apaciguado con buena organización y excelente música. Una fenomenal iniciativa.

Texto: Barracuda

Fotografías: Sergio Ávila

Tags: ,