Home » Entrevistas, Proyectos ACR, Reportajes

“Ras Kuko: El reggae es para mi en un 80% revolución, lucha”

Enviado por el 7 noviembre, 2013 – 12:00 Comments

ras kuko 5

 presenta su tercer disco en solitario “Entre tu y yo”, y en Reggae.es hemos querido aprovechar la ocasión para hacerle unas preguntas a uno de los cantantes capitales en lo que se refiere al reggae español y en castellano, le hemos preguntado a propósito del nuevo trabajo y de su ya dilatada carrera junto a bandas como la mítica Cañaman o Mad Sensi.

 Antes de entrar en harina os recordamos que el disco cuenta con 12 temas y un Dub extra, que ha sido elaborado por el equipo de trabajo de Okoumé Studios, entre otros lugares, y masterizado por Lion & Fox; las instrumentales corren a cargo de la Mad Sensi Band,  o la . En lo que se refiere a colaboracones, además de la ya conocida con , también aparecen en este álbum  o .
Calidad musical, experiencia y lucha siempre presentes, sin lugar a dudas un estandarte del Reggae Español.

 

Lalo – Podemos considerarte un pionero de la escena, en el año 97 salió el primer disco de Cañaman, pero antes ¿colaboraste con otras bandas?

K – La primera banda con la que me subí a un escenario fue Afro-brass, una banda de reggae africana . Terminaban las partys en un garito que había cerca de la plaza del Dos de Mayo y al final nos dejaban subir a cantar a mi amigo Mohammed y a mí. Ese fue mi primer contacto con la música en directo. Y luego entramos a formar parte de Desakato Dadá, Med, al bajo y yo, a la percusión y a los coros.

L – ¿Y cómo era la escena en esos años? 

K – Yo recuerdo esa época con mucho cariño, entre los músicos y artistas había mucho respeto, todos nos conocíamos. Pero era algo mucho más minoritario y había que intentar quitarse el estigma de reggae-verano y de reggae-party en el que a nosotros nos quisieron meter también en su momento. Era difícil, al no haber aún Internet, el reggae era muy minoritario y las únicas referencias que había era bandas que se acercaban un poquito al reggae como podía ser Radio Futura. Pero lo recuerdo con mucho cariño porque había más cultura del directo, no parábamos de tocar, yo y todos los compañeros. Me sirvió de experiencia para saber desenvolverme en un escenario y valorar el respeto que se merece toda la gente que te viene a ver, el público. Fue un aprendizaje que valoro muchísimo.

L – ¿Cómo se gesta el proyecto de Cañaman en esa escena incipiente?

K – La cantante de Desakato Dadá, Katy, se quedó embarazada y Pedro, su marido, que me había oído cantar muchas veces temas de Marley, propuso que cantase yo en esa transición y empezamos a hacer bolos. Y hubo un momento de final de ciclo, en el que las cosas no iban más allá, y toda la banda de Desakato se unió en una nueva banda en la que yo fuera el cantante. Eso es lo que realmente yo siempre he querido hacer, cantar. Y así nació Cañaman. Entonces tocábamos paralelamente también con Desakato, no fue una ruptura. Y comenzó nuestra carrera con Cañaman.

L – ¿Cómo contactasteis con la discográfica, se acercan ellos a vosotros o vosotros a ellos?

K – Se acercaron ellos a nosotros. Eran gente que no tenían ni idea de reggae y buscaban el éxito del verano y poco más. A favor decir que aprendí muchísimo y que colaboramos con productores y artistas buenísimos. Fue una lección diaria de cómo desenvolverte en un estudio, por ejemplo. Pero lo que vendía era el pop-rock y era muy difícil sacar a la gente de allí. Yo era muy jovencito e hice lo que estaba en mis manos, me propusieron grabar un disco de reggae, que era lo que nosotros hacíamos, y todos eran temas reggae, pero con un sonido más pop.

L – Llega 2001… dos discos un poco raros en tu carrera, Cambio de Vida y Lo mejor de Cañaman.¿Estamos mejor ahora, que ha caído la industria, porque así la escena reggae lucha por la autogestión y por tanto por la autenticidad de nuestro trabajo o no, es negativo no tener ese apoyo?

ras kuko 2K – Es muy difícil y nos está costando muchísimo sacar adelante los proyectos, que son totalmente autogestionados, totalmente. Lo poquito que hemos ido ganando en los conciertos lo hemos dedicado a montar nuestro estudio y a ir a Jamaica. En realidad tiene un poco de las dos cosas. Tú eres el dueño de tus decisiones pero el que está empezando y no sabe cómo hacer las cosas, tiene más complicado aprender. En esta vida, en la música como en todo, se aprende de observar y de ver a los demás, a gente que sabe hacer las cosas, ese efecto esponja te hace aprender. Así que esto tiene la cara y la cruz. Si en aquel momento nuestro hubiéramos podido contar con gente del reggae, con profesionales del reggae, hubieran sido dos discos mucho más profundos… Con ellos fue una lucha continua hasta que seguimos por nuestro camino, yo siempre he querido hacer reggae y me da igual el éxito, el dinero o que me reconozcan por la calle. A mi me gusta hacer reggae y llevar mi mensaje. Por eso cortamos con todo ese mundo. Pero realmente supuso un aprendizaje increíble en aquel momento que éramos más jóvenes. Sirvió para saber lo que queríamos y lo que no. Y además, es que era lo que había.

L – Nos situamos en 2004 y reapareces con el disco Fronteras, una referencia de Boa. Un sonido mucho más maduro y con temas grabados en Jamaica. Sabemos que has viajado mucho. ¿Conocer mundo ayuda a ser mejor persona?

K – Si estás en búsqueda, si, si buscas el crecer como persona, el abrir tu mente, el conocer otros pueblos y formas de pensar. Si no, no te ayuda. Eso te ayuda a ver mejor el mundo, a ver que tú no eres único y que hay muchas más formas de ver la vida. Te hace crecer, aprender, te da confianza, seguridad…

L – Y el hecho de beber de las raíces del reggae en Jamaica, en este disco, ¿te ha ayudado en lo musical?¿Es fundamental para un músico de reggae visitar Jamaica?

K – Es importante. Yo cuando estaba allí era como una esponja, con la actitud de mirar, oír y callar, estaba allí Fatta, Sly&Robbie, con los grandes del reggae… aprendes mucho, con el reggae 24/7. Y allí la gente sabe muchísimo y vas mamándolo.

De todas maneras es que yo tengo esa actitud, he ido a todos los conciertos que he podido porque de todo aprendo, además de disfrutar, analizo y me fijo bien en todo, en la puesta en escena, en cómo proyectan los cantantes… y eso te hace crecer de alguna manera

L – En 2006, nos sorprendéis con un disco doble, el “Dub, Weed & Fire”, que suena como un cañón. Y sin embargo vemos que pone punto final a la banda, al menos desde el punto de vista discográfico. Pero también coincide con el nacimiento de la Mad Sensi… ¿había que cambiar de proyecto en aquel momento para poder renovarse o hubo otras causas?

K – Yo creo que si, el “Dub, Weed & Fyah” salió en un momento muy duro, en el que se dejaron de vender discos por todo el tema de Internet, y tengo que romper una lanza por Bratt, el guitarrista, que fue quien tiró para delante. Fue el que puso la pasta para hacer el disco. Yo estaba desmotivado y fue cuando pensamos en sacar otro disco, estaba muy pegado en el tiempo al “Fronteras” y fue mucha inversión a todos los niveles, de dinero, de energía, y a pesar de ser un gran disco nos quedamos con un montón de copias en el local, porque nosotros siempre hemos sido muy coherentes, e hicimos las copias que íbamos vendiendo en otros discos y como se dejaron de vender discos, fue un golpe duro. Fue un momento de recesión. Y además nació la Mad Sensi. Seguimos haciendo reggae pero naturalmente todo se encauzó por la banda y fue como backing band, para seguir tocando y haciendo carretera. Y el origen de la Mad Sensi fue un quinteto haciendo versiones y covers de todo para ir de gira por todos sitios. En sitios tanto grandes como pequeños.

ras kuko 4

L – Es curioso ver además cómo se ha desarrollado la escena en España, porque en Jamaica primer nacieron los sounds, luego las backing bands para acompañar a los cantantes y después los grupos, y aquí pasó justo al revés, no?

K – Si aquí el que tenía un poquito de éxito se podía permitir llevar su banda…

L – Exactamente… ¿Qué crees que han aportado las backing a la escena y en concreto en tu experiencia con la Mad Sensi?

K – Las backing, Ranking Soldiers por ejemplo o la propia Mad Sensi, han aportado la posibilidad a todos esos artistas, noveles y no tan noveles, que no tienen la oportunidad de tener una banda, de poder tocar con una banda. Nosotros estuvimos mucho tiempo tocando con la Mad Sensi en varios garitos, como Siroco, tocando ridims a saco, 14 o 15 riddims y todo el que quería podía subirse a cantar. Por otra parte, con las backing bands también se ha podido acercar artistas jamaicanos a España. Así se les puede traer porque es más económico. Realmente se trata de acercar el reggae al público que es nuestra obsesión, que el reggae suene.

L – Llegamos a 2009 y vemos tu primera experiencia en solitario, como , con Raspect, ¿qué supone para ti embarcarte en un nuevo proyecto musical en el que ya te representas sólo a ti?

K – La libertad de creación, aunque realmente en Cañaman era yo el que componía también, hasta que llegó Bratt y él también componía. Pero supuso esa libertad creativa y seguir haciendo lo que a mí me gusta, poder seguir cantando. Además, los demás músicos de la Mad Sensi tocan con otra gente, colaboran con otros artistas, tienen otros proyectos, pero el que es cantante es cantante, por eso la necesidad de que surgiera Ras Kuko.

L – Hay un tema en ese disco, Salvar la tierra, que a mí me ha llegado siempre mucho, por la temática, y el comienzo es brutal. Es un tema que me emociona. Ya desde el primer disco el mensaje de la Rebel Music forma parte de tus canciones… revolución, unidad, la madre tierra, la vida natural… ¿Es el reggae un vehículo especial o tenemos una sensibilidad especial los que nos acercamos a él?¿Por qué el reggae hace que hablemos tanto de realidad?

K – Para mí si lo es. Independientemente de doctrinas, me considero rasta de aquí, y los valores del reggae son el respeto, la unidad y el amor, que es en lo que yo me baso… El reggae es para mi en un 80% revolución, lucha, la forma de sacar la mierda que hay en el ser humano y en este mundo y una forma melódica y bonita de hacerlo, eso es lo que significa el reggae para mí. Es un vehículo hay que tener en cuenta que no es oro todo lo que reluce. Y por mucho que lleves unos dreads hasta el suelo, por mucho que alabes a Selassie, si luego en tu vida, en el día a día, no buscas el camino correcto, no me sirve de nada. Para mí es una filosofía de vida, una forma de ver la vida. Y yo ya era así antes de acercarme al reggae. Y de todo lo que vemos en el mundo, si eres una persona inquieta, de todo lo que vas viendo, al final yo me identifiqué más con la cultura rasta, siendo coherente y teniendo en cuenta siempre mis raíces.

L – Te rodeaste en 2011 de buenos amigos y artistas, para sacar “Ras Kuko & Friends”, ¿cómo de importante es crear comunidad y en torno a ella crecer? ¿es importante para tu vida creativa y artística tener ese punto de unión físico como es el estudio y humano con los amigos?

K – Yo lo llevo buscando desde siempre, toda la vida, mi única obsesión siempre ha sido esa. Y gracias a Dios no creo que haya nadie que piense que yo no he trabajado para crear unidad en la escena.

L – ¿Y crees que has conseguido que Okoume Estudio sea un lugar en el que se haga comunidad de verdad?

K – Yo creo que sí y no es un trabajo solo mío, sino de la Mad Sensi, todos los músicos que yo trabajo son de esa filosofía.

L – ¿Y el proyecto Okoume como lo ves dentro de la escena madrileña? ¿está sirviendo de acicate para los reggae-adictos madrileños? 

K – Ya se han hecho muchas cosas, sigue habiendo proyectos, y con esa filosofía nació, para hacer nuestros discos y para ayudar y apoyar a otra gente. Muchos de los que hacen reggae en Madrid han pasado por allí, bien para ensayar , tocar o grabar. Y eso nos llena de satisfacción, porque es lo que buscamos, que haya un sitio donde se viva el reggae en todos los campos.

L – Este 2013 estás presentado “Entre tú y yo”, tu último disco, imagino que la creación de este disco ha sido todavía más libre que cualquier otro trabajo, también por la distancia de Madrid, porque ahora vives en Tenerife… ¿Cómo ha sido el proceso creativo?

ras kuko 3K – Ha sido muy libre por la experiencia de venirme aquí a la isla. Yo antes ya había grabado muchos riddims con la Mad Sensi, riddims que me encantaban y los había hecho yo, aunque no los había hecho para mí sino para la gente y se están moviendo. A la vez empecé a coger riddims de otra gente como Minor 7 Flat 5, un riddim que me mostró otra gente de aquí la Binguie Band, otro de un rapero de Miami Salazar que entró en el último momento, he ido montando sobre riddims que me gustaban… Y aquí he tenido mucha libertad, he tenido mucho más tiempo para mí, estoy disfrutando más de la vida, del aire libre, del mar, estoy teniendo muchos momentos de inspiración y de meditación y eso es mucho más fácil de conseguir aquí que en Madrid, donde estaba un poquito atascado…

L – Siempre en movimiento Kuko, eso me encanta de ti, que no paras…

K – Si me paro me comen los gusanos, jajaja, es verdad. En serio, esto es súper complicado, la cosa está mal y nos rodea bastante negatividad, a nivel social… Si yo no estoy inventando, acabo enfermando, comiéndome mucho la cabeza. Mis vías de escape son el boxeo -que me encanta ir al gimnasio a boxear y darlo todo físicamente- la meditación, el mar, la montaña y la música, a nivel espiritual y mental, y me encanta. Todo esto me mantiene vivo.

L – Nos han gustado mucho I&I GuíaLevántate y lucha, Reggae Music… el disco está muy bien… pero ¿cuál es el tema que es más especial para ti?¿Qué tema te quedas de este disco?

K – Todos los temas tienen algo que los hace especiales, pero yo te diría que Reggae Music porque si dentro de 50 años preguntan cómo era yo, escuchando este tema se puede saber como soy yo, este tema es 100% Ras Kuko. Es un tema en el que me desgarro el alma, saco las tripas allí, con un sentimiento mayor que los demás temas del disco. Queremos hacer un vídeo que refleje lo que yo quiero transmitir en ese disco.

L – Todavía no tenemos el disco físicamente pero ya podemos disfrutar de él en Spotify, en Youtube, en iTunes, Deezer… qué poco importa ya el soporte en estos tiempos, ¿no?

K – El otro día me dijo Caamaño en Alma de León que yo era de los que no daba la brasa… La verdad es que yo me comprometí con mi gente, no me gusta estar abrasando, mi función es componer, escribir y cantarlo. Tenía la necesidad de sacarlo ya así. La gente cada vez compra menos copias físicas, haré unas cantidades para que el que de verdad lo quiera, lo valore, lo tenga, aunque el diseño del disco está muy bien, son todos fotos de Selector Marx y para moverlo físicamente en los festivales, en los medios… Me cuesta aún asumir un poco esto la verdad, pero es así, el nuevo papel del formato físico.
Puedes hacerte con el disco en su versión digital en iTunes.

Entrevista realizada por: Lorenzo “Lalo” Flores Sánchez
Fotos cedidas por: Noemi Barbuzano de Igualnoes
Entre-Tu-y-Yo
Tags: