Home » Crónica de evento

“Imagine there´s no Facebook” Rototom, Lunes 18

Enviado por el 19 agosto, 2014 – 22:18 Comments

jesse-royalLas nubes no han estado hoy tapando el cielo de Benicasim sino en el Camping del recinto. Problemas graves de seguridad ajenos a la organización del festival, han impedido a ACR cumplir con su obligación diaria y pedimos disculpas por el retraso en la publicación de los artículos. Delincuentes indeseables pululan por un festival donde la calma y la normalidad predominan. Los responsables del evento están tomando todas las medidas necesarias para erradicar dichas contrariedades.

La programación de la jornada de ayer posiblemente no era la más relevante del festival pero nos deparó momentos más que interesantes.

Si les parece empezaremos por el final, los de reggae.es somos así de originales.

Escuchar a un Singjay hacer una versión del Imagine de John Lennon no es habitual y tampoco nada sugerente, pero la frase que se inventó Anthony B en su concierto y que nos ha servido de título del artículo de hoy, tiene la miga suficiente para hacerle mención. Anthony B, la utilizó probablemente para epatar y lanzar el enésimo mensaje anti-sistema pero no se la cree ni harto de ganja, Facebook forma parte de la vida diaria y por mucho que nos pese todos lo utilizamos, Mr. B el primero.

Anthony B

Un servidor que vaticinó un concierto flojo del jamaicano, una vez más  tiene que tragarse en seco sus palabras. Hace mucho tiempo que no fabrica un Hit en condiciones y el tiempo ha pasado factura a los Bobo Dreads, pero ayer Anthony B se marcó un show como los que nos tenía acostumbrados a finales de los noventa. Pletórico de facultades físicas y vocales logró meterse al público, que volvió a abarrotar la explanada principal, desde el segundo uno con una poderosa entrada en la que bordó Time Will Tell de Marley, una declaración de principios. Bastón en ristre, dio un repaso a sus mayores éxitos. A Higher Meditation, Freedom Fighter, Good Life o Police, no le han crecido telarañas y siguen tan vigentes como cuando las creó. Quizás abusó de algún parón excesivo, buscando el respiro inevitable, como en una excesivamente alargada One In a Million o un final donde apareció un discurso musical demasiado Mainstream y un One Love prescindible, pero en conjunto sus prestaciones fueron más que notables. Lion Paw, le precedió en escena. Su traje que lo debió comprar un invierno para ir a esquiara a Sierra Nevada, fue lo más relevante de su aparición.

Al repertorio de The Gladiators, le pega tanto Droop Lion como un a un Santo dos pistolas. Su voz personal, aunque ronca y gritona, desvirtúa por completo las finas melodías del otrora excepcional grupo. Dar alaridos en canciones como Roots Natty Roots o Dreadlocks the Time is Now, es romper la magia de unos temas que tenían en la delicadeza su mayor virtud. Ni la presencia de Gallimore Sutherland en la pandereta, nos hizo olvidar al grandioso Albert Griffiths. Show frío e intrascendente para abrir el fuego de la tercera velada festivalera.

MUSICA / MAINSTAGE / MELLOW MOOD Mellow Mood

Si alguien le quiere preguntar por el Reggae Revival a Jesse Royal que se prepare para recibir el silencio como respuesta. Ni le interesa, ni evidentemente se encuentra a gusto con esa etiqueta. A Royal le gusta hablar de Africa, de Marcus Garvey y de su prometedora carrera, lo demás le suena a cuento chino, no me extraña en absoluto.

Algo corto de voz y con un repertorio aún por mejorar, una de las nuevas esperanzas de la supuesta renovación musical jamaicana, cumplió con creces las expectativas y dio la impresión de que lo  mejor aún está por llegar. Butterflies, Modern Day Judas o la innovadora Singing The Blues, son cañonazos de guardar y no lanzar a la papelera de los hits de usar y tirar. Lo suyo no es Revival, es Reggae de primer orden, todavía mejorable, pero de categoría mucho más que apreciable.

Los gemelos Mellow Mood arrasaron con un Set de Dancehall clásico, el que gusta a la mayoría de aficionados. Buenas armonías, cambios de ritmo frenéticos y saltos y más saltos, la parroquia encandilada y más de uno sufriendo la poca inventiva. Show largo y repetitivo que no inventa nada y aburre a las ovejas. Seguro que cómo siempre estoy equivocado.

La crónica de hoy, algo más corta de lo habitual por los imponderables explicados anteriormente,  acaba aquí, Easy Star All-Stars ya están en el escenario y apetece saborearlos. Mañana más. Les hablaremos de ellos, de Chronixx y de Alpha Blondy. Esto es un no parar.

 

Texto: Barracuda

Fotos: Ángel de la Mata, Agustín Polaina (ACR), Luca DÁgostino, Ominonero (Rototom)