Home » Crónica de evento, Proyectos ACR

“Ocasos, revelaciones y un teclista errático” crónica del Nowa Reggae

Enviado por el 29 julio, 2015 – 12:00 Comments

150718_NOWA_DOREEN_SHAFER_LB_7125_567X378Si a uno le salen las cuentas, el NOWA REGGAE dura dos días. El grueso de las actuaciones principales se sitúa en la segunda jornada, propiciando una menor afluencia de público en la primera, y es una lástima porque a menudo el bote pequeño contiene mejor producto; no obstante leámoslo de modo positivo. Contemplado con egoísmo y obviando el negocio de los promotores, cuyo gasto es menor, el ambiente que se respira en la estación inaugural, es mucho más relajado, alegre, sin esa tensión que provocan las aglomeraciones. Sumándole alguna propuesta musical de entidad, todo acabará como miel sobre hojuelas, hasta el punto de alegrarnos de que muchos hayan decidido quemar todas las naves el sábado, la noche clave, para quedarse en casa. Incluso posibilita que la organización engrase motores y se prepare para la llegada de un vendaval que en ocasiones les superará. La cerveza es mejor beberla que te la echen por encima, sabe mejor. Los vendedores de ropa, discos o comida no estarán de acuerdo, “business is business”, confío en su comprensión. Airearse una noche para agobiarse la siguiente.

URTICA SOUND (el alma del festival y por muchos años), abrieron fuego con la profesionalidad y el buen hacer que los caracteriza. Necesarios. Deberían haber tomado el relevo CHRONIC SOUND quienes no asistieron al evento por causas que desconocemos, por fortuna sus substitutos llevan muchas guerras ganadas y no defraudaron. HUG (ONE BLOOD) y FIGUE (BLACK UP), les sacaron el polvo a sus “Dubplates” y jugaron como niños con pelotas de colores. Se quitaron diez años de encima en una tacada, la música sustituyendo al Santo Grial. Vida Eterna.

El toledano LASAI es una artista en maduración que como tantos busca un marca que lo distinga; tiene potencial, buenos referentes y excelentes compañeros de viaje (Sr. Wilson); hay madera, ningún atisbo de endiosamiento y tiempo de sobra para crecer. Buenas perspectivas.

150718_NOWA_KEN_BOOTHE_LB_7523_567X378

De padre nigeriano y madre italiana, RAPHAEL, se convirtió por derecho propio y sin que nadie se lo regalase en la sensación del festival. De espléndida figura y con una voz nada exuberante pero bien timbrada se ganó a los presentes a base de estilo, carisma y buenas canciones. Cool Breeze o Soundblaster, son dos puntas de lanza de un repertorio que crecerá con seguridad en amplitud y calidad. Lo tiene todo para ser una figura. No le pierdan de vista.

HERBALIZE IT SOUND, son de los que “pinchan” un tema de Beres Hammond y sólo escuchamos la primera nota. Buenas canciones, quiero decir preludios, seleccionados con demasiada adrenalina.  El pueblo les baila, no cambiarán.

Regocijante jornada que entre cosas sirvió para saber que LESTER STERLING no lideraría a THE SKATALITES la noche posterior. ¿Un mal presagio?

Cinco “Sounds” se reunieron en la playa para calentar el ambiente (térmicamente no era imprescindible) del sábado antes de la apertura del recinto y de que los vigueses ZAMARAMANDI, tomaran el escenario principal del festival.  Las muchísimas caras nuevas, que se sumaron a las ya conocidas la noche anterior, denotaban en su semblante enormes ganas de escuchar a uno de los mejores cantantes nacidos en Jamaica y al que cada vez será más difícil poder admirar en un escenario. Tengan paciencia, de Mr. Rocksteady hablaremos más tarde.

150718_NOWA_SKATALITES_LB_7222_567X214

Si no les gustó o se aburrieron en  la actuación de ZAMARAMANDI por su estilo de Roots envolvente y pausado de toques jazzísticos, escuchen atentamente Mesopelagio, su último trabajo, producido por Roberto Sánchez, una joyita que les proporcionará momentos de bienestar impagables. En directo estuvieron sólidos y demostraron gran preparación musical, únicamente algunos desajustes vocales deslucieron un “set” armonioso en el que mezclaron temas recientes como Howling Around, Deserve The Earth o Misbehavior con acertadas lecturas de Burnin’ And Lootin’ y Master Blaster, se rumorea que Stevie Wonder quiere regalarse los derechos del exitoso tema. Músicos aplicados que trabajan también en proyectos en solitario para seguir aprendiendo. Pocos lo hacen. Así se gana el futuro.

La ausencia de LESTER STERLING no lastra el poder musical de THE SKATALITES, que siguen siendo a pesar de todo una banda de tomo y lomo, sin embargo les deja huérfanos de una referencia que nos remita a su pasado más glorioso. DOREEN SHAFFER, intenta ocupar ese cargo con su habitual sabiduría y sencillez pero los años dejan huella por mucho que desee uno evitarlo. Aún así cantó con elegancia su repertorio tradicional: Nice, Time, Sugar Sugar, Simmer Down, Turn Your Lamps Down Low, luciéndose especialmente en la fabulosa Can’t you See de Delroy Wilson. Por lo demás, el repertorio de la banda no dejó ninguna sorpresa destacable. RAGNAMPIZA, su Road Manager y amigo de siempre presentó a la banda con su estilo inconfundible de “rapear”, una novedad curiosa y entrañable. Nadie sabe lo que pasará en un futuro que se nos antoja próximo.  Sería una pena que estos jóvenes y talentosos músicos no siguieran representando una marca inmarchitable.

Entre banda y banda un personaje llamado EMPERADOR BRUSCO (búsquenlo en scanner FM), de gran parecido a Ivan Thorpedo, se encargó de entretener a la parroquia con una excelente selección de “oldies”. Un buen tentempié.

150718_NOWA_KEN_BOOTHE_LB_7381_567X378

No se me ocurre mejor manera de celebrar un décimo aniversario que hacerlo con KEN BOOTHE, no tan solo uno de los grandes intérpretes paridos por nuestra querida isla caribeña sino también de la Soul Music en general. Un artista mayúsculo, referente de varias generaciones, que todavía emociona cuando oyes mencionar su legendario nombre y sigue dejándose la piel en cada actuación. Abandonó el escenario exhausto pero aún tuvo agallas para volver a él enfrentándose al público con una versión “a capella” de You Keep Me Hanging On ante la atónita mirada de su banda que quería acompañarle. Exigirle que a sus sesenta y siete años mantenga aquella voz milagrosa, tan abrasadora como tierna, es mucho más que inmerecido, roza la ignominia. Entró potentísimo con This Is Rocksteady, emocionó con las eternas Cryng Over You y The Girl I Left Behind, reclamó unidad en la gloriosa Freedom Street, rematándonos con un Everything I Own de escuela. BOOTHE no defraudó, bailó, cantó de la mejor manera que pudo, batiéndose el cobre hasta el último instante y se sobrepuso a un acompañamiento instrumental deficiente, ése fue su gran mérito. ANDY MITTOO & THE GROOVE MAKERS, son los encargados de acompañarle en esta gira y no están a la altura del mítico jamaicano.  Ya en el “Warm Up”, demostraron sus carencias rítmicas en un repertorio insulso, donde destacó el errático teclista MITTO, construyendo una especie de remedo de Rocksteady pachanguero casi risible. Para tocar cualquier ritmo jamaicano hay que tener un sentido rítmico especial y los italianos lo desconocen. No interpretan mal, pero les falta punch y sobre todo sensibilidad. Tardaré mucho tiempo en olvidarme de las chapuceras entradas de teclado que casi destrozan los fabulosos ritmos utilizados por un artista merecedor de algo mucho mejor. Una lástima.

Si THE KINKY COO COO’S hubieran estado allí, otro gallo hubiera cantado. Competentes como siempre, los barceloneses son de los que no fallan aún faltándoles una pieza tan importante como Gemma, una de sus cantantes. Conocen el oficio más que nadie y su apoyo habría ayudado a KEN BOOTHE a estar más relajado y no calar en algunas notas. Alguien debería tomar nota. Cerraron el escenario principal con un notable alto.

150718_NOWA_KINKY_COCOOS_LB_7789_567X378

Sentimientos agridulces se amontonan mientras abandono El Molí De Mar. Camino por la arena mientras escucho las canciones seleccionadas por los estupendos SUPERSONIC SOUND. Mis pies trillados piden pausa y me giro hacia el faro. Lo contemplo y pienso que quizás tardaré mucho tiempo en volverlo a ver. La vida tiene estas cosas.

 

P.D.: Dedicado a Oriol Galmes y Pepe Muñoz. Dos caballeros que se levantan y se acuestan con la música jamaicana pegada al corazón sin necesidad de disfraces ni “atrezzos” inútiles. Dos expertos. Dos amigos.

 

Texto: Barracuda

Foto: Laia Buira laiabuira.com  flickr

 

 

 

 

Tags: