Home » Internacional

Fallece Prince Buster

Enviado por el 9 septiembre, 2016 – 12:26No Comment

prince-busterAsí se nos va otra de las grandes leyendas de la música jamaicana.

Cecil Bustamante Campbell mejor conocido como , pionero y creador de himnos que alumbraran la primera ola del ska ha muerto por causas que desconocemos. Un escueto mensaje de David Rodigan en redes sociales nos confirmaba la pérdida irremplazable de una de las figuras imprescindibles del género.

Prince Buster nació en una familia de clase obrera en uno de los barrios más duros de la capital jamaicana. Pero escogió la música para salir adelante ganándose la vida entre clubes nocturnos y hoteles en la década de los 50. Le tocaría liderar musicalmente la independencia y el nacimiento del Ska.

Con el auge del sound system a Buster le llegó la oportunidad de presentarse como «toaster» del conocido productore Clement Coxone Dodd. En un principio había sido contratado como guardia de seguridad por que en su juventud había sido un hábil boxeador ganándose el apodo de «Prince Buster» con el que se le conocería después en su faceta musical.

En 1960, Buster produjo el disco Oh Carolina para los Folkes Brothers con su apodo, para el sello Wild Bells. Este disco fue el primero en Jamaica en tomar elementos de música africana – la batería en la grabación la puso ‘Count Ossie’, el principal batería nyabinghi rastafari de Camp David, en las colinas de Kingston. Fue un éxito instantáneo en Jamaica (precisamente por sus ritmos africanos, al dar a la gente de Jamaica algo de su propia cultura), y los primeros discos de Buster (muchos de los cuales se editaron en el Reino Unido por la compañía Melodisc Records) contribuyeron mucho al desarrollo del ska. Buster se grabaría pronto a sí mismo al tiempo que producía discos para otros artistas. En esa época el ska se estaba convirtiendo en la música de moda del país, y él se cambió del sello Melodisc a Blue Beat, que se especializaba exclusivamente en ska.

Desde 1963 hasta el final de la década, Buster escribió y grabó docenas de discos para Blue Beat, muchos de los cuales fueron grandes éxitos. Además produjo más de cien discos para otros artistas del mismo sello. Experimentó con nuevas técnicas de producción que fueron usadas con posterioridad por otros productores. Después de su éxito inicial pronto atrajo la atención internacional. Hizo una extensa gira por gran Bretaña durante ese período y apareció en el canal comercial de televisión Rediffusion de Londres en el programa pop de los viernes por la tarde Ready Steady Go! en 1964. Algunos discos de Buster entraron en las listas inglesas; Al Capone fue el primer disco jamaicano en entrar en el top 20 británico. También hizo una gira por Holanda y por otros países europeos. Pese a que ninguno de sus sencillos entró en las listas de los Estados Unidos, tuvo una triunfante gira norteamericana en 1967.

A la vez que adorado por sus fans en su país y en otros muchos, las relaciones de Buster con su compañero y también pionero del ska, el productor Leslie Kong, estaban lejos de ser amistosas. Un protegido suyo, Derrick Morgan, tuvo una pelea con Buster y empezó a trabajar con Kong. Cuando Morgan y Kong comenzaron a grabar sencillos en los que plagiaban melodías de los discos de Buster, Buster contraatacó grabando una crítica, Blackhead Chinaman. Las dos estrellas continuaron intercambiando insultos en las canciones en un tira y afloja que presagió las famosas rivalidades entre productores y cantantes de los 80 y 90

Además de ser un pionero en la música, Buster, como Clement Dodd, estaba interesado en los negocios. Abrió una tienda de discos en Kingston en los primeros 60 que todavía pertenece y es explotada por su familia. Después fundó una compañía de jukebox. También creo el sello Prince Buster Records; pese a tener poco éxito, pudo recuperar gran parte de sus pérdidas vendiéndoselo al propietario de Blue Beat.

 

En los 70 la carrera como músico de Buster se ralentizó por lo que se centró en sus negocios. El ska no era tan popular como había llegado a ser, pero sus influencias se dejaban sentir en sus descendientes: el rocksteady, que era básicamente ska pero con un ritmo ralentizado, y el sucesor más conocido del rocksteady, el reggae. Además de la influencia musical, muchas letras de reggae expresaban un afrocentrismo inspirado en la visión del mundo de Marcus Garvey, que había estado presente en algunas de las canciones de Prince Buster. Bob Marley, Toots Hibbert y otras estrellas del reggae han reconocido esta deuda. Buster también hizo un cameo en la película internacionalmente aclamada Caiga quien caiga (The Harder They Come) de 1972.

A finales de los 70, Buster tuvo serios problemas financieros. Sus negocios estaban dando pérdidas en vez de beneficios, y los préstamos que había pedido para comenzarlos estaban venciendo. Afortunadamente para él había surgido un revival del ska en el Reino Unido. En 1979 el grupo Madness sacó su primer disco, un tributo a Buster llamado «The Prince», que llevó a los fans del ska a recordar «al hombre que puso el ritmo», stating «So I’ll leave it up to you out there / To get him back on his feet.» El interés en Buster creció durante este tiempo; recibió dinero por los derechos cuando grupos como The Specials, The Beat, y The Selecter grabaron versiones de sus canciones y sus viejos discos fueron reeditados, vendiéndose bien. Entre todas estas bendiciones, The Prince iba en realidad a «salir a flote.»

Prince Buster vivió su últimos años en Miami, Florida.

https://www.youtube.com/watch?v=aIFulGHEyME

Tags:

¡Deja un comentario!

Debes estar registrado para poder hacer un comentario.