Home » Crónica de evento, Dancehall, Dub, Early Reggae, Reggae Roots, Rocksteady, Sin categoría, Ska

“De la calma a la tempestad” crónica del primer día en Rototom Sunsplash 25 anniversary

Enviado por el 17 agosto, 2018 – 17:16No Comment

El Rototom Sunsplash abrió ayer sus puertas para celebrar el 25 aniversario del festival de música y cultura jamaicana. Un año más tenemos el placer de poder colaborar con el festival de reggae más importante de Europa, que viene cargado de grandes propuestas para llenar los múltiples espacios que ofrece el festival.
Este año volvemos a contar con emplazamientos como la Reggae university, dónde los y las artistas realizan monográficos y ruedas de prensa y los asistentes pueden gozar de tener a sus artistas preferidos/as cerca y poder interactuar con ellos/as.

También como en cada edición, tenemos un lugar dedicado a los y las más pequeñas, se trata de Magico Mundo,  dónde los niños y niñas pueden dejar volar su imaginación y jugar con el material que brinda el área. House of Rastafari es el espacio dónde la meditación, las plegarias a Jah y los bongos nyahbingi cobran una vibración especial. Por otro lado, tenemos el Pachamama, un remanso dedicado a vivir la energía, a estar en comunión con la naturaleza y con nosotras mismas. Rototom circus nos ofrece una escuela de circo diverso, muy interesante dónde artistas de todo el mundo muestran sus habilidades motrices. En el foro social vamos a encontrar charlas con activistas, luchadorxs y en definitiva personas que han hecho que este mundo sea un poco mejor. El African Village, dónde cada día se viven espectáculos de raíz africana con un derroche de energía alucinante. Y por no mencionar todos los stands de artesanías, vinilos, asociaciones, ropa, etc. Y la gran cantidad de oferta gastronómica que nos ofrece el festival.

Vámonos a la música que es el atractivo principal del festival: El Rototom Sunsplash nos ofrece 7 escenarios diferentes que abarcan todos los estilos musicales de la música Jamaicana, desde los sonidos fundacionales a los dubs más undergrounds.

La primera noche del festival la abrió & the Uprising. El hijo de Bob se movió por el escenario con una soltura ya clásica de los Marley, tratando de imitar los contoneos, movimientos y danzas de su padre y regalando algunas versiones de aquel, con tremenda dignidad. Cautivó a la massive que estaba deseosa de empezar la semana de reggae más importante del año. Julian vino con su banda,con pulso,  muy compacta,  profesional y caracterizada por llevar unos músicos de probado talento. Y hablando de talento, impresionantse los vozarrones de las coristas que acompañaban Julian que aparte de cantar, demostrando sus buenas dotes de danza volviendo locos y locas a los asistentes.

Seguidamente de Julian Marley, le tomó el testigo y : Seguramente fueron la pareja de la noche, Cocoa Tea se marcó un concierto épico repasando no sólo sus grandes Big tunes sino que además tocó versiones de temas y riddims archiconocidos de la historia de la música jamaicana, homenajeó a Gregory Isaacs, Buju y a quien se le pusiera por delante al más puro estilo Rockers. Cuando Cocoa ya tenía el público a su merced, hizo aparición en el escenario la joven promesa jamaicana Koffee, que con tan sólo 18 años puso el Main Stage del revés, tanto es así que a todos los temas que se cantó, el público exigió PULL UP. Otra artistaza que se subió al main para cantarse un tema con Cocoa fue , cerrando una actuación memorable.

Justo después de Cocoa emigramos para el Lion Stage dónde Lone Ark Riddim Force, la banda del gran , estaba dando un bolazo presentando el showcase de 3 de sus artistas más relevantes, Shanti Yalah se encargó de abrir el concierto, presentando su LP Creation. Inés Pardo le cogió el testigo a Shanti, que hizo un repaso de su álbum One Sister, la cántabra cantó temas dedicados a la ecología, al anticapitalismo y sobretodo al feminismo.. El concierto lo cerró , que también repasó su álbum Sons & Daughters y estuvo como siempre a muy buen nivel, dicho por Roberto “el mejor artista reggae nacional, aún habiendo nacido en Brighton”. La banda estuvo a un nivel superior, como siempre, Lone Ark nunca falla e hizo subir la calidad del festival con su apuesta Roots.
Una vez complacidos y con buen reggae en las venas, volvimos al Main Stage para ver al cabeza de cartel, con una apuesta fuera de la música jamaicana, dónde el americano estuvo a la altura de las expectativas, con una banda increíble hicieron rugir el main stage, realizando múltiples solos introspectivos que maravillaron a los y las asistentes.

Sin Vaselina. En cuanto el introspectivo abandonó el Main Stage, la jamaicana tomó al asalto el escenario de la carpa Dancehall para ofrecer uno de esos shows ‘strictly jamaican’ por los que hasta las neófitas reconocían que había merecido la pena venir ayer Jueves. Aquella ghetto gyal de Gaza que tuvo que competir desde el inmortal “Ramping Shop” con la interminable lista de tigresas de Vybz Kartel, hoy es una empresaria de éxito con su propia empresa de producción de espectáculos.
La organización decía que estaba cansada y ni siquiera compareció en la Reggae University donde se la esperaba, y ni hablar de entrevistas, pero on stage no se le notó nada y se entregó tanto entre contest de wine y contest de daggaring con los Boys, que junto a sus dos explosivas bailarinas, acabó casi pidiendo volver al Rototom. Y de paso, se pegó un repaso de fuego a algunos de sus más grandes hits, tanto en clave hardcore como más comercial, que hicieron las delicias de las entregadas primeras filas, casi tanto como sus potentes rendiciones de sus hits con el Weirl Boss, “Ramping Shop” o “Conjugal Visit”.

Lástima que la gran mayoría del público no sabe ni corear los estribillos, pero la energía y la vibe positiva y de empoderamiento femenino sí contagió a todo el mundo. Con bandera jamaicana y todo, Spice hoy es tan símbolo de Jamaica como el ‘jerk chicken’. Una máquina infalible, ya puede Shenshea discutirle el favor del público jamaicano todo lo que quiera. Yo me reconcilié con el dancehall de esta década, y si hubieras estado, a poco que le pilles la gracia a la diversión bizarra del baile, ¡tú también!

Mientras en el Lion Stage, los valencianos Auxili hicieron un concierto enérgico, con una puesta en escena muy trabajada y liricas reivindicativas, que posiblemente el público más joven fue el que más se entregó cantando y moviéndose al ritmo de la banda.

Y así vimos lo que fue la primera jornada del 25 aniversario del Rototom Sunsplash, WalkingTogether, un primer dia FULL OF VIBES.

Crónica: ACR team (Didac Garçot, Carlos Monty)

Fotos: Raquel Antúnez y archivo Rototom

 

Tags: , , , , , , , ,

¡Deja un comentario!

Debes estar registrado para poder hacer un comentario.