Home » Reseñas discográficas

Reseña del disco Mental Maintenance de Konshens

Enviado por el 9 mayo, 2013 – 9:03 Comments

rq6mNada menos que una pieza esencial si es algo nuevo para ti.

El cantante y DJ Garfield Spence, también conocido como Konshens, ha publicado discos en Japón y Europa como parte del dúo Sojah con su hermano Delus, pero a nivel internacional su carrera ha crecido basada en singles. Muchos de ellos aparecen en su álbum debut oficial, que aspira a ser uno de los lanzamientos más potentes de principios del 2012.

El título hace referencia a la idea que Konshens –que personalmente admite cambiar fácilmente de humor– tiene de que hay una canción para cada emoción y situación. En manos menos hábiles habría resultado un desastre sin control, pero aquí –a pesar de contar con muchos productores diferentes- todo fluye.

El tema acústico que abre el disco, World Citizen, pide que las personas se unan y detengan la segregación. La segregación musical precisamente es algo para lo que Konshens apenas tiene tiempo: el hip hop, el rock, el dancehall, el pop, el roots reggae y el RnB se acomodan todos en su elección de ritmos y resultados. El disco arranca de forma bastante sólida, pero cuando se oye el bajo en el tema de aire presuntuoso a la vez que frustrado Simple Song –sobre el Set It Off riddim producido por Niko Browne– se establece (y mantiene) un listón de primera.

El amor de Konshens por el baile lo representan las cuerdas furiosas de Bounce, producido por Freeze, así como Do Sum’n de Ward-21, que se puede adaptar a las batallas de micros. El DJ es un cantante roots sensitivo y melancólico en el himno de evasión Pop In My Headphones (el tema favorito de Konshens), así como Home Wrecker, que recuerda al Michael Rose de antes de Black Uhuru.

Una remezcla del canto anti-“alquila-rastas” de 2008, Rasta Imposter, toma muestras de Love is a Treasure de Duke Reid y Freddie McKay y cuenta con Sizzla, Tarrus Riley (a cambio de la colaboración non-Rasta de Konshens en Good Girl Gone Bad de 2009) y con el hermano rapero de Riley, Wrath. El éxito de “Badmind comes from within”, The Realest Song, también se remezcla –con la presencia del veterano del dancehall Bounty Killer.

Al contrario de lo que suele pasar en un álbum de reggae moderno, todos los temas merecen ser escuchados. Hasta los sketches tienen trascendencia, por el tesón que se les pone. La fuerza de este disco es tan grande, que la única razón posible para ignorarlo es que los oyentes de reggae asiduos puede que ya tengan gran parte de este material.

Texto: Angus Taylor
Traducción: 4theVibe | tracinglanguage.com

vía: www.bbc.co.uk/music/reviews/rq6m

Tags: