Home » Entrevistas, Proyectos ACR

Entrevista a Richie Campbell cortesía de Nowa Reggae

Enviado por el 17 junio, 2013 – 20:30 Comments

richie campbell 1Cómo promoción para su próxima actuación en España en el , festival con el cual este portal colabora y apoya, y la organización del propio festival nos ofrecen esta entrevista.

Con 25 años, Ricardo Dias Lima Ventura Costa es considerado una de las más grandes promesas de la música nacional. Natural de Caxias, se ha consolidado como una referencia del reggae en todo el mundo, llegando a ser conocido como Richie Campbell. Ve su música como un medio para transmitir un mensaje y conectar con la gente, para compartir sentimientos. “This is How we Roll”, grabado en Jamaica, es su último éxito, a punto de alcanzar los 2 millones de reproducciones en Youtube.

 En sus conciertos consigue que el público cante todas las estrofas de sus canciones, se mueva al compás de la música, alce sus manos al aire disfrutando del directo. El objetivo de esta entrevista es tratar de averiguar cuál es la magia que existe detrás de este fenómeno de masas.

 Cuando tenías 5 años, ¿ya pensabas que la música era lo tuyo o aun jugabas a los médicos?

RC: No, no jugaba a los médicos. No pensaba que la música iba a ser mi vida, pero ya cantaba sin duda. Siempre me ha gustado cantar e imitar las canciones que oía. Cuando aún era un crío, creo que quería ser veterinario. ¡Nada que ver! (risas)

Con 7 años de carrera musical, has participado en proyectos con los Stepacide y los No joke soundsystem. ¿Cómo te han ayudado a llegar a este punto?

RC: El primer grupo que tuve fueron los Stepacide. Cuando empezamos, éramos todos amigos y no entendíamos absolutamente nada sobre hacer música. Así que hemos aprendido juntos. Quedábamos y decidíamos que íbamos a hacer una canción, sin grandes bases. Y creo que eso nos ayudó mucho a aprender como se hace una canción, como se canta, como hacer esto y lo otro. Hemos tenido muchos conciertos en Estoril, Cascais, Carcavelos, etc…Y nunca grabamos ninguna canción, o sea, aprendimos a dar buenos conciertos. Creo que en ese entonces fue cuando aprendí la importancia de los conciertos. Después, con los No Joke Soundsystem, creo que aprendí a perder el nerviosismo de estar en un escenario, porque son cuatro horas haciendo música y a teniendo constantemente que hablar, decir algo a la gente, y eso nos da un buen entrenamiento para no atragantarnos. Después de esos dos grupos, ya por fin, estaba listo para crear mi proyecto, y está yendo bien.

En 2008 empiezas tu proyecto en solitario. ¿Fue una decisión tuya o las circunstancias de la vida te han hecho seguir este camino?

RC: Al principio empecé a hacer cosas solo, porque muchos de los componentes de Stepacide se marcharon a estudiar fuera. Estuvimos parados durante un semestre entero. Cuando entré en los No Joke Soundsystem con Benny, que hoy es mi manager, empecé a experimentar grabando canciones yo solo. Sin embargo, como yo era el único que no dedicaba tanto tiempo a la carrera universitaria, decidí hacer las cosas más en serio. El grupo empezó a parar y a volverse cada vez más un hobby que una profesión. Entonces, me enfoqué más en mi proyecto en solitario.

El reggae es un estilo musical con el fuerte objetivo de pasar un mensaje, ¿cuál es el tuyo?

RC: Hoy mismo estaba pensando en eso (risas). El mensaje que el reggae transmite puede ser de varias cosas y, en un álbum, puedes tener hasta 10 mensajes diferentes. Creo que mi objetivo, a propósito de este próximo álbum es hablar de varios temas, temas que retratan el día a día de las personas. Y si tienes un problema, una de las canciones te ayudará a resolverlo o a enfrentarlo. Puede ser un problema con la pareja, falta de dinero, problemas familiares… Los tengo que abarcar todos, para que una persona que escuche el álbum del principio al fin se identifique, al menos, con una de las situaciones y que yo pueda contribuir para ayudarla. El reggae es, por regla general, un poco de eso: crear lazos con la gente.

richie campbell 2

El año pasado hiciste de telonero en toda la gira europea de Anthony B. ¿Qué puertas se te han abierto después de esa participación especial?

RC: Hemos conocido a muchísima gente, como puedes imaginar. Fueron 26 o 28 conciertos en 30 días, en ciudades diferentes. Hemos conocido a muchos productores de conciertos en Europa, lo que va siendo un buen camino para dar a conocer mi música, lo que hago de nuevo. Siempre que producimos algo nuevo, lo mandamos para fuera del país y vamos creando una base de fans también en el extranjero.

Llenaste el Campo pequeño en noviembre del año pasado, cuentas con colaboraciones con Mighty Crown, Alborosie y Kimani Marley, y cantaste en el escenario más importante del Sudeste Festival hace pocos días. ¿Podemos afirmar que estás en la cresta de la ola o hay mucho más por venir?

RC: ¡Estoy remando todavía! (risas). Creo que todas estas cosas pequeñas -tocar en el Sumol Summer fest, hacer un tour con Anthony B, Sudeste Festival– nos motivan y nos enseñan que nuestro trabajo se está haciendo bien. Aún mi trabajo está lejos, muy lejos de estar completo. ¡Sólo estará completo cuando toda la gente a mi vuelta gane un millón de euros por año! (risas) Queremos llegar a toda la gente del mundo. Desde que hemos empezado, hemos cumplido pequeños objetivos. Ha sido siempre a subir, por eso no tenemos razones para parar. ¡Siempre remando!

Y hablando de surfear… ¿el surf para ti es en la playa, en la bañera o en las redes sociales?

RC: Es más bien en las redes sociales, admito. (risas) Nunca he practicado nada de surf. Lo he intentado hacer una vez, con un amigo que estaba loco. Entré en “Praia Grande” con 2 metros y dije: “¡Esto no es para mí!”. Si preguntas a mis amigos, la mayoría ya hizo surf o bodyboard, yo soy el único que es un “cero” en esto.

Cuentas con más de 75 mil “me gusta” en el facebook. ¿Eso hace sentirte más cerca de tus fans?

RC: Eso nos ayuda mucho. Claro que es gratificante saber que a 75 mil personas no les importa leer las cosas que escribo allí. (risas) Pero, más que eso, es una herramienta que podemos usar para compartir las nuevas cosas que hacemos. Siempre que tenemos un nuevo concierto, lo publicamos en el facebook y 75 mil personas lo ven. Hoy en día es muy importante esta proximidad con los fans, y el facebook nos ayuda bastante.

Mai Magazine estuvo en primera fila en tu conciertos en el Surf at Night. ¿Ves con buenos ojos los proyectos innovadores como este o prefieres la comodidad de la rutina?

RC: Innovación siempre, ¡sin duda! En Portugal, hemos fallado un poco en lo que respeta a la innovación. Las personas tienen miedo de salir de lo normal. Creo que este tipo de iniciativas son geniales. Si yo hiciera las cosas con la misma mentalidad que la gran mayoría de los portugueses, quizás hoy no estaría donde estoy. Es muy importante que las personas innoven y que se den cuenta de que estamos “acomodados” en un formato utilizado hace no sé cuantos años. La música, por ejemplo: hay mucha música en Portugal pero que no está siendo desarrollada como debe ser. Hay proyectos nuevos, innovadores, con una mentalidad abierta, como los casos de Jimmy P, de Dengaz y de mí mismo, que trabajamos de una manera diferente y me parece genial. Cada vez veo más personas como vosotros, haciéndonos entrevistas, cubriendo nuestros conciertos, y eso es muy importante para nosotros.

Es la primera vez que actúas en el Surf at Night. ¿Con que idea te quedas de este festival?

RC: ¡Me ha gustado mucho! Me habían hablado de este festival, que ha crecido a cada edición, y conocí hace poco al organizador. Lo encontré una persona increíble y se ha quedado la promesa de, quizás, volver un día. Hemos ido a cenar a la playa y a ver niños con los skates y saltando por encima de fuego. Me ha gustado mucho el ambiente. Espero volver, sin duda.

Y ahora, la pregunta del millón, ¿cuál es tu truco para tener un acento jamaicano como el tuyo?

RC: (risas) Es muy fácil de explicar. Mira: tú dominas el portugués, hablas portugués perfectamente, es tu primera lengua. Si te relacionaras con los habitantes de Cabo Verde desde que nacieras, probablemente sabrías hablar criollo. El jamaicano es el criollo del inglés. El inglés para mi es fácil, debido a la nacionalidad de mi madre. Como siempre oí reggae y dancehall, automáticamente fui aprendiendo el jamaicano. Claro que exige mucho entrenamiento: escuchar las músicas, leer las letras, intentar entender lo que significan. Pero si, también está un poco en mi sangre, es parte de mis raíces.

 

Traducción al castellano por Bárbara Spencer

Fuente original: maimagazine.net/2/na-onda-com-richie-campbell/

Tags: ,