Home » Reportajes

Vivir la energía: 10 pasos para vivir más y mejor

Enviado por el 20 agosto, 2013 – 14:39 Comments

2013_vivir_la_energiaRojo, amarillo y verde. Sobre todo mucho verde. El pionero y divulgador de la Agricultura Ecológica, la Geobiología y la Bioconstrucción, Mariano Bueno, ha pasado por Rototom dejando un buen manojo de lecciones ecológicas aplicables de manera sencilla y urbana. En una sociedad que “vive con estrés”, Mariano cree que está en manos de cualquiera poder llegar a ser más feliz, vivir más y mejor. ¿Cómo?

1. Vivir rodeado de vegetación. O tenerla cerca, verla, sentirla. Según Mariano, estudios recientes en Japón han demostrado que quienes ven ‘verde’ viven 5 años más de media que los urbanitas de visión gris. Incluso también mejoran más en su recuperación los enfermos que ven vegetación desde sus ventanas.

2. Captar las energías de nuestro hogar, y evitarlas en la medida de lo posible. Los lugares donde se concentran frecuencias pueden llegar a impedirnos el sueño y generarnos enfermedades. Los minerales que emiten radiaciones en las capas terrestres, las corrientes de agua a gran profundidad o un simple teléfono inalámbrico, son algunas de las cosas que pueden llegar a interferir en nuestra salud, provocando desde un dolor de cabeza hasta un cáncer. Mariano ha explicado cómo fabricar un detector casero de frecuencias.

3. Comer lo que crece cerca de donde vivimos, ya que al crecer las plantas desarrollan las bacterias necesarias para sobrevivir a esas condiciones, y nos las transmiten al comerlas. También regular el consumo de carne, incluso eliminarlo, ya que según el geobiólogo “los estudios demuestran que la gente que restringe la carne en su dieta vive hasta entre 10 y 15 años más”. Y, si se opta por una dieta vegetariana, que sea de productos cultivados de manera ecológica.

4. No limpiar ensuciando. Con los productos de la industria de la limpieza, eliminamos las bacterias pero incorporamos químicos. Jabón potásico es la alternativa más sencilla, mezcla de sosa y aceite, o emplear productos de la industria de la limpieza pero que respetan procedimientos naturales, como la empresa castellonense Jabones Beltrán que citó el experto.

5. El cuerpo está pensado para el movimiento, así que naturalicemos el ejercicio físico. El sudor es bueno ya que nos ayuda a depurar las toxinas que le sobran a nuestro cuerpo.

6. Primero lo natural, luego lo artificial. “No se nos ha enseñado a recurrir a la naturaleza como primera opción, y la medicación nos arregla unas cosas y nos perjudica en otras”. Para Mariano, “casi siempre” hay una alternativa natural que nos permite tratar nuestros problemas de salud física o mental.

7. Precaución en trabajos de oficina o que requieren de ordenador. Además de emplear ropa no sintética o suelas de cuero para permitir pasar a tierra la energía eléctrica, Mariano insistió en los estudios recientes del campo de la cronobiología para entender cómo nuestro cuerpo actúa en función de la luz del día.

El color de la luz se transforma paulatinamente desde el azul del amanecer, hasta el verde, amarillo, naranja, y acaba en el rojo atardecer, y el cuerpo va segregando las hormonas necesarias para funcionar correctamente en cada franja. Pero las pantallas emiten luz azul, lo cual le indica al cuerpo que “despierte constantemente, con lo cual el cerebro no sabe que tiene que ir a descansar” y no fabrica melatonina, con efecto reparador y que cura el cáncer.

8. Alerta con nuestros pies. Con un experimento con voluntarios, Mariano demostró la importancia de evitar las suelas de goma, que no dejan pasar la corriente hasta el suelo, concentrándose toda la energía eléctrica y magnética en nuestro interior. Lo cual, desde un punto de vista médico, puede generar alteraciones nerviosas como estrés o ansiedad. El uso de zapatos con suela de cuero o esparto, o incluso andar descalzo por piedras, puede ayudar a que nuestro cuerpo libere esa energía perjudicial retenida.

9. Huerto propio con material de nuestro día a día. Con una simple garrafa de agua grande podemos cultivar nuestras propias plantas y arbustos, dejando que el agua suba por evaporación. Al regar, como de forma mayoritaria, por arriba, el agua arrastra los nutrientes hasta liberarlos de la planta.

10. Cuidado con el “sistema de las multinacionales”. Mariano reveló cómo, por ejemplo, la Stevia, una planta de un poder endulzante muy superior al del azúcar, ha sido “vetado” por las farmacéuticas durante décadas por suponerles un probable conflicto de intereses. Ahora que ya no puede ser contenida durante más tiempo su existencia -incluso Coca-Cola está empezando a comercializar un nuevo producto con Stevia como base- es preciso que, si queremos cultivarla en casa, averigüemos si la que adquirimos proviene de un origen ecológico o transgénico, ya que esta

última es la que “se está poniendo en el mercado y sólo endulza, cuando la natural también cura la diabetes”. Unos consejos que despertaron durante casi dos horas las conciencias de alrededor de 200 personas, que asentían con sorpresa a cada revelación sencilla y aplicable del castellonense. Más verde, más vida. Así de simple.

texto: Álex Rubio y Staša M Božić