Home » Entrevistas, Proyectos ACR

“Gracias a la veteranía podemos llegar al núcleo, hacer lo que queremos”

Enviado por el 13 marzo, 2015 – 12:00 Comments

Trepi-gobeoCuatro Notas, de los vitorianos , es un disco fresco, que invita a cantar y a bailar. Es reggae melódico y pegadizo, es reggae de banda que nos habla de la vida, del amor, de los juguetes rotos de esta sociedad, del gran bazar que es el mundo. Es el trabajo de un grupo joven que cuenta entre sus filas con dos de los más veteranos y curtidos músicos del reggae ibérico, Javier Olloki, “Okiman” y Julen Trepiana, “Trepi”. Hablamos con Trepi, cantante de la banda, de este nuevo disco y de cómo se ven las cosas desde la bahía ficticia del reggae alavés.

 

Tres años después de Alfa y Omega ve la luz un nuevo trabajo. ¿Cómo es este Cuatro Notas?

Ha pasado poco tiempo y con este disco seguimos la estela del anterior. No hay muchos cambios, continuamos con nuestro estilo y nuestras formas de hacer pero hay cosas nuevas y nuevos matices. Creemos que es un trabajo que ha quedado redondo y que cada canción ha cogido su color. Es un disco que se ha hecho en poco tiempo y que está muy completo.

Hay dos temas que no son nuevos, pero sí lo son los otros once. ¿Cómo han nacido estas canciones?¿Cuál es el proceso de creación de Gobeo Bay?

Uno de los temas, Ritmo Provisional, apareció en la época de Potato cuando yo empezaba a cantar, y el otro, Ganjah, es de la etapa de Arawak. Estos temas los veníamos tocando en directo hacía tiempo y nos parecía que podían quedar bonitos, que teníamos una oportunidad para hacerlos de otra manera, para reinventarlos. Otros temas estaban en la recámara desde Arawak, como Señor Juez y Como una llama y para este disco los hemos rehecho completamente. Siempre nos ha gustado bastante darle vueltas a las canciones, por eso tardábamos en sacar discos. Y los demás temas fueron saliendo. Lo que más me cuesta es hacer las letras, porque con los años te da la impresión de que siempre dices lo mismo. Pero fui cogiendo la libreta, haciendo bocetos, los fui acabando y así íbamos entrando a hacer las canciones. Para este disco hemos estado menos en el local, hemos aprovechado más el tiempo con el ordenador, sacando más provecho a las tecnologías. Y poco a poco se iban vistiendo las canciones. En poco tiempo tuvimos un puñado de temas y… a la cazuela!

Nos has hablado de las letras, eres tú el que las escribe… La temática es muy diversa en este disco, desde el amor hasta la crítica al sistema, ¿desde dónde escribe Trepi?¿Cómo te llega la inspiración?

Depende. A veces me ha venido de un libro que he leído, y como un juego construía una letra, como es el caso, por ejemplo, de Cuatro Notas. Otras veces, tomando un café y leyendo el periódico veo algo de lo que puedo tirar, una idea o una frase curiosa y ese es el comienzo. Tiras de la madeja hasta que sale una canción. A veces creo que me salen letras algo complejas, pero no me preocupo porque los temas tienen un toque personal y yo creo que eso es lo importante.

Vuestro estilo es inconfundible y en este disco vuelven a aparecer las melodías pegadizas, un reggae melódico, a veces pop. Las canciones se quedan en la cabeza, te sorprendes tarareándolas… ¿De qué influencias bebe este estilo de Gobeo Bay?

Llevamos ya bastantes años en esto. Y siempre nos han gustado Culture, los Mighty Diamonds, Burning Spear… en general todo el reggae clásico. Ahora se han vuelto a poner de moda los rub a dub, que a nosotros nos han gustado siempre. También hemos sido mucho de Aswad, los vientos me llamaban mucho la atención -yo comencé en el reggae tocando la trompeta-, me parecían muy sobresalientes. Y cuando empecé a cantar me fijaba mucho en buenas voces, en Dennis Brown por ejemplo, después Luciano, los Morgan Heritage… Temas que tuvieran melodía. Y luego cada uno íbamos llevando a nuestro instrumento lo que nos gustaba. La verdad es que comemos de todo.

gobeo-bay

Sois una banda y vuestro trabajo es de grupo. Esto es algo que cada vez abunda menos en la escena. Las cosas han cambiado mucho… ¿Cómo ves tu la evolución que ha tenido el reggae en nuestro país desde esos primeros momentos -cuando estabas en Potato- hasta hoy?

Cuando empecé con Potato no había mucho reggae aquí, mirábamos a lo que se hacía en Jamaica y después a Inglaterra. Ahora con Internet tenemos todas las oportunidades para saber qué es lo que se hace a tu alrededor, pero antes, y más nosotros viviendo en una ciudad pequeña, ibas haciendo los contactos cuando tocabas con otra gente. Y te pasabas cintas. Eso era lo que había. El cambio ha sido enorme.

Además seguís cantando en castellano, cuando en estos años se ha puesto de moda cantar en inglés…

No tengo un nivel  como para cantar en inglés, pero además de eso, es que nunca me ha llamado la atención. No he visto necesario pasar por esas aduanas. Yo me expreso en castellano y en euskera y por eso hago música en castellano. Entiendo que haya gente que tenga necesidad de cantar en inglés, porque es el idioma en el que vino el reggae. Yo respeto todo lo que viene de allá y lo que se hace aquí, pero nosotros le hemos querido dar a todo lo que hacemos nuestra impronta y el castellano entra dentro de ella.

¿Cómo se lleva ser un veterano del reggae ibérico, como lo sois Oki y tú, y a la vez formar parte de una banda joven como Gobeo Bay que intenta abrirse camino?

gobeo-bay3Vas bailando con lo que te toca. Ahora lo veo con la perspectiva de los años. La época de Potato fue muy bonita, tuvimos la oportunidad de tocar en muchos sitios, en muchos festivales, empezaban a venir aquí bandas reggae y tocamos con los Wailers, con las primeras de bandas de reggae que iban llegando a España… Aquello estuvo muy bien, pero tienes que seguir tu camino. Creo que gracias a la veteranía podemos llegar al núcleo, hacer lo que queremos y dejar otras cosas al margen. También hemos tenido parones, hemos tenido que reinventarnos y ahora tenemos banda nueva. Hoy la música ha cambiado. Hacemos algo muy diferente a lo que hacíamos con Potato y también nos ha venido la crisis encima. Antes eramos de cinta y vinilo y ahora es otra cosa muy distinta. Se hace raro porque ahora no estamos en ninguna escena, no tocamos tanto como en aquella época, no nos oxigenamos tanto haciendo conciertos fuera y, entonces, por un lado, te conviertes en un endemismo, estás en el terruño, a lo tuyo, pero sigues haciendo lo que quieres. Tienes un poco de soledad, pero trabajas concentrado en lo que haces y yendo al grano. En estos últimos años, y gracias a Internet, nos hemos acercado más a la escena y a las cosas que se hacen en el reggae, hay más cauces de los que nos hemos beneficiado, como la ACR o el estudio de Roberto Sánchez, cosas que han ido creciendo a nuestro alrededor y con las que hemos colaborado. Pero es cierto que un poco dinosaurio sí que te ves…

Habéis vuelto a contar con el tándem Roberto Sánchez-Ibon Larruzea para grabar y masterizar este disco. ¿Qué supone trabajar con ellos?

Pues es un lujo. Antes cuando ibas a grabar no tenías mucha idea de lo que querías hacer. Las producciones que se solían hacer por aquí era de rock radical vasco, de punk, más folkies… cosas muy alejadas de las ideas que teníamos nosotros de por dónde tenía que ir la música. Siempre te encontrabas con un muro y no te entendías muy bien. Te presentabas allí con un par de discos para enseñarles “a quién te querías parecer” y entre que no llegabas a lo que querías  y no te entendías, era un diálogo de besugos. Hoy en día todo es diferente. Roberto tiene sus gustos, nosotros los nuestros pero nos entendemos perfectamente. Tenemos una base muy amplia y sabemos de lo que estamos hablando. Sabes a lo que estás jugando. Y eso facilita todo muchísimo. Él hace su trabajo como sabe hacerlo y no te vas por las ramas. ¿Con quién vamos a estar mejor? Él siempre ha sido la primera opción y la mejor. Y lo mismo respecto a Ibon con el Estudio Euridia.

El proyecto Reggae is a Mission, de la ACR,  pretende concienciar y crear comunidad en torno a la idea de que la música, concretamente el reggae, puede ser una herramienta para la transformación social. ¿Qué opinas sobre esto?

Todo cuenta, cuando se quiere sumar, cualquier cosa que quieras decir ayudará. Si tienes una hoguera, cualquier material inflamable hará que arda mejor. O, dicho de otra manera, todo lo que vamos echando en el zurrón puede ayudar. No creo que los músicos tengamos que estar en un pedestal, ni endiosados como  futbolistas. Es cierto que si no eres experto en algo, ves a otro haciéndolo y te parece extraordinario. Si yo veo a un carpintero haciendo una talla de madera, me impresiona, me parece un artista. Con los músicos pasa eso, porque la música es algo que llega muy directo al corazón y que te llena. Por eso creo que cada uno en nuestro ámbito podemos hacer algo para luchar por lo que creemos. La música es un instrumento más, pero al ser muy directo es fácil que llegue a la gente si lo haces bien. Por sí sola la música no hace que las cosas cambien, pero todo suma.

¿Os vamos a ver en concierto?

Estamos deseando. Si hemos sacado este disco no es para estar flotando sin mojarnos, sino para tocarlo todo lo que se pueda y presentar esta música en directo, porque creo que no va a desmerecer nada al disco. El negocio está como está, no vamos a llorar, pero vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para tocar en directo y que la gente pueda disfrutarlo.

 

 

Celia Naharro Salas

ACR Crew

Tags: