Home » Crónica de evento, Galería de Fotos Reggae.es

“Ha llegado su momento”. Crónica del concierto de Alex Bass e Iseo&Dodosound en Barcelona

Enviado por el 28 enero, 2016 – 19:00 Comments

DSC01198El pasado viernes 22 de enero Barcelona se volvió a teñir de reggae. Reggae con sabor a coconut, y es que la promotora nos ofrecía una vez más una noche de música jamaicana en la sala Upload de la ciudad condal.

Dicha sala goza de buen carisma en cuanto ambientación se refiere: en medio del Poble Espanyol, con una decoración muy característica, una capacidad más que aceptable y un buen equipo de sonido. Aún así, también es conocida como la sala maldita. Es de difícil acceso teniendo en cuenta que está aislada a media cuesta de una montaña y que un viernes no hay transporte público toda la noche, sumado al factor “pereza irracional” que parece que cada vez invade a más espectadores. Todo promotor que decide hacer una fiesta allí debe saber que se enfrenta a un dificilísimo reto: llenarla o que, al menos, parezca llena.

Reto que en esta ocasión los compañeros de Big Coconut superaron y con mucho éxito. La propuesta artística era clara y bien definida: proyectos en directo insignia del estado español como son y el debut con banda propia de junto a la Same Song Band.

Después del warm up a cargo de los sounds residentes del club King Horror y Rebelmandiaq, la formación de Iruña compuesta por Iseo a la voz —¡y qué voz!—, Dodosound a los controles y cuatro vientos bajo la denominación de The Mouse Hunters se encargó de abrir la tanda de conciertos. Con una sala ya bastante llena, despertaron mucha curiosidad entre el público barcelonés. No podemos decir que éste estuviera saltando alocadamente y cantando las letras de su último LP “Cat Platoon”, pero si muy atento a lo que pasaba encima del escenario, respondiendo cuando tocaba hacerlo, aprendiendo y disfrutando de una propuesta inédita en tierras catalanas y muy interesante al llevar ritmos cercanos al dub a un terreno poco explorado como es un escenario y no a ras de suelo delante de unos scoops.

DSC00980

Iseo&Dodosound han encontrado una buena fórmula y ahora toca mejorarla. La cantante domina su registro de voz y lo explota muy bien, hecho que se compagina con las bases y ritmos tirados por Dodosound, el verdadero protagonista del grupo puesto que recae sobre él la casi total responsabilidad de que la cosa tire adelante. Quizás respecto a esto, ya que han decidido como comentábamos antes llevar las vertientes más innovadores e digitales del reggae a los escenarios, seria interesante añadir algún instrumento más a la formación. ¿Una batería? ¿Un bajo? El tiempo y la carretera decidirán.

Y llegados casi a las tres de la madrugada (qué horas para un concierto en una sala, no?) y tras una introducción a cargo del speaker oficial de la noche Danny Trees, llegaba el turno del cabeza de cartel: Alex Bass y la Same Song Bad. A simple vista puede parecer curioso el hecho de que la estrella de la fiesta sea un proyecto jamás visto hasta el momento. Pero el resultado habló por si solo.

Antes de todo, cabe tener en cuenta que Alex Bass no es alguien que haya aterrizado por escenarios catalanes hace poco. El cantante de Badalona había tenido su primer contacto con la música jamaicana formando parte de la ya desaparecida banda The High Connection a lo largo de estos últimos años. A esto se le deben sumar sus constantes apariciones en sesiones y colaboraciones en conciertos que le han permitido coger un rodaje y conexión con el público más que envidiable.

DSC01070

Y que decir de la Same Song Band, una formación compuesta principalmente por miembros de la A4 Reggae Orchestra y otros proyectos musicales muy interesantes de la ciudad que reflejan algo que se viene cociendo en Barcelona des de hace cierto tiempo: una nueva escuela del reggae, de mucha calidad, nuevas formas de entenderlo plasmadas lo más fiel posible dentro de los cánones ya establecidos en otros lugares del mundo. Al nivel artístico de los músicos se le debe sumar el talento técnico del ingeniero de sonido, que con una mezcla impecable sumó varios dubwise que solo hicieron que mejorar la actuación.

El show empezó con un mash-up de lo que viviríamos a lo largo de la siguiente hora. El concierto resumido en tres minutos, buen inicio. Lo siguieron grandes riddims versionados con letras del propio Bass así como todos y cada uno de los temas que conforman su recién salido EP “Thanks for Life”. Real Rock, Hot Milk, Honey Pot, Ice Cream Love o Promised Land, uno tras otro sin parar ni un momento, hecho que los diferenció mucho del primer grupo, puesto que el directo fue de lo más enérgico. Especial mención para Josep Blanes, el trombonista que retó al equipo de sonido (unos Funktion One, para los más entendidos del tema) tocando sus inigualables solos encima de los subs sin micrófono alguno. Y ganó.

DSC01139

A una gran propuesta, una gran respuesta, y es que el público no defraudó a los músicos ni estos a los que habían ido, por curiosidad o por convencimiento, a ver la estrena de Alex Bass. Puro forward de absolutamente toda la sala fue lo que se llevó el cantante, hecho que se explica muy fácilmente: Barcelona tenia ganas de darle, por fin, el apoyo que se merece. Calidad, actitud, constancia y energía. Ha llegado su momento.

Como conclusión principal de la noche: promotores, apuesten por la música en directo. Un show como el de Alex Bass con una backing en formato sound system no habría funcionado ni la mitad. Grupos como Iseo&Dodosound no habrían llegado a Barcelona por demanda popular y ahora seguro que ya son bien conocidos entre los principales espectadores locales. La música en directo luce mucho más, culturiza al público y queda lejos de la alienación que se observa habitualmente en muchas fiestas un fin de semana cualquiera por la noche.

Dejemos dentro de la mesura de lo posible la rentabilidad lo máximo apartada y fomentemos todos y cada uno de los proyectos de calidad con banda que están surgiendo, que no son pocos. Music is a mission!

Jon Greenwood Albareda ACR

Fotos: Cristóbal Quesada

 

Tags: , ,