Home » Galería de Fotos Reggae.es, Portada, Reseñas discográficas, Sin categoría

“Estoy aquí para quedarme” Te contamos que nos ha parecido el nuevo disco de Alex Bass

Enviado por el 21 Abril, 2017 – 17:24 Comments

Pues que suerte he tenido que el nuevo disco de ha caído en mis manos antes de lo que esperaba. Suerte, en parte porque me toca ahora contaros lo que he sentido con apenas un par de escuchadas. Valorar a primera veladura, a vola pluma es siempre complicado y casi nunca me siento preparado para ello. Me disculpo por las posibles meteduras de pata que pueda ocasionar.

No es ningún secreto que en esta web, y en nuestra asociación le seguimos la pista a Alex Bass muy de cerca. Incluso nos lo trajimos a Ciudad Real el año pasado al escenario Sound System de nuestro Pandorga Reggae Fest y este año repetiremos con la banda al completo.

“Thanks For life” fue su primera referencia en solitario, después de una temporada como vocalista de The High Connection y un EP de presentación producido por los madrileños Positive Vibz. Estos primeros trabajos son destacables en tanto en cuanto nos atisban el talento de uno de los artistas clave en la actualidad. Un artista que en “Thanks for life “encuentra su sonido, explorando los ritmos más clásicos jamaicanos con una métrica y un estilo lírico mas moderno. Aún resuenan en nuestras cabezas superhits como “Thanks for life”, Rise & Shine o el bailable “Come to di Dance”.

Ahora llega “Bassically”, el próximo 5 de Mayo, tras un viaje a Jamaica. Viajar a la isla de “nuestra música” es siempre una experiencia transformadora y seguramente Alex habrá recogido un buen montón de cosas que volcar en este “Bassically”.

En este nuevo hito el de Badalona se echa a la espalda todo el trabajo vocal, no existe ninguna colaboración ni hay ningún artista invitado. No hace falta, Alex se siente fresco y novedoso en cada uno de los 12 cortes, ingeniándoselas para ofrecer un “mood” distinto en los diferentes temas que componen el disco. Además, él mismo ha compuesto las líricas siendo el protagonista absoluto en la obra…o casi, porque la Same Song Band ha cuajado un trabajo EXTRAORDINARIO.

La banda no es sólo un colchón musical

Alrededor de un robusto esqueleto rítmico, responsabilidad del bajista “Kinkinho” Zudaire, del batería Roger Villanueba y de la guitarra rítmica de Martin “mato” Anderson, se construye una arquitectura sonora incontestable a la que se le van añadiendo innumerables matices. Otger Ibars incorpora unos agradecidos teclados aportando una textura especial a la base rítmica. Nada sobra y nada falta. Cambios de registro, pasando a riddim, a dub wise, introduciendo efectos de dub y todo tipo de recursos. Todo esto remarcado con unos estupendos vientos y unos coros, competencia de Paula Bu y Emma Youth, que acompañan muy bien. King Siva,  Oriol Escolano y Josep Blanes se encuentran, vigorosos e imaginativos  con los arreglos de viento-metal. Algo que se agradece mucho, pues pocas producciones cuentan con una sección de vientos tan inspirada.

Todos los músicos son viejos conocidos de la escena catalana, militando en formaciones tan potentes como la A4 Reggae Orchestra, Cold December y algunos de ellos incluso estudiaron en la misma escuela, La escuela de música moderna de Barcelona, donde Alex Bass entrenó y aprendió a usar su voz. arropan como ninguna otra podría hacerlo, las singulares filigranas vocales que Alex tiene a bien obsequiarnos. La química con la banda es sensacional, fusionando los elementos con creatividad, de manera muy orgánica y haciendo que lo difícil parezca extremadamente sencillo.

La voz. Un indiscutible talento

La faena lírica está rematada con elegancia y profesionalidad; Alex Bass huye de lugares comunes, muy habituales en la música jamaicana y casi como un “crooner” despliega un amplio abanico de recursos vocales. Modulando perfectamente, subiendo y cambiando de escala tonal y jugando con los fraseos del bajista.  Sabe donde arriesgar y donde mantenerse sobrio. Mirando al rocksteady jamaicano en la mayoría de los temas pero con una voz, muy personal, con un color precioso, aterciopelado, que nos recuerda un poco a Chronixx pero con una intención a lo Bitty Mclean o Romain Virgo, si queremos ubicarle dentro de un estilo bien diferenciado.

y su gurú aplican su alquimia en la dirección musical para que todo suba un par de enteros, los arreglos son espectaculares. Lo cierto es que trabajar con el equipo de La Panchita da un plus a cualquier grabación, por su profesionalidad, su buen gusto y la cantidad de buenas ideas que aportan en el proceso de producción. Sin mayores explicaciones, de ahí han salido joyas como el último disco de Adala, Sr. Wilson o las producciones One Riddim de Rebelmadiaq. Sus trabajos hablan por ellos.

Barcelona no es un mal lugar para que tu carrera musical se nutra de los contactos necesarios, de excelentes músicos y del acceso a un circuito en el que desarrollar tu pasión y tal vez ganarse el pan con esto de la música, pero si Alex Bass hubiese sido jamaicano no tendría nada que envidiar a los grandes músicos que pueblan la isla actualmente y medio mundo estaría tras su pista.

Y estás son las impresiones que humildemente os dejo del disco, apenas paladeado. Tal vez un oído más experto sepa verle las costuras y tenga algo mas que decir. Os esperamos en los comentarios. A mi me ha encantado. En estos tiempos en los que la mediocridad impera es gratificante saber que hay gente a la que le espera un futuro brillante, si son capaces de continuar haciendo música con corazón, inspiración y talento.

De momento , en unos días, el 28 tenemos el primer single “My Shining Star”. Stay Tuned.

Texto: Alberto “Lupo” Guzmán

Fotografías:  para ACR.

 

 

Tags: , , , ,