Home » Proyectos ACR, Reportajes

Essential Top 50 Reggae

Enviado por el 5 agosto, 2011 – 14:03 Comments

Big Tunes Ever by Carlos Monty

Lalo ACR me pidió como a otros tantos panelistas de los ACR Meetings, una lista de 30 ó 40 de mis reggae tunes favoritos y el porqué de su inclusión, para poder elegir él. Dado que me era imposible hacer una selección así, más allá del puro criterio personal de cada momento, me quejé y llegamos al acuerdo de que no se trataba tanto de las “mejores” canciones de cada uno (cada cual tendrá su lista), ni de los mayores éxitos internacionales o locales en Jamaica, sino de aquellas que marcaron un antes y un después, que abrieron un camino, una escuela, una evolución, o que dejaron una huella imborrable. Así que, ya metidos en faena, he redondeado hasta 50 dejándome fuera olvidos imperdonables a sabiendas, y sin saberlo, porque mi memoria es corta a cierta edad, después de mucho fumar y beber. Por ejemplo, omitir a Freddie McGregor y Max Romeo, o tener que reducir a Beres o Cocoa Tea a meras colabos, es una vergüenza.

Que el cielo de Zion me perdone. Tener que sacar de la lista a Elephant Man y su “Nuh Linga” o a Mr. Vegas y su “Head High” es para que no me dejen entrar en Kingston en años, lo sé. Por callarme a Anthony B ya me hago el harakiri yo mismo. Pero os aseguro que todos los que están, son, a propósito sin numerar, y más o menos agrupados por épocas y estilos.

Así que, calentando motores para el Discoforum del día 20, espero que disfrutéis tanto como yo, leyendo y escuchando a la vez. Casi todas las canciones se pueden encontrar hoy día en internet, aunque cuando he marcado un formato concreto, es porque las versiones en vinilo tienen otro sabor. O sea, que cuidado con lo que bajáis o reproducís, que por ahí hay mucho fake.

Y si os pica la lista por las omisiones o los comentarios, ya sabéis para que vale el post que hay más abajo. Big tings a gwaan, massive!!

Don Drummond & The Skatalites – Man in the Streets (1965 via Trojan)
Nunca nadie como él ni antes ni después, llevó tan lejos el jazz en el Caribe, ni contestó desde las islas el “Tequila” del latin jazz de Dizzy Gillespie, ni dirigió el ska a rastafari. Genio y figura.

Lee Perry – The Upsetter Dub 7” (1968 Studio One)
El principio de todo. Su ritmo retrasado y perezoso. Su riff caribeño. Su sabor a isla por los 4 costados. Empieza el reggae, como lo conocemos. Scratch la regrabó en 1974 para su propio sello Black Ark.

Familyman Barret – Rebel Am I 7” (1968 Rare JAD Single)
El inicio del verdadero sonido one-drop de los Wailers, más allá de Lee Perry, dando respuesta al “Soul Rebel” en clave “índica”, con la influlencia afro-oriental que después desarrollaría Augustus Pablo, con la trompeta de Tommy McCook y los teclados en primer plano.

The Heptones – Party Time 7” (1968 Studio One)
Máxima expresión del esplendor de los tríos vocales que Coxsone buscaba desde los inicios, tratando de copiar los éxitos de Motown. En 1976, Lee Perry regrabó una versión más atmosférica que mantenía el soul jamaicano de la original. Riddim inmortal.

Jimmy Cliff – You can’t get it if you really want (1968. Leslie Kong)
El verdadero embajador y pionero de Jamaica en el mundo. Otros éxitos como “Waterfall”, “Sitting in the Limbo” y “The Harder they come” le hicieron famoso mundialmente, pero esta canción expresa mejor que ninguna el salto del ska al reggae, el salto de los sueños isleños de lo que nunca tendrán, a la locura del Gran Mundo.

Alton Ellis – I’m still in love with you, girl 7” (1967 Studio One)
El gospel y el soul de la mano en Jamaica con la voz de un ángel. Mi melodía favorita de los muchos himnos del cantante de los cantantes jamaicanos con ese poso a lo Bunny Lee en el fondo.

John Holt – A Love I can feel 7” (1970 Studio One)
El socio de Ellis y líder de los Paragons del rock steady, inventando el lovers-rock 10 años antes de Sugar Minott en un riddim imperecedero.

Toots & The Maytals – Pressure Drop 7” (1970 Beverley)
Una de las más finas producciones del chino Kong en uno de los inmortales ejercicios de Toots Hibberts para evolucionar el ska hacia el reggae sin pasar por el rock steady. Do the Reggay

Delroy Wilson – Better Must Come 7” (1972 Bunny Lee)
Comienza el skank, el balanceo surgido del espacioso dub, que le sirve al azúcar de las producciones de Lee para este anthem glorioso de positivismo en la voz sufferer del soulman Delroy Wilson, como antes ya había hecho con el “My Conversation” de Slim Smith & the Uniques. De hecho, fue slogan publicitario de la exitosa campaña electoral del PNP que llevó al izquierdista Manley al poder.

Abyssinians – Satta Massagana (1969 Studio One)
Primer éxito masivo del back to Africa en amárico original de Etiopía. Desde entonces el rastafarismo tuvo una ascendencia etíope en lo músical que se hizo indisoluble. Aunque Coxsone la grabó entonces, no fue hasta 1976, que Clive Hunt y Geoffrey Chung la editaron en el Lp homónimo en JA vía sello Pentrate, que permanece como clásico roots de todos los tiempos.

Augustus Pablo – Java 7” (1972 Randy’s)
Primer gran éxito de la influencia oriental en el reggae. La originalidad de la melódica y el órgano y los riffs de guitarra le convirtieron en una influencia espiritual imperecedera.

Jackie Mitoo – Drum Song 7” (1969 Studio One)
El legendario teclista de los Skatalites y luego de la banda de studio Soul Vendors, en uno de sus más celebradas exhibiciones sobre base nyabinghi con esa ralentización de los dibujos del hammond y ese aire eterno que le hizo tan inmortal entre los músicos de reggae y dub como en los piano-bar de los resorts jamaicanos.

U-Roy – Wake the Town / Rule the Nation 7” (1970. Duke Reid-Bunny Lee)
Histórica sesión de grabación que dio nacimiento al rap moderno. En su momento triunfó “Wake the town”, la versión deejay del popular “Girl, I’ve got a date” de Alton Ellis, pero con el tiempo fue la cara B influenciada por su mentor King Stitt, la que consiguió un hueco fijo en el oído de los soundsystems de todo el mundo.

Roy Cousins & The Royals – Pick up the Pieces 7” (70’? Studio 1/Sound Dimension)
Uno de los scorchers de Coxsone más underground, que todavía hoy son recordados, por ejemplo por Mickey Dread en su sound Channel One. Las armonías vocales no tienen nada que envidiar a Satta Massagana, aunque el riddim es mucho más urbano. Puro sugar & spice

Mighty Diamonds – I need a Roof (1976 Virgin)
La expresión suprema de la rebelión rocker de los sufferers de Channel One. Nunca nadie había cantado a los “homeless” llegando tan profundo con esas trompetas que te hacen bailar al tiempo que la voz de “Tabby” Shaw te rompe el alma. De su primer álbum “Right Time”, todo un clásico del nível de su inmortal “Pass the Kutchie”, que luego hicieron mainstream los protegidos infantiles de Third World en Inglaterra, Musical Youth.

Bob Marley & The Wailers – Jah Live 7” (1975 Tuff Gong)
Hay muchos himnos del gran Bob, pero ninguno tan influyente en la evolución rasta como éste, con el que las sesiones de grabación en Hope Road, se pararon durante meses, y donde Marley reinventó la esperanza rasta y la eternidad de Selassie tras su muerte, al amparo de las influyentes 12 Tribus de Israel

Peter Tosh – Legalize it (1976 CBS)
Sin la sombra de Bob Marley como en “Get up, Stand Up”, sin duda el tope reivindicativo y creativo del rocker de los Wailers. Si ya era leyenda, esta canción le convirtió en gigante del reggae por méritos propios. Aunque luego siguió la secuela con Bush Doctor de la mano de los Stones, el ícono ital de la ganja nunca volvió a ser superado.

Burning Spear – Slavery Days (1975 Mango/Island)
Aunque “Marcus Garvey” y “Man in the Hills” al año siguiente se llevaron la fama, esta canción de panafricanismo irredento cardó la lana, como saben todos los defensores del back-to-africa. El One-Drop de la batería, el teclado aguardientoso y las trompetas de babilonia te meten en el arca de Noé dirigidos por la voz rota de Winston Rodney. El abecedario del reggae-roots.

Culture – Two Seven Clash (1977 Joe Gibbs)
El Panafricanismo de Marcus Garvey llevado al extremo palabra por palabra en esta profecía bíblica. Aunque Joseph Hill defendió al máximo nivel la culture africana durante años, esta gema aun brilla.

Dennis Brown – (Don’t) Want to be no General 12” (1983 TAD/Yvonne’s)
El Príncipe Coronado del Reggae llegando a la cima del roots-reggae, con lo mejor del género, los Roots Radics y los Aggrovators en las backing band del Lp “Satisfaction Feeling”, y Sly & Robbie en la base rítmica y los efectos. Letras antimilitaristas en su faceta más conscious y un mantra sonoro que se te pega para flotar y volar.

Gregory Isaacs – Soon Forward (1979 Virgin/Frontline)
Cumbre del Coolruler más roots, pero también de Sly & Robbie y del mismísimo Dennis Brown haciendo coros en el álbum. De los muchos “anthems” del mejor susurrador del micro, su “turn me on, turn me on, now”, se te clava como el cuchillo de la guitarra de Sly Dunbar sobre el skank de Robbie Shakespeare.

Bunny Wailer – Rootsman Skanking/Coolrunnings (1982 Sonic Sounds. Live at Madison Square Garden, 1986)
Aunque ambas son pertenecientes a su disco “Rock ‘n’ Groove”, hemos hecho una excepción para ilustrar una de las mejores exposiciones de la fuerza tribal del Antiguo Testamento que se recuerdan, en este inolvidable show del patriarca de la Solomonic Reggae Orchestra con 18 músicos en el escenario y números incluso de claqué a la jamaicana. El combinado de estos temas es uno de los momentos cumbres del show y también de su carrera. Si aún no lo has visto, a qué esperas para bajártelo.

Jacob Miller – Tired fi lick weed in a bush 7” (1976 Says)
Aunque “Tenement Yard” es más recordada y tuvo más éxito, y su grupo “Inner Circle” pasó a la historia del mainstream con “Bad Boys” para el TV Reality “Cops”, este himno anti-prohibicionista que repasa todos los garrison de Kingston, explica a voces por qué Jacob Miller, tío de Maxi Priest, está considerado uno de los mejores cantantes reggae de todos los tiempos, con ese soul contenido y esa forma de alargar las sílabas, siempre imitado y nunca alcanzado tras su muerte en un accidente de coche en 1980. Echadle un ojo en la peli “Rockers”.

Third World – Cool Meditation (1979 Island)
Inefable pildorazo pop como pocos, que abrió el reggae a los clubs blancos como “Night Nurse” 3 años después, con esa armónica inmortal y esos falsettos que recordaban a los Four Tops en la era disco, sobre un skankin lleno de clase. Del esencial “Journey to Addis”. Ya, ya, “Now that we found love” marcó una época hasta en España.

Sugar Minott – Hard Time Pressure (1980 Island)
Grabado por Prince Jammy en Channel One, representa el punto exacto del salto del roots reggae al lovers rock que tantos éxitos y prestigio le reportarían en los 80. Insustituible en el sugar & spice

Willie Williams – Armaggideon Time 7” (1979 Coxsone)
Uno de los últimos scorchers de Dodd que tuvieron éxito mundial, ya desde NYC, sobre todo después de la adaptación de The Clash. De hecho, basado en el riddim Studio One “Real Rock” de 1968, permanece como uno de esos hits underground en todo “sound” que se precie.

Dillinger – Cocaine in my Brain (1979 Joe Gibbs)
“Eh Jim, just a minute, yo’”. La era de los bad boys modernos de la mano del hip-hop de Nueva York y los gangs de las drogas ha llegado. Y tenía que ser con el más sarcástico y bizarro de los toasters, colgado del punk- funk y la galaxia funkadelica . Siiiiicckkk!!

Dr. Alimantado – Best Dressed Chicken in Town (1978 Black Ark)
Simplemente maaaddd… Infeccioso desde el primer compás, los ecos y la perversión del toasting de U-Roy por los jóvenes de la coca, abriendo una nueva época, más violenta y salvaje, en esta versión loca del “Ain’t no sunshine” en el final de la era natty dread y que directo desde el gueto, supera muchas producciones del mismísimo Upsetter. Esencial.

Junior Byles – Fade Away (1975 Kaya)
Producido por Joseph Hookim para el sello Kaya y grabado en Channel One, Junior Byles que había sido artista de cabecera de Perry tras abandonarle Marley, y que se había visto decepcionado tras su apoyo a la elección de Michael Manley en el 72, llega a la cumbre de su estilo profundamente rasta, ital y vulnerable en este clásico que fue éxito instantáneo a los dos lados del charco. Las grandes esencias se guardan en tarros pequeños. Ideal para las muchas versiones toasting que ha tenido después.

Israle Vibration – The Same Song (1978 Top Ranking)
El trio de poliomelíticos Skelly, Apple y Wiss, fieles seguidores de las 12 Tribus de Israel, son bien reconocidos en Europa con el apoyo de Roots Radics, por ser defensores con sus armonías vocales y tradición musical, de las esencias del classic roots reggae en los 80, contra viento y marea. Aunque un año antes tuvieron cierto éxito con el single “Why Worry”, esta canción que daba título al primero y mejor de sus álbumes, es una antología del género.

Frankie Paul – Pass the Tu Sheng-Peng (1984 Channel One)
También llamado Kushunpeng, y con los Roots Radics en el riddim, es otro big tune adaptado por Junjo Lawes del Darker Shade of Black de Jackie Mitoo, y dedicado ingeniosamente a la ganja. La enorme voz góspel del ciego Frankie Paul ponía el resto.

Yellowman – Zungguzungguguzungguzeng (1982 Junjo Lawes)
Real King del Dancehall moderno. El albino maltratado que convirtió el drama personal en humor bizarro y trajo el slackness a las letras y los shows, que son señas de identidad del dancehall desde entonces, en el tema que lo convirtió en estrella internacional hasta hoy día. Si no hubiera nacido habría que inventarlo. Además el riddim “Disease” que le sirve de base es uno de los más sampleados de la Isla desde entonces.

Barrington Levy – Under mi Sensi (1984 Jah Screw)
Legendario himno fumeta – “Hey, Babylon, you no like ganja man, but ya weed bring da foreign currency pon di island!/ To Babylon no badda charge me, SAY!”, con un riff de guitarra que ha pasado a la historia de los más sampledos del dancehall. El estilo vocal único de Levy es una de las señas de identidad del dancehall clásico, que luego sirvió de inspiración al estilo Waterhouse de Michael Rose y otros. Heeyy….

Tenor Saw – Ring the Alarm (1985 W. Riley)
Seguramente el riddim “Stalag 17” sobre el que se basa este himno, haya marcado un antes y un después en el dancehall. Aunque dicen que Max Romeo la grabó en el 72 pero nunca se llegó a editar, a quién le importa. No hay nadie que se precie desde los 80 que no haya cantado o pinchado sobre este riddim alguna vez.

Wayne Smith – Sleng Teng (1985 Jammys)
No necesita presentación. El principio de todo en el salto del dancehall analógico al digital y la coronación definitva de Jammys. Ese bajo tan killer puso el riddim bajo el foco protagonista y todavía lo hace hoy día.

Junior Reid – One Blood (1989 Big Life)
One Blood, One Heart, no digo más. Tras sustituir a Mykal Rose al frente de Black Uhuru, puso en primera línea internacional el conscious dancehall cuando casi nadie lo hacía, con su letra de resistencia a la opresión en Babilonia. Himno internacional sobre todo para los jamaicanos overseas. Boom-Shack-a-lack-a!!

Cutty Ranks – The Stopper (1991 Fashion UK)
Después de pasar por todos los sound de la Isla, es curioso que el deejay estrella de la esencial Penthouse, acabara grabando en UK el definitivo himno que haría internacional al raggamuffin, con ese boom-bap terminal que se quedaría en el género para siempre.

Tony Rebel – Fire Burning 7” (1991 Penthouse)
Con el feat. de Marcia Griffiths, este aprendiz de la Youth Promotion de Sugar Minott y vecino de yard de Garnett Silk, fue de los primeros en fichar con Donovan Germain y en reivindicar la tradición cultural del reggae en el dancehall, lo que llegaba a extremos gloriosos en este clásico sobre el riddim “Feeling Soul”. Memorable y entrañable.

Garnett Silk – Complaint 7” (199? Penthouse)
Aunque la melodía vocal de “Hello, Mama Africa”, su mayor éxito, permanece más en el imaginario general de los amantes del reggae, este reclamo que su amigo Buju versioneó hasta la saciedad, es para mí el mejor ejemplo de como un cantante y no un deejay ni un singjay, puede llevar al éxtasis un ritmo dancehall. Por eso es recordado junto a Dennis y Jacob Miller como uno de los mejores cantantes reggae de todos los tiempos.

Shabba Ranks – Dem Bow 7” (1991 Epic)
Gracias a los buenos oficios de Sonia Pottinger como A&R de CBS, Shabba popularizó el músculo jamaicano en USA, abriendo la puerta de par en par al mercado del dios Dólar a todos los ruffnecks que siguieron después de él, hasta convertirse en un verdadero sex-symbol. Pero además este single sobre el riddim Pocoman Jam, abrió los ojos a los latinos hasta el punto de ser el riddim base sobre el que evolucionó el actual reggaetón.

Mad Cobra – Flexx (Time to have Sex) (1993 CBS)
Otro grande de la factoría Penthouse que rompió las listas de rap americano con este proverbial ejemplo de cómo los jamaicanos pueden tratar el sexo en sus canciones, y conseguir hacerlo comercial, sin dejar de ser casi explícito. Utilizando el “Just my Imagination” de los Temptations, tuvo tanto éxito que tuvo secuelas igualmente exitosas en clave r&b como “I wanna sex you up” en la popular “New Jack City”.

Garnett Silk, Cocoa Tea & Charli Chaplin – Every Knee Shall Bow 7” (1995 VP)
Espectacular ejemplo de las exitosas “wicked combination” a trío, tan de moda en los 90, que superaba con mucho el original de Garnett, con la aportación más “bíblica” de lo habitual en él, del deejay Charlie Chaplin y el contrapunto vocal en clave dancehall clásico del gran Cocoa Tea. Insustituible en los sounds de la 2ª mitad de los 90.

Buju Banton – Destiny (1997 Penthouse)
El bad boy de “Champion” y “Boom Bye, Bye”, el gato negro, el malísimo Gargamel, convirtiéndose en profeta rasta. Algunos dirán que es una aberración, pero para muchas nuevas generaciones este himno africanista no tiene nada que envidiar al “Redemption Song” y todavía hoy suena igual de vigente que entonces. Además esta renovación terminó de consolidarlo como gurú jamaicano en California y toda la Costa Oeste.

Sizzla – Babylon a listen 12” (1997 Xterminator)
Imposible escoger un solo tema del singjay más controvertido e influencial de la historia del reggae, así que lo haremos personal, porque todo con Kalonji es personal. Me quedo con su registro del riddim “Mean Girls” que grabó Fattis Burrell simultáneamente para Capleton sin superar la toma de Sizzla, porque es uno de esos raros puntos de equilibrio en su carrera entre sus dos registros: el rasta de love&peace y el airado y bumboclaat, con toda la fuerza de la voz todavía joven de “Praise Ye Jah”.

Beres Hammond & Buju Banton – Pull it Up 7” (1999 Penthouse)
Claaasssic Chune de los Wailin Souls “Things & Time”, popularizado por el azúcar del irresistible Beres con los arañazos de Buju en su máxima expresión, para uno de los más jubilosos rompepistas dancehall que se recuerdan, con el “Action” de Nathine Sutherland y Terror Fabulous. Cantada en solitario, Beres también la editó simultáneamente para su propio sello “Harmony House” bajo el título de “Can You Play Some More”.

Capleton – Who dem? (Slew Dem) (1999 Mentally Disturbed)
El bombero en pleno efecto. JA no sería lo mismo sin los lanzallamas que se popularizaron en sus shows, gracias entre otros a este pepinazo, producido y arreglado por Ward 21 y King Jammys y editado originalmente en el subsello de éste, aunque luego apareció en el Lp “More Fire”. Es verdad que su registro rasta desde “Raggy Road” también había contribuido a hacerle muy popular fuera de JA, pero su influencia internacional definitiva desde que subió los decibelios de la cruzada unabomber en “Pure Sodom” en el 97, está aquí en el paroxismo de esa voz rota que creó escuela.

Beenie Man – Zim, Zimma (Who Am I) 7” (1998 Greensleeves)
Aunque los buenos aficionados guardamos casi más en el recuerdo “Romie”, “Girls dem Sugar y “Nah Bow” hay que reconocer que el rey de las Dancehall Queens llegó al top con esta competi de Mercedes y BMW sobre el riddim “Playground”, y que su popular “oh, na, na, na, na, na/ zim, zimma/ who got the keys to my bimma” llegó tan lejos que hasta el mismísimo Redman tuvo éxito con su propia versión en las listas de hip-hop.

Bounty Killer & Barrington Levy – Living Dangerously 12” (1996 VP)
Brutal éxito hasta en el Billboard que convirtíó al duro Killah en leyenda internacional y gloria nacional, aunque Kartel haya tratado de enterrarlo. Bounty habrá hecho muchas cosas, unas más brillantes y otras más planas, pero su inapelable estilo vocal unido al irresistible timbre de Barrington Levy y un ritmo infeccioso por debajo, reventó los clubs del mundo entero. The Alliance!

T.O.K – Chi-Chi Man (1999 VP)
“From dem a par inna chi chi man car/ blaze di fire mek we bun dem!!!! (bun dem!!!!)…”. Quién no ha coreado ésto alguna vez?. Alex, Flexx, Bay-C y Craigy T se llevaron el gato al agua en la época de las grandes crews, con su abuso del drama y hasta la opereta con la llegada del 2K (alguién se acuerda de Bucaneer?) con este himno que hizo comercial la homofobia rampante en la Isla durante todos los 90.

Vybz Kartel – Ramping Shop (2008 NotNice)
Gaza te gustará o no, pero estareis de acuerdo que Ramping o Romping Shop es una joya del slackness en versión moderna, donde sin dejar de ser amable se es todo lo explícito que el dagga puede ser, como ya hizo Cobra con “Flexx”. Esto puesto en el contexto del “Dancehall Hero” actual hace que el número permanezca en la memoria colectiva por encima de su autor por mucho tiempo.

Tags: , , , , , ,