Home » Crónica de evento, Proyectos ACR

“De sibaritas y para sibaritas” Crónica de Groundation en Barcelona

Enviado por el 1 mayo, 2015 – 12:00 Comments

GROUNDATIONEl pasado domingo 12 de abril fue un día muy esperado en Barcelona por algunos. Algunos que creían ser pocos y fueron una auténtica massive. aterrizó y arrasó. La sala Bikini se llenó hasta los topes, y muchos no sabían exactamente que estaban a punto de ver y escuchar (excepto unos pocos, que eran los que no pudieron resistir la tentación de volver a oírlos en directo).

Groundation es de esa clase de grupos que te devuelven la esperanza de pensar que la música de hoy en día aún nos puede regalar perlas auditivas. Este concierto fue una magnífica prueba de ello. No podemos negar que fuese una noche de reggae, efectivamente siempre mantuvieron un pie en él. Pero el otro pie dio sorprendentes saltos por géneros y estilos que no dejaron a nadie indiferente. Las entradas y finales de tema, así como los enlaces o las marcas a medio tema eran de una complejidad rítmica brutal, lo que no es muy habitual de ver en la escena reggae.

Para entender bien la selecta receta de Groundation hace falta conocer cada ingrediente al detalle: Un batería muy versátil y ecléctico, con una facilidad impresionante de cambio de ritmo y carácter; un bajista y un teclista bien arraigados en el buen jazz, soul y funky a la vez que empapados del mejor reggae; una trompeta y un trombón con un sonido comprimido y suave (de esos del swing de los años 20) y dos fantásticas coristas jamaicanas, con la fascinante potencia de las voces negras y una asombrosa calidad en la afinación. Solo falta añadir a la voz, Harrison Stafford. Su peculiar y a la vez prodigiosa técnica vocal sumada a la sutileza de los arpegios de su guitarra son la firma definitiva. Y es que además, el técnico de sonido era de la banda (lo que se agradece muchísimo, más aun con la calidad de sonido de la sala Bikini).

Pasaron como si nada por el roots, el rocksteady y el rockers, llegando hasta el más puro estilo dub, pero sin perder es toque jazzytan personal. No faltaron los momentos espirituales de tambores Nyabinghi, nj tampoco la potencia de los buenos dubwise. Pero lo que abundó (afortunadamente, por supuesto) fueron los solos. Ellos son conscientes de que hacen solos únicos, de modo que ¿cómo hacer el concierto más irrepetible? Pues con solazos como los del teclista, Marcus Urani, quien hizo entrar en trance al público con un teclado estilo Ray Charles y unas cadencias muy burlonas, dignas del funky del rey James Brown. Y cómo olvidar el protagonismo del bajista (“Iron” Ryan Newman) en el tema SilverTongue Show, compuesto por él mismo, para lucirse bien a gusto.

GROUNDATION

El público estuvo más que entregado las casi dos horas de concierto. Había personas de edades muy distintas, pero con un forward incansable todas. Se las podía observar una por una cerrar de vez en cuando los ojos y sonreír, por puro placer auditivo. Y merecedora de especial mención fue la inmensa ovación que terminó por ganarse el último tema, Picture onthe Wall (toda una delicia).

El sentimiento de gratitud hacia Groundation, pues, es enorme. Gratitud por demostrar que la música reggae no es por fuerza “simplona” ni mucho menos “facilona”. Solo hace falta comprobar cómo se llegaron ganaron a la audiencia a base de roots del más lento posible, el arriesgado estilo Midnite. Es muy fácil buscar el aplauso subiendo el tempo, pero conseguirlo bajándolo siempre resulta memorable.

Gratitud también por hacernos entender que potencia no significa simplemente tocar más fuerte o más deprisa. Demostraron que la potencia sonora puede ser a la vez delicada e incluso suave.La gratitud se hace extensible la organización del evento, por supuesto. Ellos también fueron responsables de nuestra satisfacción aquella noche.

En resumen, la calidad del reggae de Groundation es siempre fácilmente apreciable por cualquier sibarita de la buena música (reggae o no). Fue una velada, precisamente, de sibaritas y para sibaritas

Texto: Mikel Pérez Terrón

Fotos: Laia Buira laiabuira.com  flickr

GROUNDATION

Tags: