Home » Crónica de evento, Dancehall, Dub, Early Reggae, Reggae Roots, Rocksteady, Sin categoría

“Historia del Reggae” Crónica del tercer día de Rototom Sunsplash 25 aniversario

Enviado por el 19 agosto, 2018 – 18:20No Comment

Tercer día de festival y fin de semana, el Rototom se llena de gentes de todo el mundo que acuden a la llamada del REGGAE, así en mayúsculas. La jornada se presenta interesante con un line-up de lujo con artistas de la talla de , , , , etc. Vamos, una delícia.

Empezamos la tarde con energía y mucha calidad sonora, The Skatalites fueron los encargados de abrir el Main Stage, con una formación muy alejada de la original pero que parece que no pierde la esencia al integrar viruosos como Sparrow Thompson a la batería, Val Douglas al bajo y Vin Gordon al trombón. El show empezó con su clásica cuenta atrás para dar comienzo a su Freedom Sounds que hizo que todas las que estuvimos ahí pasaramos de 0 a 100 en unos segundos. Durante la primera parte del show, The Skatalites se marcaron sus clásicos megahits, uno detrás de otro, guns of navarone, James bond, rock fort rock…

Al cabo de poco subió al escenario la ‘Reina del Ska’ Doreen Shaffer, miembro de Skatalites desde 1964 con una voz espectacular para sus 78 años de edad. Empezó con su big tune Can’t you see , y a partir de ahí siguió con un recital de temazos añejos. Destacar que tocó adorable you, primer tema que grabó en Studio1.
Después de Doreen, Derrick Morgan se acercó poco a poco al escenario cogido del brazo de su mujer, el jamaicano tomó asiento y empezó a cantar delícias como Moonhop, blazing fire o the conqueror. Derrick con 78 años de edad hizo lo que pudo para aguantar todo el concierto, pero su voz le pedía un descanso, todo y con eso, hizo vibrar el main stage. Y tal y como vino se fue acompañado del brazo de su mujer, con los deberes hechos y dejando la sensación de haber visto una leyenda viva de la música.

El show the Skatalites duró unas dos horas, justo cuando terminó, al cabo de poco subió al escenario e hizo lo que pudo para sostener a un público que se iba indignado hacia otros espacios del festival, mientras se iban escuchando comentarios de desacreditación e incomprensión. BadGyal hizo un show de 30 minutos, dónde junto a sus bailarinas estuvieron realizando coreografias y bailes dancehall. En cuanto a la voz, desde el segundo 0 llevaba puesto el autotune y no se lo quitó ni para quejarse de que hay gente en el reggae que no la aprecia pero que había gente que sí y eso la hacía feliz. Para acabar la justificación espetó que había venido a rototom como público todos los años, como si eso fuese garantía de algo para subir al main stage, que se supone que es un escenario dónde sólo los y las mejores pueden actuar, cada uno programa como quiere y para gustos, colores.

Por suerte después de Bad Gyal vino Romain Virgo para poner las cosas en orden. El de Saint Ann ofreció el show de la noche. Un derroche de energía y calidad musical y vocal, Romain Virgo siempre está en forma, a sus 28 años ya no es un rookie, sino un grande de la escena. Empezó el show combinando riddims clásicos con sus temas y empalmando un tema con otro sin dejar respirar al público, can’t sleep, leave people business alone, no money, fade away, temazo a temazo se ganó a los asistentes con un show espectacular. Hablando de amor, de rasta, de temas sociales, combinando reggae con raggamuffin y dancehall y una banda muy sólida realizaron un pedazo de show.

Para terminar las actuaciones del main stage del sábado, Tiken Jah Fakoly acabó de poner la guinda al pastel. El marfileño hizo un conciertazo, otro que no falla. Pudimos escuchar temas que ya seguramente serán clásicos para muchos de los amantes del reggae y concretamente del reggae africano. Tiken, se movió con energía de un lado para el otro, su voz sigue intacta y el setlist impecable. Voz excelsa la de las coristas, que estuvieron a un nivel superior, la banda que les acompaña también muy solida y como siempre dándole ése toque africano a la música de Tiken Jah Fakoly.
Después de tal derroche de energía, las piernas empezaban a notar el tercer día seguido de festival, pero por suerte nos esperaba Hollie cook en el Lion Stage y se nos pasó todo.

Hollie Cook es todo amor y felicidad, sólo hay que ver la sonrisa kilométrica con la que estuvo durante todo el concierto, un placer ver cómo una artista disfruta tanto de su trabajo y a la vez hace gozar a los asistentes. La británica hizo un repaso de sus tres álbumes de estudio, consiguiendo una mística hipnotizante especial. Con una banda de tan sólo 5 personas, consiguió sacar un sonido muy equilibrado siempre fiel a su estilo tropical, un lujo poder tener a artistas de esta talla en el Lion Stage.

A falta de la estajanovista sesión de Jah Shaka, que nos reseñará el compañero Igor, así terminó nuestro paso por el tercer día de festival, saliendo hacia el camping con una sonrisa gigante, intentando asimilar tantos buenos momentos musicales vividos en tan poco tiempo, mañana más.

Texto: Didac Garçot

Fotos: Raquel Antúnez

 

Tags: , , , , ,

¡Deja un comentario!

Debes estar registrado para poder hacer un comentario.