Home » Crónica de evento, Proyectos ACR

“Los Infiltrados” último día en Rototom Sunsplash

Enviado por el 25 agosto, 2014 – 18:55 Comments

Ms Lauryn HillEstamos seriamente apenados, no pudimos encontrar a nuestro amigo del gorro de Santa Claus en la noche de cierre del 2014. No sabemos si se le acabaron las pilas o la inventiva, pero lo ciertos es que no apareció, acaso lo engulló la marabunta que asistió al final del colosal evento. Un personaje con una piel de naranja a modo de solideo papal intentó substituirle, le agradecemos sus buenas intenciones, los resultados no fueron los mismos.
Morir de éxito, ese es el inconveniente que puede tener cualquier ciudad, celebración o festival cuando convoca más gente de la debida. Más hurtos, conglomeraciones y molestias varias que repercuten en el funcionamiento cotidiano. Está sucediendo en Barcelona y sucedió en el Rototom, la noche que Laurynn Hill, removió los cimientos de la instalación. Y todo ¿Para conseguir más audiencia, más trascendencia? El festival lleva triunfando cinco años y no necesita más alicientes que los que han estado creando y funcionado anualmente. La última noche del festival, se acabó la cerveza en muchos bares, la buena sintonía entre los asistentes y acabo transformando el evento en algo desnaturalizado.Por pocas horas eso sí, a la que desaparecieron los infiltrados todo volvió a su normalidad. Si alguien cree que estoy a favor de los ghettos se equivoca de raíz, creo que todos sabemos de lo que estoy hablando.
Tiempo habrá para hablar con la cabeza más fría y resumir los pros y los contras que ha tenido este año el festival, lo haremos próximamente más descansados, con las piernas menos hinchadas y sin la indignación que en estos momentos me impide ver las cosas con claridad. Procedamos a comentar la actuación de Miss Hill, uno de los mayores fiascos del festejo.
Suerte tuvo la estrella mediática, no me atrevo a calificarla de artista porque no dio la talla, gracias debería dar de tener a su lado tres magníficas coristas que le taparon sus desarreglos vocales. Es que siempre ha cantado con esa voz desgarrada, me comentan al oído. Cierto, pero una cosa es tener una voz personal que no necesita un timbre perfecto para emocionar y una muy distinta es estar en unas condiciones que no te permitan ejercer tu trabajo con dignidad. Estuvo mucho tiempo pidiendo más volumen a su monitor, no había más, el técnico rompió el botón de tanto forzarlo. Le echó coraje, sólo faltaría, pero antes de subirse a un escenario de esa categoría, uno tiene que ir a visitar al otorrino. No le favoreció una mala sonorización y una flojísima banda incapaz de darle punch a un show que no tuvo entereza visual, lo vistió el tedio y al que le faltó lo más importante: la música. De su versión de Killing Me Softly With This Song, mejor no hablar. Un batiburrillo en el que no hubo Soul, ni Hip Hop, Ni R’n’B, ni Reggae o tal vez sí, tuvo de todo y malo. Sólo en el momento en que aparecieron los sones de su extinto suegro Bob Marley, pareció cambiar de dirección, pero fue un espejismo. Un final de programación triste y desangelado. Decepcionante, aunque algún mal pensado crea que no, esperaba mucho más. No pudo ser.

Main Stage / Inner Circle
Iban de comparsas, se lo habían ganado a pulso años en los últimos lustros, pero fueron a la postre lo mejor del último día y me atrevo a decir que una de las más agradables sorpresas del festival, estamos hablando de InnerCircle. Demasiado tiempo dando bandazos sin ton ni son para seguir dando crédito a los hermanos Lewis, pero su mezcla de Reggae-Disco-Rock, si ser unprodigio, sigue funcionando y nos hizo bailar cual posesos. Here I am Baby fue la primera de una buena selección ejecutada con una dignidad y potencia que ya desearían poseer muchos de los que creen que ya pueden descansar. Show festivo, a la americana, pisando los terrenos del Mainstream pero agarrándose a su pasado con canciones como Tenament Yard o un Mix muy bien conseguido con We ‘a’ Rockers y el CrazyBaldhead de Marley (Jacob Miller, siempre en la memoria). No faltaron Sweat y su último gran bombazo BadBoys, creación de 1987 pero que aún utilizan de gran distintivo. La alargaron demasiado, un error que deslució en su epílogo una actuación como mínimo lúcida. Alguien preguntó por el “gordito” que tocaba la guitarra sentado en un monitor. Sin comentarios. Viva la ignorancia.
No ha sido el año de las grandes bandas italianas en el MainStage, los franceses han dominado ese terreno. Acostumbran a no fallar y casi no lo hicieron. Danakil son la habitual banda que mezcla estilos como el Roots y el Ragga sin fallecer en la prueba. Fueron de los pocos que trajeron metales, la crisis no perdona, y desplegaron un set más efectivo que emocionante. Utilizaron ritmos de Marley con elegancia y la combinación de cantante y Dj con solvencia pero se mostraron muy por debajo de formaciones tan asentadas del tipo de Dub Inc. Dignos con lagunas.
Acabado el revés de la Hill, las motivaciones por no abandonar el recinto se situaron en otros lugares.
BadaloniansSound están en el circuito por méritos propios y son indispensables en cualquier evento de Reggae. Destinados a citas de gran envergadura.

Main Stage / Danakil
La “Sole”, cómo llaman a Gemma ha vuelto y los KinkyCooCoo’s están felices. Superiores en los metales, tocaron sus canciones mezclándolas con clásicos de Ken Boothe entre otros con la calidad que acostumbran y que ya no es ninguna sorpresa. Su solidez está fuera de titubeoy convencieron plenamente. Christopher Ellis debería estar agradecido de ese apoyo que le tapó sus evidentes deficiencias. Su subsistencia como artista no debería depender de su ilustre padre al cual nunca podrá imitar ni parecérsele, ni él ni nadie. Le aconsejo humildemente que ponga los codos sobre la mesa y prepare su propio trabajo, con él se dignificará y encontrará nuevos horizontes con los que triunfar. Copiar no sirve, está demostrado.
Cómo cantaría María Jiménez, se acabó. Juro por Jah9, a la que estoy escuchando mientras escribo estas líneas, que en los próximos días recibirán un resumen de todo lo acontecido con señales y pocos pelos, que molestan.
Gracias por su atención y hasta la próxima.
P.D: Agradecimientos a Lupo por su paciencia, a Lalo por su liderazgo y a todos los miembros de ACR, unos ángeles que aterrizaron en Benicassim. Y no me olvido de Teresa Fontanelli de la cual debería escribir un artículo de tres páginas para hacerle justicia por el trabajo realizado durante todos estos años. Profesional como el más grande de los pinos y amiga para siempre.

Texto: Barracuda

Fotos: Violeta Palazón, Tato Richeri (Rototom)

Tags: