Home » Crónica de evento, Sin categoría

“La calma tras la tempestad” Crónica del penúltimo día de Rototom

Enviado por el 22 agosto, 2016 – 20:49 Comments

IMG_0148Ya en el penúltimo día de festival notamos como cada vez hay más espacio en el camping y menos bullicio en el recinto, después de tres días seguidos de mareas humanas se tranquiliza el ambiente y nos quitamos esa sensación de saturación.

Para abrir la jornada, retornan al Sunsplash los veteranos Sud Sound System, grupo de Reggae de Salento que son pioneros del género en Italia. Más de veinticinco años de recorrido avalan su nivel musical, muchos de los cuales son historia de Rototom.  Saltaron a las tablas y un ingente grupo de seguidores italianos gritaron, pero tristemente descubrimos que en la pista no había mucha gente.  Bang-a-Riddim es la banda que suele hacer los acompañamientos para el trío vocal y tenían guardados algunos clásicos cannábicos como Erba Libera y otros más sentimentales,  Casa Mia es buen ejemplo, que variaron la lírica para dedicarla a Rototom e introdujeron un emocionante solo de armónica. Finalizaron con su colaboración de Ska con Riva Starr Orizzonti dejándonos a los presentes queriendo tocar el cielo.

Rototom & Friends es un proyecto que ha llevado el festival por una gira europea portando el Reggae por bandera, para terminar donde empezó.  La banda austriaca Fireman Band es la encargada de poner hilo musical a los distintos artistas de New Roots. Los primeros fueron el dueto austriaco Iriepathie, que  consiguieron fuertes aplausos con Laut Sein y So Weit, ambas producciones de Irievibrations. Seguidamente nos hizo vibrar la fuerza de Jahcoustix, de nacionalidad alemana pero con canciones en ingles interpretadas con sentimiento al más estilo Rock Reggae. Raphael solista italiano, lleva una carrera corta pero en continuo ascenso, se maneja muy bien sobre el escenario e interpreta con fidelidad sus temas de estudio, remarcamos la versión Joker Soundboy con Tristan Palmer, para mí uno de los hits de este año. Cierra el show,  el jamaicano de nacimiento Randy Valentine pero residente en Gran Bretaña, con una vestimenta de corte moderno y texturas africanas.  Con desparpajo sobre el tablado y con unas coristas de lujo consiguió un sonido espectacular, que se apreció en Look Me In extraído del aclamado Penthouse Riddim. Brilló también en las últimas producciones de Joe Ariwa.

DSC04106

Los míticos Wailings Souls fueron recibidos por el palco con un fuerte ruido, desmerecido por el espectáculo que dieron, aunque las voces no desentonaron en ningún momento, no se sincronizaron entre ellos mismos ni con la banda, parecen que estaban en lugares distintos. Aún así nos trajeron sus clásicos Jah Jah Give Us Life,Kingdom Rise y Fire House Rock, que agradecimos y  coreamos al unísono.

Terminando con el excelente set encontramos al jamaicano Junior Kelly, artista de los noventa que nos sigue deleitando hasta la actualidad. El New Roots es hilo conductor  de buena parte su carrera, aunque en esta ocasión optase por un ritmo más acelerado, casi llegando . El año anterior sacó al mercado su nuevo álbum Urban Poet, del cual sonaron algunas canciones, pero fue con Boom Draw Love So Nice con los que reaccionamos más vigorosamente.

Aunque eran más de las una de la madrugada y su tienen un estilo Reggae en toda regla, Beres Hammond derrochó calidad por el Main Stage,  logrando conectar con el numeroso público manteniéndonos a todos bailando y siguiendo las populares letras. Con entusiasmo pudimos escuchar la canción Putting Up A Resistance en acapela, pero entramos en ebullición con I Feel Good que podía resumir el resto de la sensación del concierto.

IMG_9922

En Showcase ya sabíamos que era el lugar para bandas, pero me impresionó ver a una orquesta, una “big band” de música jamaicana, diecisiete músicos puestos en fila que ocuparon todo el escenario, creando una estampa perfecta. North East Ska Jazz Orchesta son un grupo italiano con arreglos jazzísticos, surfeando en el Ska, Rocksteady, Reggae, Dub e incluso el Steppa. Sus canciones para recordar fueron las versiones Caravan y Take Five, de Duke Ellington y Dave Brubeck, recordándonos la decisiva influencia que el Jazz ejerció en el nacimiento y desarrollo del género Reggae.

A la misma vez en Dub Academy, tuvimos la ocasión única de disfrutar de los vascos Iseo & Dodosound con The Mousehunters a los vientos en un Sound System de estas dimensiones. Creo que nunca se había visto un cuarteto de vientos-metal con Blackboard Jungle, y más con esa pareja que hacen Iseo y Dodosound. Primero una voz dulce que seduce desde los primeros segundos al escucharla,  por el otro lado producciones limpias y elegantes que dominan el Digital, añadiendo la fuerza de los vientos en directo nos da como resultado una fiesta para los cinco sentidos. Nos mostraron su álbum Cat Platoon masterizado por Antxon Sagardui de CrudoBilbao, del cual se me hace difícil decir una interpretación notable porque las fueron todas, prueba de ello fue la asistencia que recibieron.  Cabe destacar como respondió los fans a Zombies, además de One Chance de Gudaridub y la despedida con un nuevo trabajo que próximamente verá la luz.

Rubén Eslava Palomino

Foto: Cristóbal Quesada, Jep Jorba, Ángel Sorroche

_DSC4321

Tags: