Home » Crónica de evento, Proyectos ACR

Volando voy, Vacilando vengo” Rototom, Viernes 22

Enviado por el 23 agosto, 2014 – 21:23 Comments

MAINSTAGE / SHAGGYEl joven con el gorro de Santa Claus, se ha superado, es mi ídolo del festival. Ayer lo vimos con su habitual atuendo pero esta vez en lugar de un vaso vacío de plástico, llevaba una botella de litro de agua y un girasol de plástico en el lado derecho de su cabeza, me muero por saber que invento habrá ideado para hoy. Un genio.

Un miembro de la banda de Shaggy, lanza un ritmo Hip Hop de New York desde su computadora, el chulo jamaicano se enfrenta al público y les recrimina que deberían estar bailando otra cosa y escuchamos un pequeño fragmento de Volando Voy. Lo que a muchos les pareció una broma ridícula, fue a mi entender el resumen de cómo son los espectáculos de Shaggy, un divertimento absoluto. ¿Por qué me encanta Shaggy y detesto a otros artistas cuyo nombre prefiero olvidar? Básicamente por varias razones: Es un cachondo, canta mucho mejor, es más honesto y al igual que el algodón no engaña. Cierto es que la primera parte de su show fue algo “patillera”, pero le sirvió para calentar a un personal al que más tarde llevaría al cielo. En ese discutible tramo, mostró unas pinceladas de Bonafide girl y Oh Carolina un tanto cortas y estrafalarias, pero a partir de Strenght of Woman, Summertime y sobre todo al desgranar su último trabajo producido por Sly & Robbie, Out of Many One Music, se fue hacia arriba como un cohete y arrasó. Pletórico de fuerza física, en buen estado vocal y moviendo sus caderas de manera arrebatadora se metió al respetable en el bolsillo y alejó de nuestras mentes que aquello iba a ser un tongo. No estaban sus sosias Beres Hammond, Chronnix o Cocoa Tea, colaboradores del a mi parecer mejor disco de Reggae del pasado año, pero sus coristas y cantantes que lo arroparon le ayudaron a llevar a buen puerto temas como la enorme Fight This Feeling, Bridges o Like Never Before. Homenajeó a Dennis Brown en Sitting and Watching, a Chaka Demus & Pliers en Murder She Wrote, se recreó en It Wasn’t Me, voló literalmente en Fly High y acabó revolucionado a ritmo de Soca. ¿Es un vacilón? Sí. Pero sobre todo es un “entertainer” de tomo y lomo y un artistazo como la copa de un pino. Mi opinión parece de fan y probablemente lo es, sin embargo estoy plenamente convencido de ella. Ciclón Shaggy.

MAINSTAGE / FEMI KUTI

Mucho más entonado que la última vez que lo vi en Barcelona, Femi Kuti, lanzando fuego desde su saxo y teclados, no dejó indiferente a nadie y demostró que su colaboración en el festival tenía más sentido que la de un personaje que no me deja dormir desde hace dos días. Fue un show nervioso, de desgaste físico máximo en el que los metales cuando no tocaban botaban sin parar, sus bailarinas danzaban como poseídas y los sudores llenaban el escenario de goterones. Afro- Beat de primera clase.

Anteriormente que el nigeriano, pisó el Main Stage, Yannis Odua & Artikal Band, un voluntarioso cantante francés de Dancehall que pasó sin pena ni gloria, por su falta de talento y especialmente porque le precedieron The Twinkle Brothers, quienes protagonizaron una actuación memorable, Reggae Roots sin fisuras, con el verdadero espíritu Rasta y que a uno le produjo más de un lagrimón recordando un pasado, el de los finales de los setenta que no volverá.

Norman, fenomenal de voz y su hermano Ralston Grant, firmaron un set con canciones del tamaño de Repent, Faith Can Move Mountains, Since I Throw The Comb Away, Never Get Burn o un Jahoviah catártico que mezclaron con sus primeras composiciones de Ska y uno de sus últimos trabajos, una curiosa versión del Lady de Fela Kuti.

Les acompañaron entre otros los legendarios Black Steel y Dub Judah, formando un colchón musical grandioso. Si hablamos de Reggae, lo mejor del festival. Si hablamos de sentimientos, lo mejor del festival. Si hablamos de Rasta, lo mejor del festival. Piel de gallina.

Flippo

The Bluebeaters en el Ska Club y Downbeat The Ruler, quien estuvo espectacular en el Dancehall con una gran sesión de Roots dieron toque de distinción a la penúltima jornada.

Inner Circle serán los primeros en pisar el Main Stage en la última jornada del 2014 que cerrará su máximo reclamo, Lauryn Hill. Esperamos mucho de ella. Debería ser un gran colofón.

Mañana se lo contaremos y resumiremos una edición de la que se puede contar un montón de cosas, nos esforzaremos para hacerlo lo mejor posible.

Dedicado a Nuria, la encargada de mantener los servicios de la zona de prensa del festival limpios y resplandecientes desde hace ya 5 años. Una tarea poco valorada e imprescindible para los trabajadores. Mil gracias.

Texto: Barracuda

Fotos: Violeta Palazón, David Sandoval Cantos, Luca Valenta (Rototom)

Tags: